Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Teruel acoge a los mejores deportistas del país en la Gala del “volver a empezar” Teruel acoge a los mejores deportistas del país en la Gala del “volver a empezar”
Mireia Belmonte recoge su galardón. Bykofoto/Antonio García

Teruel acoge a los mejores deportistas del país en la Gala del “volver a empezar”

El acto estuvo marcado por los numerosos homenajes y reconocimientos a los verdaderos héroes de la pandemia

“Es un día de recuerdo. Es un día de encuentro. Es un día de fiesta con medidas. Es el día de volver a empezar”. Con ese mensaje presentaba la XL Gala Nacional del Deportivo el presidente de la Asociación de Prensa Deportiva, Julián Redondo. Y no se equivocaba.

Con el recuerdo de los complicados tiempos de pandemia, los primeros minutos se convertían en un sentido homenaje a todos aquellos que fueron capaces de poner freno a la pandemia durante los momentos más duros. La ovación de algo más de dos minutos, acompañada por el atronador toque de los Tambores de Teruel, emocionaba a deportistas, periodistas y turolenses presentes en Los Planos. La emoción se podía palpar en el ambiente y el recuerdo a las personalidades del deporte fallecidas en el último año terminaba de poner los pelos de punta en un inicio potente.

Con ese ritmo de partida, el primer premio de una larga lista era para Susana Rodríguez, la atleta paralímpica que hace poco menos de un mes lograba conquistar el triatlón en los Juegos Paralímpicos. Su esfuerzo sobrenatural tanto en lo deportivo como en lo personal se veía reconocido una vez más.

La atleta, que también es doctora, dejó a un lado su preparación para los Juegos Paralímpicos para dedicarse a la medicina. “Esto no ha terminado, pero parece que vamos volviendo a la normalidad. Yo estuve trabajando en la pandemia y pude ir a Tokio, pero quiero dedicar el premio a todos los compañeros que se quedaron por el camino”, reconocía emocionada al recibir el galardón.

La suspensión de la Gala el pasado año obligaba a que el número de premiados fuera enorme. Todos los deportistas exitosos de los dos últimos años tenían que subir al escenario para recoger su galardón, por lo que la gala poco a poco iba ralentizándose entre emotivos agradecimientos y discursos esperanzadores de cara a los nuevos tiempos.

Sin embargo, las figuras de la noche seguían recibiendo su reconocimiento. Uno de los grandes nombres propios era el de José Luis Garci, que recibía el galardón por el “fantástico uso del deporte llevado a cabo en sus películas”. El reconocido director, que se acordaba de Buñuel en su discurso, agradecía el premio y recordaba a su padre que fue el encargado de aficionar al cineasta al fútbol “desde el respeto”.

Algunas de las premiadas posan al finalizar el evento. Bykofoto/Antonio García

Tras las dos primeras entregas, la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, era la encargada de dar la bienvenida a todos los invitados a la XL Gala Nacional del Deporte. En su discurso volvía a agradecer el esfuerzo realizado por todas las partes para que se pudiese celebrar el evento en su ciudad. “El deporte es una forma de mejorar nuestra sociedad”. La edil aprovechaba su presencia en el escenario para animar a los espectadores, tanto los presentes en Los Planos como los que vieron el acto a través de Teledeporte, a visitar Teruel con el lema “Nos vemos en Teruel”.

Tras el discurso de la alcaldesa comenzaron a recibir sus premios algunos de los mejores deportistas de la historia del país. Era el momento para una de las grandes protagonistas de la noche. Con un palmarés de lujo y tras una presentación a su altura, Mireia Belmonte subía al escenario para repasar su extensa trayectoria que le acredita como la mejor nadadora de la historia de España con más de cincuenta medallas. La abanderada española en los últimos Juegos Olímpicos, que recibía el galardón por su trayectoria, se mostraba ilusionada y confiada en poder estar en los próximos Juegos Olímpicos de París 2024, “después del momento de descanso” en el que aseguraba encontrarse.

La presencia de “la mejor nadadora del mundo”, tal y como la presentaba Jesús Álvarez, en el escenario era aprovechada para que dos de las grandes promesas recibieran también su reconocimiento. Adriana Cerezo y Alberto Ginés compartían protagonismo con la nadadora y eran reconocidos como “promesas que ya son presente del deporte español”.

Alejandro Blanco, presidente del COE, mostraba su admiración por las dos nuevas estrellas del deporte nacional tras su estelar actuación en los Juegos Olímpicos del pasado verano en Tokio. “Ellos representan el deporte del hoy y del mañana”, aseguraba orgulloso el máximo representante del organismo olímpico español. También recordaba a Mireia como un gran ejemplo, con el “gen del competidor español”, por su gran actuación en Tokio, tras más de dos meses sin poder entrenar.

Los deportes de equipo también tenían su momento en la XL Gala Nacional del Deporte. Los Hispanos de balonmano, el waterpolo femenino o la selección sub-21 de fútbol recibieron premios por sus actuaciones de los dos últimos años, que pusieron al deporte español en lo más alto del panorama europeo.

Una de las ausencias más destacadas de la velada era la de Sergi Bruguera, capitán del equipo español de Copa Davis, que no pudo estar en la XL Gala Nacional del Deporte por un problema automovilístico que le obligó a volver a Barcelona. El que sí que se dejaba ver, aunque de manera virtual a través de un vídeo, era Rafa Nadal, que quería agradecer el apoyo y el reconocimiento en un “momento complicado en lo deportivo y en lo personal, por la lesión”.

Carolina Marín y Ruth Beitia charlan antes del comienzo de la gala. Bykofoto/A.G

Después de las palabras del tenista manacorí llegaba el turno del fútbol. Representantes de Sevilla, Madrid, Barça, Real Sociedad y Valencia subían al escenario para recoger los galardones por los éxitos cosechados por sus equipos en los dos últimos cursos.

Entre tanto premiado, la actuación del mago Jorge Luengo aligeraba la velada y aportaba originalidad. Con motivo del LXXV aniversario de la Quiniela, el mago aprovechaba la presencia de Camacho en el escenario para pedirle que hiciera un pronóstico de los partidos de la jornada. Minutos después, Luengo dejaba al pabellón de Los Planos alucinado al sacar de su chaqueta un resguardo con la misma combinación que había comentado el histórico entrenador español.

Sin embargo, el tiempo comenzaba a apretar y a partir de ese momento la gala cogía otro ritmo. Se ponía una marcha más para cumplir con el horario pactado y se acababan los agradecimientos de los premiados encima del escenario. Subir, coger el premio y bajar. Eso era lo que les tocaba hacer a algunas estrellas del deporte español como Damián Quintero, Carolina Marín o Felipe Reyes, que recogía dos galardones: uno por su trayectoria y otro por los éxitos de las selecciones masculina y femenina de baloncesto.

A pesar de la velocidad de crucero, sí que había tiempo para una muestra de amor. Como no podía ser de otra manera, la ciudad de los amantes era el lugar indicado para hacerlo. La karateca Sandra Sánchez quedaba sorprendida cuando su pareja subía con un ramo de flores al escenario. Ambos dejaban una de las imágenes más tiernas de la velada.

La ternura quedaba a un lado cuando una atronadora ovación anunciaba uno de los momentos de la gala para el deporte turolense. El CV Teruel, con una amplia representación, recibía el premio por las grandes temporadas anteriores en las que se logró la Liga, la Copa y la Supercopa.

Alberto Ginés y Adriana Cerezo se hacen un curioso selfie. Bykofoto/A.G

Los tambores de Teruel anunciaban que se estaba llegando a la parte final del evento. El premio a la trayectoria se lo llevaba Chuso García Bragado, por su presencia en ocho Juegos Olímpicos y en trece Mundiales.

Iker Casillas y Vicente del Bosque protagonizaban otro de los momentos de la noche cuando se rememoraba el Mundial conseguido en 2010. Las ovaciones se repetían mientras la gala iba llegando a su desenlace.

Un carrusel de galardonados recibían el reconocimiento de la Asociación de Prensa Deportiva por formar parte del exclusivo elenco de leyendas del deporte nacional.

Los aplausos del público se acompasaban con los Tambores de Teruel para recibir a los más de veinte premiados, entre los que se encontraban nombres de la talla de Javier Fernández o Joana Pastrana.

Alejandro Blanco era el encargado de poner el punto final al evento con un discurso en el que reconoció el esfuerzo de los deportistas, pero también aprovechó para agradecer y reconocer el trabajo de los periodistas deportivos del país. “Necesitamos a periodistas para que hagan pensar en deporte y valores y así intentar reformar España”, reconocía el presidente del COE antes de dar por finalizada la XL Gala Nacional del Deporte.

Los tambores turolenses volvían a resonar por cuarta ocasión en la velada, pero esta vez para despedir una gala marcada por los homenajes. Con un sonido potente a la par que ilusionante, se llegó al final de un acto especial en el que Teruel volvió a ser protagonista y dejó una imagen de esperanza para el futuro del deporte español. La XL Gala Nacional del Deporte fue la gala “del volver a empezar”.

La representación del CV Teruel recoge el galardón por el éxito cosechado en los últimos años. Bykofoto/Antonio García

El redactor recomienda