Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Jumaya se queda sin premio en la primera batalla de la temporada (0-1) Jumaya se queda sin premio en la primera batalla de la temporada (0-1)
Dela pugna por un balón dividido con un jugador del Binéfar durante el partido de ayer

Jumaya se queda sin premio en la primera batalla de la temporada (0-1)

Un Binéfar más acertado amarga el debut liguero de un Calamocha sólido pero poco efectivo
banner click 241 banner 241
La temporada del Calamocha acaba de comenzar, pero el primer partido liguero sirvió para intuir cuál va a ser el desarrollo de la competición. La primera batalla del curso cayó del lado opuesto. Sin embargo, la imagen mostrada por el cuadro calamochino fue positiva. Un solitario gol envuelto de polémica supuso una losa demasiado pesada para el Calamocha, que cuando quiso ya no fue capaz de encontrar solución. Los primeros tres puntos de la temporada se escapan del templo calamochino.

Los de Jumaya saltaron al verde con las ideas claras. El equipo de Humberto Arto manejó los tiempos a la perfección durante los primeros compases del duelo. Los turolenses mostraron una gran versión desde que el colegiado realizó el pitido inicial. Sin embargo, las ocasiones se resistieron tanto en un bando como en el otro. El partido se jugó en el centro del campo, donde la batalla por hacerse con el dominio del balón fue ganando intensidad a medida que pasaban los minutos. El Binéfar mostró de qué pasta está hecho y se empleó con fuerza, excesiva en demasiadas ocasiones, para abortar las intentonas calamochinas. Un disparo desde fuera del área por parte de Víctor García obligó al meta del Binéfar a estirarse. Fue la aproximación más peligrosa de una primera mitad en la que los centros al área en busca de segundas jugadas fueron la tónica dominante. 

En el segundo tiempo Humberto Arto trató de buscar una alternativa para abrir la lata, pero los minutos iniciales animaron a pensar que el duelo iba a seguir el rumbo que había cogido antes del entretiempo. Poco a poco, el cansancio comenzó a pasar factura a los locales, que iban reculando cada vez más para ceder la posesión a su oponente. 
En el minuto 50, el Binéfar tuvo una ocasión clamorosa para ponerse por delante, pero su delantero no definió con éxito para alivio de la parroquia calamochina. Los visitantes dominaron tras la reanudación, pero el equipo turolense volvió a demostrar que sabe sufrir. Diez minutos después, Salcedo supo aprovecharse de los huecos que comenzaban a abrirse en la zaga oscense. Los del Jiloca dieron un pasito hacia detrás que les sirvió para dar un par hacia delante.

El Binéfar dominaba, pero el Calamocha no se rendía hasta que en el minuto 66 llegó el tanto visitante que estaba tardando demasiado para la superioridad que se estaba viendo sobre el verde. Lo hizo con polémica, ya que Lorente quedó tendido en el terreno de juego tras una acción defensiva que el árbitro no consideró falta y el centro del jugador del Binéfar encontró la cabeza de Carlos Valencia antes de colarse en la portería defendida por Unai. A partir de ahí, los locales fueron incapaces de sobreponerse y el partido fue apagándose a medida que corrían los minutos. Falo lo intentó un par de veces por banda y  Humberto Arto metió más pólvora en el ataque para tratar de igualar la contienda. Pero no lo logró. 

El crono iba en contra del Calamocha y los ánimos comenzaron a calentarse. Protestas en los dos banquillos y tarjetas amarillas fueron los grandes protagonistas de la recta final de un compromiso que servirá de espejo durante buena parte de la temporada. El cuadro visitante se plantó en el terreno de juego y el partido tomó el ritmo deseado por los que tenían ventaja en el electrónico. Las ocasiones brillaban por su ausencia y el Calamocha soñaba con que algún balón suelto pudiese colarse en la portería defendida por Hidalgo. No fue así, ya que el guardameta rival, al igual que sus compañeros, supo controlar el tiempo a la perfección hasta que el árbitro indicó el camino hacia los vestuarios.

El primer asalto de la temporada se lo llevó el Binéfar, que hizo lo que debía. Tuvo una, la aprovechó y consiguió amargar el debut liguero del Calamocha ante su público. La semana que viene ante el Atlético Monzón, los del Jiloca tendrán una nueva batalla en la que buscarán resarcirse para poder mirar hacia la parte alta de la clasificación, objetivo principal del club para este nuevo curso.

El redactor recomienda