Síguenos

487_perolico-1200x150.gif banner click 487 banner 487

Angélica Morales, escritora: Angélica Morales, escritora:
Angélica Morales según la ilustración de Elena Castillo para el Calendario Pioneras 2023

Angélica Morales, escritora: "Es tristísimo que esta sociedad tenga que obligar a mostrar respeto hacia la mujer por Ley"

banner click 244 banner 244

La escritora Angélica Morales es una de las mujeres del Calendario Pioneras editado por la Diputación Provincial. La enhorabuena es doble, porque la turolense afincada en Huesca acaba de publicar La casa de los hilos rotos (Destino), precisamente sobre una heroína silenciada, Otti Berger. El 17 de marzo lo presenta en el Museo de Teruel.

-¿Por qué Elena Castillo la representa a bordo de un carro de feriante en el mes de abril del calendario?
-Pues me pintó con ese carruaje gitano estupendo sin saber que mi abuelo, Antonio el Churripín, fue comerciante y feriante e iba por los pueblos, como mi abuela Ángela la Chata... El carromato simboliza la oralidad de las historias, y me parece maravilloso.

-¿Le sorprendió que la propusieran como Pionera para la segunda edición del calendario?
-Me pareció un regalo de la vida. Que en tu tierra te den un epacio junto a compañeras tan maravillosas e interesantes, mezclando oficios y vocaciones me parece estupendo. Escritoras, pintras, científicas, forestales o conductoras, todas somos necesarias en una lucha en la que todavía nos queda mucho recorrido...

-Algo se ha avanzado, ¿no?
-Pero aún nos matan, aún pasan cosas terribles, aún quedan muchos derechos en los que ser iguales.. Propuestas como el Calendario Pioneras siguen siendo necesarias, por desgracia. Sigue siendo necesario visibilizar a la mujer, sensibilizar sobre el respeto que merecemos, y poner de relevancia que ningún oficio, ninguna profesión está o debe estar vetada a las mujeres.

-Hablemos de referentes... ¿usted tuvo alguno femenino?
-Mi referente fue mi tía Chon. La pobre estaba coja, se refugiaba en la lectura, y fue quien me enseñó el camino de los libros, cuando yo era una adolescente que no tenía ningun intención de leer. Ella leía a Virgilio y Homero, llenó su casa de libros, y un verano en Teruel me dió Los gozos y las sombras. Ese contacto lector con mi tía hizo que me interesaran las historias, y que viera que tenía facilidad para contarlas. Descubrí la poesía, el teatro... mi tía decía que la gente necesita escuchar historias, que hay gente sola, asustada o perdida, y que las historias les permite vivir vidas mejores. Ella estaba soltera y, como muchas mujeres de su época, estaba relegada a cuidar los hijos de sus hermanas y condenada a vivir encadenada. Solo a través de la lectura podía volar. El último regalo que me hizo fue un libro, uno de Círculo de Lectores, que me llegó a casa después de que ella falleciera.

Novelas

-Muchas de las novelas más leídas en España están escritas por mujeres... ¿es la literatura un mundo masculinizado?
-Todavía hay mucho hombre en el mundo de la poesía, o en los jurados de los concursos. En general aún se idolatra mucho la literatura hecha por hombres, pero es cierto que nosotras hemos cogido las riendas de la novela histórica, de la novela negra. Es interesante comprobar además que las mujeres no escribimos historias para mujeres, sino sobre mujeres, en las que el lector, hombre o mujer, conoce grandes personajes femeninos. Pero todavía hay hombres que hinchan el pecho y consideran menor un libro escrito por una mujer. Hay buena y mala literatura, buena y mala poesía, el sexo del escritor no tiene nada que ver.

-¿Se siente capaz de distinguir si un libro lo ha escrito un hombre o una mujer, sin mirar la firma?
-No sé... hay lenguajes y sutilezas que quizá solo entiende una mujer. Sentimos de forma diferentes y la expresión de las emociones también puede ser distinta. Las mujeres somos más laberínticas, parimos, tenemos cicatrices ocultas que solo entre nosotras reconocemos, sufrimos de otro modo, tenemos más vida en los márgenes porque estamos acostumbradas a tener menos libertad para vivir nuestra propia vida. Escribimos desde distintos ángulos, eso está claro, pero ambos, hombres y mujeres, podemos escribir desde el sexo contrario, y ambos nos equivocamos cuando estereotipamos al otro.

-¿Está a favor de aplicar medidas correctoras, discriminación positiva hacia la mujer, en aquellos ámbitos donde el desequilibrio es evidente?
-Reconozco que es muy delicado imponer algo, pero cuando la realidad es que no hay igualdad, por desgracia hay que hacer algo para remediarlo. Es tristísimo que tengamos que obligar a tener respeto por la mujer por Ley, pero es que o lo hacemos así o no lo tendremos nunca. Ahora mismo la derecha y la ultraderecha está provocando un retroceso importante, está luchando para que perdamos derechos en favor del hombre, y si no nos protegemos de algún modo la sociedad del futuro será peor que esta.

El redactor recomienda