Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

Silvia Gil Cerdá, jefa de la comandancia de la Guardia Civil en Teruel: Silvia Gil Cerdá, jefa de la comandancia de la Guardia Civil en Teruel:
Ilustración de Elena Castillo sobre Silvia Gil para el Calendario Pioneras

Silvia Gil Cerdá, jefa de la comandancia de la Guardia Civil en Teruel: "A la mujer se le obliga a un esfuerzo adicional para demostrar sus capacidades"

Teruel presume de tener al frente de una comandancia la primera mujer en alcanzar el puesto
banner click 244 banner 244

Aunque la mujer está integrada en la Guardia Civil en igualdad de derechos desde 1988, no ha sido hasta fechas muy recientes cuando ha ocupado puestos de relevancia. Hace apenas un año la teniente María Sol Rodríguez se convirtió en la primera mujer en entrar en el Grupo de Acción Rápida, uno de sus cuerpos de élite; en enero de 2020 María Gámez se convirtió en la primera directora general y en noviembre de ese año la teniente coronel Silvia Gil se convirtió en la primera en dirigir una Comandancia de la Guardia Civil, al asumir la jefatura de la de Teruel.

Antes de eso Gil fue la primera mujer al frente de un área de montaña, en la Sección de Rescate e Intervención en Montaña de Cangas de Onis y la primera, la primera jefa de Subsector de Tráfico en Las Palmas, y la autora del primer Plan de Igualdad en la Guardia Civil. Además es Licenciada en Derecho y Grado Universitario en Ciencias Jurídicas y de las Administraciones Públicas, Diplomada en Estado Mayor, Máster en Seguridad, Máster en Estudios de Género y Doctorando en Estudios Feministas y de Género, entre otros cursos, una de las mujeres de referencia elegidas por la Diputación Provincial para elaborar su Calendario Pioneras 2022.

-¿Se considera una mujer pionera?
-En mi ámbito, me ha tocado serlo en algunas áreas, pero antes que yo hubo muchas otras. Las primeras mujeres guardias civiles de pleno derecho ingresaron en 1988 y yo salí de la Academia en 2001. Y antes que ellas, las matronas prestaron servicio, aunque sin arma y sin divisas, desde 1940, en la Guardia Civil, y desde la creación de los Carabineros, en ese cuerpo, antes de ser integrado en la Benemérita.

-Participa en el calendario de la Diputación de Teruel, ¿qué le parece la iniciativa?
-Creo que es una excelente idea para que nuestras niñas y niños tengan de referentes, además de los clásicos referentes masculinos a mujeres que, en la actualidad, ocupan posiciones de liderazgo en muchos sectores en los que, anteriormente, estábamos invisibilizadas o, directamente, no operábamos, ya fuese por sesgos culturales o por imperativos legales.

-¿Había muchas compañeras cuando se formó en la Academia?
-Cuando ingresé en la Academia éramos 11 mujeres, de 150 alumnos. 4 de ellas éramos futuras oficiales de la Guardia Civil.

-¿Se le ha exigido más que a los guardias varones para llegar al mismo puesto?
-Creo que se nos mira más y eso nos ha obligado a hacer un esfuerzo adicional, para demostrar nuestras capacidades.

-¿Ha tenido que renunciar a algo en su vida personal para llegar a dirigir una comandancia?
-A muchísimas cosas.

-¿Cuándo cree que esas renuncias que hacen las mujeres para llegar a puestos directivos se igualarán a las que hacen -o no- los hombres?
-Creo que las medidas de conciliación están haciendo su función y cada vez serán más igualadas las renuncias de unas y otros. Me gustaría que esas renuncias fueran las menos posibles y que quienes estuvieran al frente de las Unidades fueran las personas más válidas, no las que menos impedimentos tienen.

-¿Es una profesión en la que la disciplina es fundamental, ¿ha tenido algún problema por parte de sus subordinados por el hecho de ser mujer?
-La Guardia Civil es una Institución formada por profesionales. Nunca he tenido que enfrentarme a ninguna falta de respeto, si es a eso a lo que se refiere.

-Mujeres y hombres tenemos formas de organizar diferentes, ¿cree que ese liderazgo femenino se ha notado en la comandancia de Teruel?
-Creo que esa pregunta no tendría que responderla yo.

-Hace 30 años que la mujer puede acceder a la Guardia Civil y hacerlo a todos los departamentos, pero ¿es real esta igualdad sobre el papel en el día a día del Cuerpo?
-Aún queda margen de mejora para alcanzar la igualdad real y efectiva, no solo dentro de la Guardia Civil, sino en toda la sociedad. El Cuerpo ha hecho un ejercicio de transparencia al publicar el diagnóstico de situación, que expone los datos concernientes a la carrera profesional del personal (ingresos, ascensos, destinos, cursos, etcétera) en función de su sexo y el plan de igualdad, que contiene las medidas correctoras. Creo que es un buen comienzo el ser conscientes de dónde estamos y de hacia dónde queremos ir. En la Guardia Civil hablamos con datos en la mano y eso es algo fundamental.

-¿Qué mensaje les mandaría a las niñas a las que va dirigido el calendario Pioneras?
-Que se atrevan a soñar a lo grande, que no se pongan límites.

-Se habla mucho de sororidad, ¿se da en la Guardia Civil?
-Diría que sí. Los cursos sobre liderazgo para mujeres que se realizan en la EOI, en Madrid, junto con el Instituto de las Mujeres han ayudado mucho. Personalmente, yo me he sentido muy cuidada por las guardias civiles, tanto en este destino como en todos los destinos previos. Creo que tendemos a ayudarnos, a escucharnos y a valorarnos. Ese es un buen punto de partida.

El redactor recomienda