Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Jesús Vallejo, el medallista olímpico que  aprendió a jugar al fútbol en Loscos Jesús Vallejo, el medallista olímpico que  aprendió a jugar al fútbol en Loscos
Vallejo, junto a su familia, el lunes en Loscos

Jesús Vallejo, el medallista olímpico que aprendió a jugar al fútbol en Loscos

El pueblo rinde homenaje al futbolista, muy vinculado a la localidad

Jesús Vallejo Lázaro aprendió a jugar al fútbol en el campo de tierra junto a la ermita de San Roque, en Loscos, y sus primeros títulos los ganó en el Torneo del Cordero de la localidad de donde procede su familia materna. Ese campo, que entonces no estaba ni pavimentado ni cubierto, desde ahora lleva su nombre. En poco más de una década esas primeras patadas a un balón a la hora de la siesta se han convertido nada menos que en una medalla de plata olímpica en Tokio 2021 con la delegación española, pasando por dos campeonatos de Europa sub-19 y cuatro temporadas en máxima categoría, con el Real Madrid, el Granada CF, el Eintracht de Frankfurt (Alemania) y el Wolverhampton (Inglaterra).

Aprovechando un par de días de vacaciones con la disciplina madridista, Vallejo no quiso perder la ocasión de visitar Loscos para ofrecer y enseñar su medalla recién conquistada en Tokio a familiares, amigos y vecinos. Aunque San Roque vivía el 16 de agosto su día grande en Loscos, tuvo que competir con la pandemia, que por el momento obliga a mantener en cuarentena las fiestas populares, y también con la presencia de un joven futbolista que revolucionó el pueblo, recibió innumerables muestras de cariño y que, tras descubrir la placa que da nombre al Complejo Deportivo Jesús Vallejo Lázaro, pasó una hora larga fotografiándose con todo el mundo que acudió al homenaje, y que pudo por unos instantes acariciar una medalla olímpica e incluso colgársela del cuello.

Durante más de una hora el futbolista descendiente de Loscos se fotografió con todos los familiares, amigos y vecinos que quisieron posar junto al medallista olímpico. M. A.

Pedro Elías, alcalde de Loscos, recordó que Jesús Vallejo Lázaro es el noveno aragonés que logra una medalla olímpica, y primero con raíces en Loscos, “de momento”. Antes de descubrir la placa explicó que la decisión había sido tomada por el pleno del Ayuntamiento “por unanimidad” y además anunció que ya está aprobada la ampliación del complejo deportivo, que consistirá en la construcción de una pista de paddle, un circuito de calistenia, un edificio de baños y vestuarios y “además se cerrará el perímetro de la pista”, hoy abierta por dos de sus cuatro lados, con una grada “para que la gente vea jugar al fútbol a los chavales, como Jesús jugó cuando era un crío”.

El alcalde de la localidad, ante una nutridísima afición entre la que no faltaba la familia del futbolista, compañeros de su peña, amigos y vecinos del pueblo, hizo partícipe a Jesús Vallejo “de un deseo y de una petición”. El deseo fue que no deje de cosechar éxitos como futbolista profesional, y la petición, que “nunca, nunca, nunca” olvide que sus raíces “estarán siempre en lo más profundo de Aragón y en lo más profundo de Loscos”.

Nadie perdió la ocasión de tocar ayer una medalla olímpica. M. A. 

Nieto y abuelo

El día fue redondo para Jesús Vallejo Lázaro porque, acompañado por su familia, compartió homenaje con Pedro Lázaro, su abuelo materno, que con sus 95 años recibió el reconocimiento como la persona de más avanzada edad del pueblo. El futbolista agradeció la gratitud de sus vecinos y aseguró sentirse “muy emocionado” durante el acto. “Tengo muchos recuerdos de los veranos en Loscos, y muchos de ellos son en este pabellón, donde echábamos horas y horas jugando al fútbol con los amigos”. Vallejo aseguró que la medalla olímpica lleva mucho esfuerzo implícito “y ha costado mucho sacrificio conseguir”, y en ese sentido agradeció a todos los losquinos “el apoyo y el cariño que siempre me habéis brindado, desde pequeñito”. Pese al orgullo con el que Vallejo mostró su medalla y la curiosidad y respeto con el que todos sus vecinos y amigos quisieron verla y tocarla, el futbolista aseguró: “Para mi siempre es especial regresar al pueblo, y este reconocimiento y el cariño de mi gente tiene para mí mucho más valor que cualquier premio o medalla”.

Tras la inauguración oficial del complejo deportivo municipal Jesús Vallejo Lázaro y de recibir el reconocimiento de todo el pueblo, Jesús Vallejo se ha incorporado ya a la disciplina del Real Madrid y espera que antes de dos semanas se deshoje la margarita de los fichajes y las cesiones para saber qué colores le tocará defender desde los terrenos de juego. Porque en el corazón siempre tendrá Loscos, donde decidió ser futbolista, y a su Real Zaragoza donde se convirtió en profesional.

Pedro Elías y Jesús Vallejo, en el momento de descubrir la placa que da nombre al pabellón de Loscos. M. A.

El redactor recomienda