Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Ramón Barrera, divulgador y experto en ‘coaching’: “La motivación es tener motivos, está relacionado con tus metas  y hace falta fortaleza y persistir” Ramón Barrera, divulgador y experto en ‘coaching’: “La motivación es tener motivos, está relacionado con tus metas  y hace falta fortaleza y persistir”
Ramón Barrera

Ramón Barrera, divulgador y experto en ‘coaching’: “La motivación es tener motivos, está relacionado con tus metas y hace falta fortaleza y persistir”

Impartió una charla en el Campus de Teruel con motivo del Día Mundial de la Salud Mental
banner click 244 banner 244

El divulgador y experto en coaching Ramón Barrera impartió esta semana en el salón de actos de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de Teruel la conferencia Motivación con E de Energía, organizada por Salud Mental Teruel (Asapme) con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental.

-¿Qué es lo fundamental que hay que saber de motivación?

-Voy a hablar de motivación y también voy a explicar qué es motivación porque muchas veces es un término que hoy lo utilizamos para demasiadas cosas. Me gusta decir que motivación es tener motivos y no ánimo. El motivo está relacionado con tus objetivos, con tus metas, con tus propósitos y luego está el ánimo que es algo diferente, el ánimo va y viene. Hay que entender que hace falta fortaleza, persistir. Tratamos este tema con motivo del Día de la Salud Mental porque están muy relacionados los motivos y el ánimo con la salud mental.

-Este año el Día de la Salud Mental se enfoca a los jóvenes. ¿Se están incrementando los problemas en este sector de la población?

-Bueno parece que los indicadores así lo dicen. Vivimos en un mundo con tantos estímulos, tanta hiperinformación, que eso nos genera desequilibrios, ansiedad, estrés... Es cierto que estos meses, estos años que hemos pasado también han hecho incrementar los problemas en una población que a lo mejor tenía otras necesidades, otros momentos vitales en los que se han visto truncados algunos de sus sueños, de sus momentos, de su energía y eso ha conllevado ciertos desequilibrios.

-¿Psicológicamente han sido los jóvenes de los más afectados por la pandemia?

-No me gusta hacer escalas comparativas. Cada uno lo tiene que vivir a su manera en el momento que le llega. Ha sido algo que nos ha llegado externo y ha sido para todos. No me gusta demasiado victimizar a la juventud. Hay otros sectores de la población como las personas mayores que para mi gusto lo sufrieron más y con consecuencias más graves. Para los jóvenes ha sido en un momento que por su energía vital, por sus inquietudes, deberían estar viviendo otras cosas y se han visto truncadas, pero también les sirve de aprendizaje de ver cómo pueden ser más resolutivos y les ha obligado a aprender a relacionarse de otras maneras. Es cierto que esa parte de interacción que para ellos es tan necesaria y tan importante se ha visto seriamente perjudicada durante un tiempo, pero ahí está también el saber recuperarlo. Que entiendan que ha sido una situación completamente ajena y totalmente imprevista y que por tanto nos ha obligado a cambiar a todos.

-¿Qué se puede aconsejar para más motivado?

-Tenemos que replantearnos qué sentido tienen las cosas, el propósito, el para qué están haciendo las cosas, hacia dónde van. Hay que pararse a comprender el entorno, el mundo, comprender a los demás y comprenderte a ti. Empezar a reconocer tus talentos, en qué eres tú bueno. Es necesario plantearte qué te gusta hacer, cómo puedes contribuir a mejorar la sociedad. Valorar el cambio, porque para mí aprender siempre es cambiar. Valorar el aprendizaje, la importancia que tiene y que ellos sean más protagonistas de su proceso de aprender: no solo de convertirse en estudiantes sino en buenos aprendices. La capacidad de aprender, de valorar el cambio y de reconocer su talento y todo eso unido a encontrar siempre el propósito, el ir buscando qué sentido tiene para ellos las cosas y hacia dónde las quieren llevar: cuáles son sus objetivos, sus metas, sabiendo que la meta siempre necesita acción.

-¿El sistema educativo actual potencia este modelo de aprendizaje y este protagonismo del alumno?

-Se hacen cosas muy interesantes. Se está poniendo mucho el foco en la parte de aprender, es cierto que no en todos los centros, pero creo que desde la labor docente se está haciendo todo lo posible por acercarnos al proceso de enseñanza-aprendizaje de otra manera. Me gusta ser optimista, si no parece que los docentes no estuviesen preparados, no tuviesen herramientas suficientes. Para mí es muy importante que tanto las personas que están en la labor docente como el alumnado encuentren vínculos, que sepan encontrarse, que atendamos a sus inquietudes, que conversemos, que nos escuchemos. Conocer cuáles son los elementos que intervienen en la motivación es imprescindible a nivel docente, pero no todo descansa sobre el profesorado sino que el alumnado debe responsabilizarse de su motivación.

-¿El uso de las tecnologías y su inmediatez complica las cosas a la hora de plantear estas metas que se logran poco a poco?

-Le digo a los alumnos que aprender es lento, es difícil, es un proceso y muchas veces la inmediatez de tenerlo todo al alcance de un clic hace que en muchas ocasiones no valoremos la necesidad de persistir, del proceso, de lo que conlleva alcanzar algo. Parece que todo lo queremos ya, esa inmediatez y esa utilidad de que todo quiero que me sirva de algo ahora. Eso no funciona así, no se trata de un truco, se trata de valorar si para ti esto tiene sentido, dónde quieres llegar. Esto necesita poner de tu parte de entrega y de esfuerzo.

El redactor recomienda