Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Javier Pérez, autor de 'La brigada de Litri en el frente de Teruel': Javier Pérez, autor de 'La brigada de Litri en el frente de Teruel':
Javier Pérez, autor del libro ‘La brigada de Litri en el frente de Teruel. Historia de la 96 brigada del Ejército de la República’

Javier Pérez, autor de 'La brigada de Litri en el frente de Teruel': "La historia de un pueblo hace descubrir grandes hechos a nivel nacional"

“Desde hace unos años, se asocia el mundo del toro a la derecha, pero, en el siglo anterior, no era así”
Nuria Andrés
Javier Pérez Gómez, en su libro La brigada de Litri en el frente de Teruel. Historia de la 96 brigada del Ejército de la República, abre el cofre del pasado para explicar el presente. Hace unos años, Pérez se propuso investigar acerca de la historia de El Castellar, esto le llevó a descubrir que la 96 brigada del Ejército de la República luchó en esta zona durante la Guerra Civil, pero no solo esto, sino que, su recorrido incluía muchas otras localidades de la provincia de Teruel. Fue esta chispa la que le llevó a escribir un libro sobre las andaduras de estos combatientes que, antes que soldados, fueron novilleros. Javier Pérez demuestra que, en aquellos años de trincheras, la España Taurina, también se partió en dos.

-¿Qué fue lo que le llevó a investigar sobre la historia de la brigada de Litri?

-Fue cuando decidí estudiar la historia de El Castellar, que es el pueblo de mis padres y todos mis abuelos. En el apartado de la Guerra Civil, investigué y estuve mirando documentación, ahí descubrí que la 96 brigada por parte del ejército Republicano cubrió la zona de Cedrillas y El Castellar, entonces, empecé a interesarme sobre su historia. Aparte de la documentación que encontré, conseguí contactar con dos antiguos excombatientes de la 96 brigada porque escribí una carta preguntando si algún superviviente querría contactar conmigo. Me llamó mucho la atención que unos toreros, que habían sido novilleros antes de la Guerra Civil, luego en el combate, estuvieran al mando de varios batallones.

- ¿Qué labor desempeñó esta brigada en el Ejército Republicano?

-La 96 brigada formaba parte de la 39 División Republicana. En cada división había tres brigadas y cada una de ellas cubría una línea del frente que se le asignaba desde el mando. Esta brigada estuvo en el alto de Celadas, en Aliaga, luego se retiraron a la zona de El Pobo, combatieron en Cedrillas, El Castellar… Después, se retiraron a mediados de 1938 a Valbona y Manzanera, finalmente acabaron la Guerra en Javalambre.

-Habrá recopilado muchas anécdotas, ¿Cuál le ha llamado más la atención?

-La historia de Antonia Martín, hija de Guillermo Martín, un capitán de la 96 brigada que era un novillero madrileño. Hablé con ella hace siete años y me contó lo que recordaba cuando su padre estuvo en el Frente de Teruel, ella le acompañó, junto a su madre, y se acordaba de las fuertes nevadas de la provincia, cómo fue la retirada de los soldados, los crueles bombardeos…

-¿Qué visión tuvieron estos combatientes sobre la guerra?

-Hay dos perfiles claramente diferenciados entre los combatientes: Estaban los que eran voluntarios e ideológicamente estaban muy convencidos de lo que hacían. En la brigada de Litri, había bastantes militantes del Partido Comunista y del Partido Socialista. Luego, mi perspectiva es que, muchos de los soldados jóvenes habían ido allí a la fuerza, porque el gobierno de la República les había obligado, igual que pasó con algunos otros del bando nacional. Estos soldados jóvenes, que fueron a quienes yo entrevisté, pensaban más en sobrevivir, que en la política. Estaban ahí porque se lo habían mandado, combatieron con los republicanos pero también podrían haberlo hecho en el bando de Franco. Su máxima era sobrevivir al día a día, tenían una visión muy poco romántica de la guerra, querían que se acabara cuanto antes, y sobre todo, acabar vivos.

-Sabrá usted que ahora algunos sectores sociales expresan su rechazo al mundo del toro, por aquel entonces, ¿Existía sentimiento antitaurino en algún colectivo social?

-No, no existía. Desde hace unos años, se asocia el mundo del toro a los partidos de derechas, pero en ese momento, no era así. Litri y muchos otros toreros eran de izquierdas. En los años veinte y treinta del siglo pasado, los toros eran una actividad muy popular. Ahí no había ideologías.

- ¿Los integrantes de la 96 brigada eran toreros consagrados o los consagrados se fueron con el Bando nacional?

-Los toreros de esta brigada no eran de primera fila, eran novilleros, pero novilleros profesionales. Los toreros más famosos, los más ricos, en general, sí que apoyaron a Franco. Con este libro ves que el mundo del toro también quedó dividido a nivel político. Al final, el Bando Republicano mataba a las personas adineradas que consideraba de derechas, igual que en el bando de Franco, asesinaban a sindicalistas de izquierdas. Fue una locura colectiva de muertes. Hubo casos de toreros más ricos que se pasaron al bando nacional, porque como eran ricos, los republicanos los perseguían, prácticamente se vieron obligados a luchar con Franco.

- ¿A qué conclusiones llega tras haber estudiado tan a fondo a la 96 brigada?

-Lo que he descubierto es que, la historia local, estirando el hilo, te lleva a conocer aspectos de la historia más global. Este libro nació de la localidad de El Castellar, pero es una novela que da una visión a toda la provincia de Teruel. A veces, la historia de un pueblo te hace descubrir grandes hechos que también son importantes a nivel nacional.



 

El redactor recomienda