Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Pere Lloveras, profesor y viajero en bicicleta: “Los viajes en bici, más que un desempeño físico, requieren una gestión emocional y de recursos” Pere Lloveras, profesor y viajero en bicicleta: “Los viajes en bici, más que un desempeño físico, requieren una gestión emocional y de recursos”
Pere Lloveras, en uno de sus destinos en el continente africano. boldpedals

Pere Lloveras, profesor y viajero en bicicleta: “Los viajes en bici, más que un desempeño físico, requieren una gestión emocional y de recursos”

El ciclista da este sábado una charla en Alcorisa acerca de cómo viajar sobre dos ruedas con el ejemplo de su travesía por África
banner click 244 banner 244
Pere Lloveras es un amante del ciclismo. Tras su etapa como ciclista internacional y entrenador, el licenciado en Educación Física decidió trasladar su pasión por las dos ruedas en una forma de vida.
Acompañado por su mujer, Pere Lloveras ha viajado por todo el planeta a bordo de su bicicleta.  Una de sus travesías más destacadas fue la que le llevó a recorrer el continente africano, que hará el papel de hilo conductor en la charla que el ciclista dará este sábado a las 19:30 horas en el salón de actos del Centro Cultural Valero Lecha de Alcorisa.

-Recorrer África es especial, pero hacerlo subido a una bicicleta debe ser una pasada, ¿no?

-La travesía de África es la más sonada y de las que son difícil repetir.  Fue la gran aventura que nos planteamos en casa mi compañera y yo para cumplir uno de nuestros sueños, que es vivir sobre la bicicleta grandes aventuras. Lo hicimos en un lugar difícil, con unas condiciones únicas y mediante la autosuficiencia.

-¿Tenían algún objetivo concreto?

-El objetivo era simple. Irnos lejos de casa y volver hasta casa en un plazo de tiempo máximo y ver si éramos capaces de hacerlo.

-¿Cómo surgió la idea?

-En nuestro caso surgió de una manera espontánea. Estábamos en el festival de cine de montaña de Torelló y en el intermedio de una proyección estábamos hablando de nuestros proyectos y nos planteamos hacer una cosa grande y sonada. Nos pusimos a decir tonterías y nos quedamos con la más tonta de todas. Nos lo quedamos como reto y tardamos dos años en materializarlo.

-Entonces se pusieron manos a la obra para prepararlo.

-Durante dos años gestamos bien la idea, acaparamos información mediante las experiencias de otras personas en situaciones parecidas y cuando estábamos dispuestos, abandonamos nuestro trabajo y nos fuimos.

-¿Cuánto tiempo duró la experiencia?

-Era un tiempo concreto porque dependía de la excedencia que yo me podía pedir en el trabajo. Soy docente, por lo que el año de excedencia sumado a las vacaciones de verano se convertía en trece meses y eso es lo que aprovechamos. Salimos el 5 de agosto y volvimos el 5 de agosto del año siguiente.

-¿Cuántos kilómetros recorrieron?

-Nos salieron 16.000 kilómetros. Decidimos empezar lo más alejado que podíamos. Nos fuimos a Sudáfrica, concretamente al punto más al sur, que es el Cabo de Agulhas y desde allí empezamos a ir hacia el norte. La idea original era culminarlo en el punto más al norte de África, que está en Túnez, pero fue imposible por cuestiones geopolíticas. Cuando estábamos en Marruecos, nos planteamos seguir y llegamos pedaleando hasta casa. Además fue una forma de terminar agradable porque fuimos por la zona de las Montañas Vacías.

-Además de los detalles de sus travesías, en la charla de Alcorisa explicará las nociones básicas para realizar viajes en bicicleta. ¿Cuánta preparación hay detrás de cada proyecto?

-Quiero transmitir en qué consiste un gran viaje desde el punto de vista de cuestiones que hay que tener en cuenta y hay que saber gestionar. Más que una actividad de gran desempeño físico, lo que sí que requieren es una gestión emocional y de recursos muy importante. En según qué condiciones estos retos a veces pasan a ser muy difíciles. La cosa no es tan sencilla como se cuenta, por eso queremos mostrar a la gente cómo pueden hacerlo. Pondré ejemplos del viaje a África, pero también trasladado a otros viajes mucho más sencillos.

-¿La gente viaja en bicicleta?

-Sí. Desde algo tan simple como una salida de fin de semana hasta salidas de una semana, que cada vez están más al alcance de cualquiera. El mundo del gravel (ciclismo sobre tierra) está abriendo muchos caminos desde hace diez años. Algunas asociaciones ofrecen facilidades para la logística en este tipo de viajes. Aquí en España tenemos un ejemplo muy claro con el propio Camino de Santiago, que es algo fantástico y de lo que puedes tener a disposición mucha información.

-¿Cuántos viajes ha realizado usted?

-En viajes salen pocos, pero de muchos kilómetros. Hemos cruzado toda África, hemos cruzado toda Europa desde el Atlántico hasta el Mar Negro, hemos hecho travesías desde Francia hasta España y yo he hecho el Camino de Santiago un par de veces desde casa.

-¿Tiene en mente una edad límite para realizar este tipo de travesías?

-Es algo que no me preocupa. Yo tengo 60 años y no veo fin a corto plazo. Los grandes viajes no exigen una gran condición física, solamente requieren salud. Puedes regular con mucha facilidad el ritmo al que vas, el kilometraje diario y los destinos.

-¿Tienen algún proyecto más pensado?

-Muchos.Queremos irnos al mar de Japón a emular la Ruta de la Seda. También tenemos ganar de ir a Oceanía o de cruzar el continente americano. Hacerlos es una cuestión de tiempo. Dentro de poco estaré jubilado y tendré todo el tiempo del mundo. Lo único que queremos es tener siempre proyectos en cartera para estar continuamente llenando nuestras vidas.

El redactor recomienda