Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Camarillas arroja nuevos hallazgos paleontológicos de importancia sobre dinosaurios Camarillas arroja nuevos hallazgos paleontológicos de importancia sobre dinosaurios
Investigadores analizando una huella tridáctila de las aparecidas en Camarillas. Marcos Aurell

Camarillas arroja nuevos hallazgos paleontológicos de importancia sobre dinosaurios

Descritas contrahuellas de ornitópodos de más de medio metro de longitud
banner click 244 banner 244

Camarillas sigue arrojando nuevos hallazgos paleontológicos de importancia sobre dinosaurios, después de que el año pasado se diera a conocer el descubrimiento de una columna vertebral de más de 5 metros perteneciente a un saurópodo. Ahora han sido descritas icnitas de más de medio metro de longitud de una edad de 125 millones de años. Habrían sido dejadas por dinosaurios ornitópodos, emparentados con Iguanodon, y se trataría de contrahuellas, al haberse conservado el relleno, no la pisada en sí misma.

Este nuevo descubrimiento fue dado a conocer este martes por la Universidad de Zaragoza, ya que el equipo de paleontólogos que ha hecho el hallazgo está conformado por el grupo de investigación Aragosausus-IUCA de este centro universitario, junto con científicos del Institut Català de Paleontología Miquel Crusafont y del Departamento de Geología de la Universidad de Salamanca.

El estudio ha sido publicado en la prestigiosa revista científica Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology, y en el mismo se describen una serie de icnitas (huellas) dejadas en el término municipal de Camarillas por dinosaurios ornitópodos del tipo Iguanodon, que podían medir entre 9 y 10 metros de longitud.

Este tipo de dinosaurios fueron muy abundantes en la fauna de los ecosistemas del Cretácico Inferior de hace 125 millones de años en lo que hoy es la Cuenca del Maestrazgo.

Diego Castanera

El primer autor del artículo científico, el paleontólogo Diego Castanera, destacó que las icnitas se encuentran muy bien conservadas y es posible observar con gran detalle las marcas de los dedos. “Se trata de huellas grandes y robustas de más de 50 centímetros de longitud, y bastante diferentes de las que encontramos en yacimientos más antiguos que son más pequeñas y gráciles”, comentó el científico.

El estudio constata que estas icnitas representan la evidencia más antigua en la Cuenca del Maestrazgo de este tipo de huellas de ornitópodo, además de reflejar el cambio de faunas que se produjo en este grupo de dinosaurios entre finales del Jurásico, cuando las especies de este tipo eran de pequeño y mediano tamaño, y el comienzo del Cretácico, cuando algunas de ellas llegaron a alcanzar los 9 y 10 metros de longitud.
 

Traslado del bloque con las icnitas encontradas. Jara Parrilla


Beatriz Bádenas, otra de las autoras firmante del trabajo, explicó que el hallazgo no consiste en la pisada dejada sobre el terreno, sino en el relleno en positivo, es decir, con la forma del pie como si estuviese fosilizado.

“Este tipo de conservación es más típico en otros tipos de rocas como las areniscas muchas veces relacionadas con un origen fluvial, sin embargo el nuevo yacimiento se encuentra en rocas que fueron sedimentos de un lago de poca profundidad, por donde pasearon los dinosaurios, y gracias a ellas hemos podido descubrir una compleja historia de sedimentación, formación y preservación de las huellas ligadas a las variaciones del nivel de agua en la orilla del lago”, dijo Bádenas, mientras que José Ignacio Canudo, investigador principal del grupo Aragosaurus-IUCA, comentó que se trata de “uno de los escasos ejemplos de este tipo de fosilización descritos hasta el momento en la península Ibérica”.

Los autores destacan además que pese a que en las últimas décadas se han descrito centenares de huellas de dinosaurio en la provincia, hasta fechas muy recientes no se habían hallado rastros en la formación geológica El Castellar.

La ausencia de las mismas hasta ahora había llamado la atención de los investigadores porque estos sedimentos sí han proporcionado numerosos huesos, y no se entendía el motivo de que no apareciesen icnitas siendo de origen lacustre esta formación geológica, lo que la convierte en proclive para que pudieran quedar registradas las sendas de los dinosaurios.

Las huellas han sido encontradas a apenas un kilómetro de distancia del casco urbano de Camarillas, en el yacimiento denominado de San Benón, y los paleontólogos han destacado que su hallazgo ha sido fruto de la colaboración ciudadana al ser descubiertas por el vecino de la localidad Pedro Cirugeda.

Exposición

El yacimiento con las icnitas fue descubierto por el vecino de la localidad Pedro Cirugeda cuando vio unos bloques de roca caliza en el margen de la carretera A-228, movidas de su posición original durante la construcción de esta vía de comunicación. El vecino identificó las marcas como huellas de dinosaurio y avisó a la Dirección General de Patrimonio Cultural.

Actualmente  las icnitas están expuestas y musealizadas en el parque de Camarillas gracias a una actuación en la que se trasladó el bloque con las icnitas, a iniciativa del Ayuntamiento de la localidad, y que fue realizada por investigadores del grupo Aragosaurus y el Institut Català de Paleontología en colaboración con Paleoymás.

El redactor recomienda