Síguenos
Carmen Garcés, directora gerente del Banco de Sangre de Aragón: Carmen Garcés, directora gerente del Banco de Sangre de Aragón:
Carmen Garcés

Carmen Garcés, directora gerente del Banco de Sangre de Aragón: "El mejor regalo es el desinteresado que le puede salvar la vida a una persona"

Diciembre es crítico porque sube la demanda y bajan las donaciones: este mes pueden hacerse en Teruel y Sarrión
banner click 244 banner 244

El Banco de Sangre y Tejidos de Aragón hace un llamamiento a la población entre 18 y 65 años que pese más de 50 kilos y goce de buena salud a donar para cubrir la demanda de sangre en diciembre, mes en el que tradicionalmente se registra una elevada necesidad al conjugarse puentes de descanso y miles de desplazamientos, lo que se traducirá en un incremento en el suministro a hospitales. Carmen Garcés, directora gerente del Banco, insta a hacerlo en el Hospital Obispo Polanco los lunes a jueves por la mañana. En la capital turolense habrá donaciones extraordinarias el 23 y 28 de diciembre, mientras que el día 21 la unidad móvil estará en Sarrión.

-¿Por qué este llamamiento extraordinario para donar?
-Diciembre es un mes con más días de fiesta y por lo tanto menos días de colecta, mientras que la actividad de donación tiene que ser constante porque los hematíes tienen una vida útil de 42 días y las plaquetas de cinco, aunque con un proceso que se les aplica llegan hasta los siete. Hay que remontar, especialmente las reservas que están más bajas y son más necesarias como son las de 0- y 0+. Estamos notando el puente de la semana pasada y en diciembre siempre hay más accidentes y más necesidades de sangre. Es algo habitual en estas fechas.

-¿Dónde puede ser altruista la gente de Teruel?
-En Teruel capital se puede donar por las mañanas en el hospital, de lunes a jueves de 9 a 14 horas. Además, para este mes hemos programado dos colectas extraordinarias en consultas externas del hospital los días 23 y 28 de diciembre de 17 a 21 horas; en Sarrión estaremos el día 21 de 17:30 a 20:30 horas; y en Zaragoza estamos de lunes a sábado en Ramón Salanova 1, junto al parque Delicias, de 8 a 21 horas y sábados hasta las 14 horas.

-¿En Alcañiz también se puede hacer?
-A Alcañiz vamos con la unidad móvil. Los hombres pueden donar cuatro veces al año y las mujeres tres, por lo que vamos en las fechas en que los donantes puedan hacer la donación.

-¿Quiénes pueden donar?
-Todas las personas de entre 18 y 65 años que pesen más de 50 kilos y gocen de buena salud. Se puede donar cada dos meses, con el límite de tres veces al año para las mujeres y cuatro para los hombres. La sangre es esencial para salvar vidas y para el funcionamiento diario del sistema hospitalario y necesitamos convertir este gesto altruista en un hábito cotidiano, especialmente durante estos días.

-Hace hincapié en que el hábito sea rutinario.
-La sangre dura lo que dura y las donaciones tienen que ser constantes. No nos sirve de nada tener reservas muy altas en junio y muy bajas en diciembre. Un accidente de tráfico o un transplante de hígado que consume varias unidades de sangre de 0-, el donante universal, hace que se resienta el Banco. En este momento no estamos en signo de alarma, pero no hay que esperar y tenemos que intentar remontar para tener reservas para estos días.

-En fechas navideñas, qué mejor que regalar vida.
-Eso es. Además es que da mucha satisfacción. Lleva muy poquito tiempo y no duele. Hay veces que hasta a tres pacientes les puedes ayudar en un ratito, porque la sangre se divide en tres componentes: hematíes, plaquetas y plasmas.

-¿Qué usos se les da?
-Plaquetas y hematíes van destinados a transfusiones, principalmente de enfermos hematológicos. Y el plasma se emplea también para fabricar medicamentos. Hay donantes específicamente de plasma, aunque se hace presencialmente en Zaragoza. Con el Covid, personas que se han curado y han producido anticuerpos han venido para contribuir con su plasma al tratamiento de los ingresados. Participamos en un programa europeo.

-¿Cuántas donaciones reciben en un año?
-El último año cerramos con 42.000 donaciones. Hay Comunidades Autónomas que nos ganan en proporción, por lo que habría que aumentarlas. Pero más que alcanzar un número, nuestro objetivo es ser autosuficientes, que con la sangre de los donantes aragoneses seamos capaces de cubrir las necesidades de los hospitales de Aragón. Falta relevo generacional, necesitamos gente joven, si bien hay que decir que los jóvenes se han portado bien durante la pandemia.

-¿Qué medidas cabe tomar para mejorar los datos?
-Información y concienciación, que la gente piense lo importante que es porque todos podemos necesitar sangre en un momento determinado. En estas fechas, qué mejor que hacer un regalo desinteresado que le puede salvar la vida a una persona.  Hay medicamentos que solo se pueden producir a raíz de plasma humano. Son enfermedades que  requieren tratamiento semanal de por vida, y si la gente tiene información es muy generosa. Siempre que hacemos una llamada, como ahora, la gente responde. Esta semana hemos incrementado un 20% la previsión en las localidades a las que hemos acudido. También es interesante que se haga reposición en operaciones en las que se necesite más sangre. Otra de las cosas que tenemos que empujar es que la gente vuelva a los hospitales, porque son seguros, y donen allí.