Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

343_muver1200x150-1200-x-150-px.gif banner click 343 banner 343

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Humberto Arto: “El objetivo de la nueva temporada es estar entre los nueve primeros” Humberto Arto: “El objetivo de la nueva temporada es estar entre los nueve primeros”
Humberto Arto es el nuevo entrenador del Calamocha para la próxima temporada

Humberto Arto: “El objetivo de la nueva temporada es estar entre los nueve primeros”

El nuevo técnico del Calamocha se pone al frente del equipo con la premisa de otorgarle al equipo “una identidad clara”
banner click 241 banner 241
Humberto Arto será el director de orquesta en Jumaya la próxima temporada. El ex entrenador del Cariñena Atlético desembarca con su cuerpo técnico de confianza para tratar de darle al Calamocha CF el carisma que no tuvo la pasada temporada, cuando estuvo a punto de descender a Regional Preferente. El técnico llega con la intención de recuperar a varios jugadores del equipo y reforzarlo con nuevas incorporaciones contando, además, con jugadores del filial si fuera necesario.

-¿Cómo se produce su desembarco en el vestuario de Jumaya?
-Una vez que ya se había decidido todo en la competición, nosotros nos reunimos con el Cariñena, que era nuestro club. Fue imposible el continuar porque el proyecto cambiaba radicalmente de propuesta y no nos permitía mantener a los jugadores importantes que teníamos en la plantilla. A los pocos días de desvincularnos del Cariñena nos llamó José Antonio (Bernad, coordinador del Calamocha CF). Tuvimos un par de conversaciones telefónicas en las que coincidimos en qué se podía mejorar dentro del club y que nos podría permitir seguir dando pasos adelante en Tercera división. Nos reunimos una única vez y fue fácil llegar a un acuerdo.

-Ese acuerdo ¿es para un solo año o tiene una continuidad?
-En principio es para una temporada, pero siempre digo que yo soy una persona de club y si estoy bien en un sitio no tengo prisa por salir.

-Prueba de ello son los años que ha estado en el banquillo del Cariñena
-Han sido cuatro temporadas y media. Cogimos el Cariñena en una situación límite. En nuestro primer año solo lo dirigimos durante diez jornadas. El equipo estaba en puestos de descenso y no conseguimos revertir la situación y descendimos a Preferente. Como decía antes, nos gusta implicarnos en las cosas que hacemos y decidimos quedarnos. El primer año nos faltó un punto para ascender y el segundo fue cuando conseguimos el ascenso. A partir de entonces, estuvimos dos temporadas en Tercera, las dos del famoso covid, en las que fue muy complicado el salvar la categoría en dos campañas con muchísimos descensos y una exigencia altísima. Al final se pudo conseguir ese objetivo.

-En su opinión ¿qué es lo que le hace falta al Calamocha?
-José Antonio me transmitió que el club necesitaba que el Calamocha tuviera una identidad clara. Que hubiera un sentimiento de pertenencia y que la gente que estuviera aquí fuera la que de verdad quisiese estar. Me transmitió que llegaba tras un año durísimo en el que habían estado muy ilusionados después de haber hecho un equipo casi con características de equipo profesional, entrenando por las mañanas. Y al final no obtuvieron los resultados esperados en un año que fue muy duro a nivel personal, con mucho desgaste. Por eso buscaban un entrenador que confiase en un concepto de equipo, de bloque y de sentimiento hacia el Calamocha Club de Fútbol. Y en esas estamos, intentando renovar a jugadores buenos que había dentro de la plantilla e intentando complementarlo con otros de buen nivel en la Tercera división.

-¿Han iniciado ya las conversaciones con la plantilla?
-Sí, estamos en ello. Estamos intentando hablar con casi todos los jugadores, viendo qué idea de futuro tienen, si están contentos aquí en el Calamocha y si tienen intención de continuar. En base a esas renovaciones intentaremos después traer otros futbolistas que nos complementen o que nos ayuden a que sea un equipo reconocible y tenga una identidad clara.

-Entonces, ¿hablamos de un proyecto continuista o habrá mucha renovación en el vestuario?
-Todavía no se sabe. La idea es tener conversaciones con la mayoría de los jugadores que había en el Calamocha contando, claro está, que el equipo tenía cinco o seis jugadores de fuera de Aragón con los que en principio el club no cuenta de cara a un futuro. A partir de esa base de diez o doce futbolistas vamos a ver qué jugadores son los que desean continuar en el club y en qué condiciones. Y luego, trataremos de complementar esos puestos.

-¿Cuantos jugadores quiere tener en la plantilla?
-Va a ser una plantilla algo más corta de la del año pasado porque el (equipo) Regional nos permite poder tener uno o dos futbolistas que puedan ayudar al primer Calamocha en momentos puntuales. Estamos hablando de una plantilla de  entre 18 y 20 futbolistas, como máximo.

-¿Qué vuelta se le puede dar a un equipo que la pasada temporada estuvo al borde de perder la categoría?
-A lo primero que hay que darle una vuelta es a los entrenamientos. Vamos a volver a entrenar por las tardes porque entrenar por las mañanas, más allá de que tiene sus beneficios, en esta categoría es un factor muy limitante a la hora de poder fichar futbolistas. A partir de ahí, vamos a ir viendo qué más cosas podemos hacer. El Calamocha ha hecho muchas cosas bien estos años. Sergio Lagunas ha hecho unos años espectaculares en el Calamocha y no creo que yo sea mejor, pero él estuvo muchos años y al final los ciclos de los entrenadores se acaban en todos los sitios. Ahora queremos darle nuestro propio sello al equipo. Queremos que ponga mucho sentimiento en lo que hace y que tenga muchas ganas de funcionar en bloque y que eso nos lleve a ganar partidos.

-¿Cuál es el estilo de juego que quiere imprimir al equipo?
-Un estilo de juego adaptado a las características de nuestro campo. Siempre me he adaptado a las peculiaridades de cada caso, tanto cuando estuve en Cariñena como cuando lo hice en el Atlético Escalerillas. Los sistemas los componen los jugadores y hay que tratar de encontrar un equilibrio entre el ataque y la defensa que nos permita sacar partido a jugar en Jumaya, que es un campo grande de superficie natural, que tiene unas características determinadas a las que nos tendremos que adaptar cuanto antes.

-Precisamente, en Jumaya se han escapado buenos puntos en las últimas temporadas
-Es que el campo es de unas dimensiones muy considerables en el que las transiciones son muy largas porque hay muchos metros de una portería a la otra. Hay que ser capaces de entender bien cuál es nuestro campo y hacernos cuanto antes lo más fuertes posible en casa para que eso nos permita ser fiables y, a partir de ahí, fuera de casa intentar sumar todos los puntos que sea posible.

-Dentro de esa apuesta por sacarle rendimiento a Jumaya, ¿se ha previsto entrenar allí alguna vez?
-No está previsto pero no hay ningún inconveniente en poderlo hacer. Lo que nos ha transmitido el club es que este año se va a cuidar mucho Jumaya y está previsto que muchos de los partidos se jueguen en el otro campo que hay anexo. Incluso el Ayuntamiento tendría previsto hacer otro campo artificial. En función de eso, nos adaptaremos. Entiendo que el campo estará muy bien cuando empecemos pero que luego, con las nevadas y el paso de los meses nos tendremos que adaptar a lo que nos demande Jumaya en cada momento.

-¿Qué objetivo se han marcado para esta temporada?
-El objetivo es estar entre los nueve primeros. Mirar hacia arriba en la clasificación en lugar de hacerlo hacia abajo. Vamos a tratar de ser realistas y confeccionar un equipo que nos de garantíais de poder estar en la mitad alta de la clasificación. Y a partir de ahí, no renunciaremos nunca a nada tratando de ganar el mayor número de partidos posibles y seremos ambiciosos desde el primer día.

El redactor recomienda