Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

Eva Villarroya, presidenta de las Asociación de Mujeres Autosuficientes de Alcorisa: “Las mujeres sufren en  los pueblos más estereotipos  y carecen de información” Eva Villarroya, presidenta de las Asociación de Mujeres Autosuficientes de Alcorisa: “Las mujeres sufren en  los pueblos más estereotipos  y carecen de información”
Las primeras socias de AMAS Rurales, en Alcorisa durante una reunión

Eva Villarroya, presidenta de las Asociación de Mujeres Autosuficientes de Alcorisa: “Las mujeres sufren en los pueblos más estereotipos y carecen de información”

La AMAS surge para empoderarlas con la adquisición de habilidades históricamente reservadas a los hombres
banner click 244 banner 244
Eva Villarroya es la presidenta de la Asociación de Mujeres Autosuficientes Sororas (AMAS) Rurales de Alcorisa, que el 21 de enero se presenta en sociedad dentro de la Semana Cultural de la localidad. Su objetivo es empoderar a las mujeres a través de la formación en nuevas habilidades y asesorarlas en ámbitos como el laboral, psicológico, sexualidad, seguridad o autocuidados.

-¿Qué es la AMAS?

-Buscamos la formación de mujeres, de Alcorisa y su entorno, en tareas y conocimientos que las lleven al empoderamiento, en áreas en las que originalmente no se ha contado con la presencia y la perspectiva de las mujeres. También brindamos apoyo en ámbitos como el laboral, psicológico, sexualidad, seguridad o autocuidados.

-¿La asociación surge porque han detectado carencias en las políticas feministas que se llevan a cabo desde la Administración?

-A través de diferentes conversaciones con compañeras y amigas descubrimos que hay necesidades que siguen sin estar cubiertas a nivel sociocultural. No nos sentimos integradas ni representadas en distintos ámbitos y, a nivel sentimental y de apoyo mutuo, creemos que hay necesidades que nos impulsan a asociarnos, centralizar esfuerzos y poner en común inquietudes formativas con habilidades multidisciplinares.

-¿A qué responde el nombre?

-Queremos conseguir la autosuficiencia de las mujeres en áreas en las que todavía no la hemos alcanzado, y somos sororas porque queremos crear una comunidad de mujeres en el entorno rural con una hermandad, solidaridad y empatía que permitan ayudarnos entre nosotras ante actitudes machistas que suceden a diario en el medio rural.

-¿El machismo se manifiesta de diferente forma en entornos rurales y urbanos?

-Considermos que sí porque, además de las situaciones machistas comunes a las que se enfrenta la mujer en ambos ámbitos, en los pueblos tenemos que lidiar con la falta de acceso a algunas formaciones e informaciones, y sufrir estereotipos y perjuicios. En el entorno rural, la labor de las mujeres en los cuidados a terceros y en el ámbito doméstico está mucho más marcada.

-¿Cómo se le puede dar la vuelta a esta situación?

-En el caso de nuestra asociación hacemos una clara propuesta de empoderarnos a través de la formación. Buscaremos formadoras que puedan crear entornos no mixtos, seguros y de confort para que nos animemos entre nosotras a aprender ese tipo de cosas en las que, hasta hoy, se nos ha dicho que son para hombres, que no se nos dan bien o que no nos gustan.

-¿Qué proponen para romper definitivamente con ese sesgo de género?

-En cuanto a formación, proponemos cursos de autodefensa personal y autocuidados, y talleres prácticos de mecánica, carpintería, soldadura o herrería a nivel básico, de manera que aportemos normalidad en la presencia de la mujer en todas estas áreas. También queremos instalar puntos de asesoramiento en lo laboral, económico y administrativo, y otras áreas que consideramos que en muchos núcleos familiares están a cargo de los hombres. Además, promovemos una red de apoyo afectivo-emocional y profesional, para que entre toda la comunidad de mujeres rurales podamos compartir nuestras experiencias y ayudarnos con nuestros propósitos.

-¿Con cuántas mujeres arranca el proyecto?

-Llevamos un mes y pico trabajando en este proyecto que presentamos oficialmente el día 21 a las 19:30 horas en el Centro Cultural Valero Lecha de Alcorisa. En este momento estamos unas 25 interesadas y esperamos que este evento sirva para que se apunten muchas más.

-¿El ámbito territorial se circunscribe a Alcorisa o será más amplio?

-La asociación está constituida en Alcorisa, pero queremos hacer un llamamiento a todas las mujeres que viven en la zona porque la dispersión de población es un enemigo para nosotras. Tenemos ya socias de Alcañiz, Calanda o Ejulve.

-¿Existe alguna asociación como la suya en la provincia, con marcado carácter feminista y rural?

-Por la zona al menos no conocemos a ninguna. Hay asociaciones de mujeres, pero sin este matiz feminista que nosotras pretendemos.

-Son ambiciosas. En su carta de presentación hablan de llegar al menos a las 1.600 mujeres censadas en Alcorisa.

-Eso sería lo ideal. Todas las mujeres tienen cabida, y por eso vamos a promover la interculturalidad. Hay mujeres de otras culturas viviendo en nuestras localidades que, por distintos motivos, no consiguen esa inclusión y con nosotras pueden tener esa oportunidad.

-¿Con qué actividades arrancarán?

-El próximo mes está previsto iniciar un curso de defensa personal femenina, que será semanal, y tenemos a la vuelta de la esquina el 8M y la Semana de la Mujer, en la que nos gustaría realizar actividades con mujeres de distintos ámbitos para promover nuestras ideas y valores feministas. También pensamos en hacer algún tipo de festival artístico.

El redactor recomienda