Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El Pamesa Teruel se hace más fuerte ante las adversidades El Pamesa Teruel se hace más fuerte ante las adversidades
Pernambuco desafía con la mirada a los jugadores del Río Duero Soria en el duelo de la primera vuelta. Antonio García/Bykofoto

El Pamesa Teruel se hace más fuerte ante las adversidades

En el último partido, el equipo mostró su mejor versión cuando fue por detrás
banner click 241 banner 241
Sufrió de lo lindo el Pamesa Teruel para llevarse la victoria ante el CV Palma el pasado fin de semana. Los de Maxi Torcello estuvieron lejos de su mejor versión y tuvieron que sudar para hacer frente a los buenos ataques de un conjunto balear con aires renovados. Sin embargo, cuando la tarde tomaba matices oscuros en Son Moix, los turolenses sacaron a relucir su calidad y le dieron la vuelta al encuentro. Al igual que al comienzo de temporada, cuando los dos primeros partidos terminaron con derrota, el bloque encontró la fórmula para no dejarse llevar.

La visita al CV Palma estuvo a punto de convertirse en una pesadilla para el Pamesa Teruel. Tras un primer set correcto, en el que el conjunto de Los Planos se puso por delante, los desajustes defensivos y los errores no forzados mermaron a los turolenses. El equipo dirigido por Abel Bernal aprovechó las debilidades de los naranjas para igualar la contienda e incluso ponerse por delante, en una tercera manga en la que comenzaron a vislumbrarse los primeros coletazos de la que más tarde se iba a confirmar como la reacción del Pamesa Teruel. Pernambuco, Rubén López y Víctor Méndez, que fueron los tres mejores atacantes de Torcello, trataron de evitar que el equipo insular tomase ventaja en el marcador cuando las diferencias superaban los seis puntos. El opuesto brasileño, que terminó con 26 puntos siendo el máximo anotador del equipo aragonés, redujo la distancia hasta ponerse a tan solo un punto (24-23), pero los baleares no querían tirar todo su esfuerzo por los suelos y se adueñaron del 48º punto del tercer set.

Aquello sirvió de punto de inflexión. Aunque los locales siguieron mostrando una versión notablemente mejorada, los turolenses ya no concedieron tanto y tomaron la iniciativa para no marcharse con las manos vacías de Son Moix. En el desempate, los de Torcello confirmaron que ante los problemas son un equipo sólido, tanto física como mentalmente. 

Los naranjas regresaron a la capital turolense con dos visiones distintas del duelo. Por un lado, la positiva, en la que el equipo fue capaz de reaccionar a tiempo para seguir sumando y no ceder la tercera posición; y por el otro, la negativa, en la que el bloque dejó una imagen pobre en buena parte del choque, que pudo acabar con desagradable sorpresa.

Toque de atención

Pese a la capacidad de resiliencia del bloque naranja, que se hizo evidente a principio de temporada tras revertir la compleja situación en la que se metió después de caer frente al Léleman Conqueridor Valencia y al Río Duero Soria, el susto de Son Moix debe ser entendido de manera diferente. 

Los tropiezos de inicio de temporada estaban más que justificados debido a la falta de rodaje de una plantilla nueva por completo. Ahora, los hombres de Maxi Torcello se conocen a la perfección y, en buena parte, ese fue el motivo por el que sacaron adelante el encuentro ante el CV Palma. Sin embargo, el equipo estuvo falto de concentración en muchas de las fases del encuentro, un error inconcebible para Maxi Torcello. El preparador insistió en la importancia de estar concentrados para sumar los tres puntos y sus jugadores, en esta ocasión, fallaron, por lo que el partido del pasado sábado puede servir como toque de atención para que la historia no vuelva a repetirse.

La batalla, más ajustada

Tras la consecución de dos puntos en su desplazamiento a las Islas Baleares, el Pamesa Teruel se mantiene en la tercera posición con un punto de ventaja sobre el Melilla, cuarto clasificado, y a tan solo dos del Río Duero Soria, que va segundo.

La batalla por ser el perseguidor directo del Guaguas, y conseguir así el factor cancha en los primeros cruces del playoff, se aprieta un poco más después de los resultados obtenidos por sorianos y melillenses en la decimoquinta fecha de competición. 

Los de Los Pajaritos solventaron de manera eficiente su complicado duelo ante el Léleman Conqueridor Valencia, con un 3-1 más ajustado de lo que refleja el marcador.
Por su parte, el Melilla se deshizo sin contemplaciones de un Unicaja (3-0) que ya tiene al CV Manacor, noveno clasificado, a tan solo un punto de distancia.

Rubén López, en el septeto ideal de la jornada decimoquinta

El central del Pamesa Teruel, Rubén López, se coló entre los siete jugadores destacados de la jornada para la RFEVB, después de su buena actuación en el triunfo de los turolenses ante el CV Palma. 
El número 10 entró por primera vez en el septeto ideal después de completar un gran partido en el que acumuló 17 puntos y 6 bloqueos.

Matthew Knigge, de CV Guaguas, es el MVP de la decimoquinta jornada de la Superliga Masculina.  El jugador estadounidense desplegó un brillante juego en la batalla ante Textil Santanderina. El central anotó un total de 18 puntos, con dos saques y tres bloqueos, y un 76 % de eficacia en acciones ofensivas, que lo llevan a liderar el siete ideal del fin de semana.

El septeto lo completan José Villalba, Juan Pablo Moreno (Río Duero Soria), Gabriel Ferreira (Arenal Emevé), Yohan León (Barça) y Unar Larrañaga (Melilla).

El redactor recomienda