Síguenos
El equipo Plaza-Nadal sobrevive a las averías en el Montes de Cuenca El equipo Plaza-Nadal sobrevive a las averías en el Montes de Cuenca
El Toyota Land Cruiser del equipo Avatel con el que corren los turolenses Mónica Plaza y David Nadal. Archivo/Avatel

El equipo Plaza-Nadal sobrevive a las averías en el Montes de Cuenca

El tándem turolense sufrió un pinchazo en una escarpada zona del primer sector que le condicionó toda la prueba
La maldición de las averías llegó finalmente al coche de los turolenses Mónica Plaza y David Nadal, que este fin de semana sufrieron algunos problemas mecánicos en la quinta prueba del Campeonato de España de Todo Terreno que se disputaba en el entorno de Cuenca.

Un inoportuno pinchazo en el primer tramo hizo al los competidores del equipo Avatel a ir fuera de posición el resto del fin de semana, a lo que se sumaron problemas con el motor tras la reparación del neumático y con un amortiguador en la jornada del domingo, que les obligó a ralentizar la marcha para terminar en la cuarta posición de la carrera lo que, a falta de que la Federación Española de Automovilismo haga públicas las clasificación del Nacional, parece probable que el coche de los turolenses quede relegado a la tercera posición de la tabla en la categoría T2 de coches de serie con ligeras modificaciones.

Aún así, el tándem Plaza-Nadal sigue vivo en la competición y saborea el puñado de puntos con que se ha hecho este fin de semana después de haber podido concluir la prueba cumpliendo un pleno de llegadas en su debut en el Campeonato.

Desde el equipo, el copiloto turolense David Nadal aseguraba esta semana que para ellos “no ha sido un mal rally” a pesar de todos los problemas que han tenido que superar. 

El Rally TT Montes de Cuenca arrancó el sábado con una primera especial de 150 kilómetros realmente dura, en la que la lluvia había accidentado todavía más el terreno dejando  multitud de zanjas y piedras descarnadas en una sucesión de subidas, bajadas y tramos trialeros en los que el corpulento vehículo del Avatel Racing Team penaliza por su peso.

“Fue nuestro peor tramo” recordaba Nadal, que explicaba cómo “en el kilómetro 30 sufrimos un pinchazo” en una zona escarpada, lo que dificultó mucho los trabajos de sustitución  de la rueda por “problemas con el gato” por lo inestable del suelo. Con la rueda reparada, al arrancar comprobaron que el motor entró en modo protección lo que les hizo perder varios minutos buscando una solución a este problema para, entonces sí, poder terminar le resto del tramo sin problemas.

En la carrera conquense no se permiten las asistencias entre el primer tramo y el segundo, por lo que los turolenses tuvieron que mimar sus trazadas para preservar sus neumáticos, ya que tras el pinchazo solo llevaban uno más de repuesto. Por fortuna, el segundo sector fue mucho más rápido, con tramos “más gustosos de conducción y de disfrutar”, relató el navegante del equipo, que recordaba que “la navegación era muy complicada por lo que adelantamos a algunos equipos  que andaban perdidos”, lo que les permitió recuperar posiciones. “Íbamos los últimos de nuestra categoría por la avería del primer tramo y terminamos en tercera posición en un muy buen tramo, a pesar de  arrancado un amortiguador de los cuatro delanteros lo que nos hizo bajar un poco el ritmo”, explicó.

El domingo se repitió el segundo tramo, por lo que los participantes ya conocían sus peligros, además de estar todo más marcado reduciendo el riesgo de extravío y de cometer algún error  de navegación. “Los portugueses salieron al ataque”, recordó Nadal y “en los puestos de podio se colaron dos equipos portugueses que tienen una montura mucho mejor que la nuestra  y tienen más experiencia”, concretó el copiloto.

Casi sin tiempo de descansar, ahora el equipo morado ya ha puesto el punto de mira en la Baja Ciudad del Sol, en Lorca, que se disputará dentro de dos semanas en la localidad murciana.

El redactor recomienda