Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Dos exalumnas del Campus de Teruel, entre las 15 primeras de las pruebas para Psicólogo Interno Residente (PIR) Dos exalumnas del Campus de Teruel, entre las 15 primeras de las pruebas para Psicólogo Interno Residente (PIR)
Ana Zarzoso y Celia Arnau en la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de Teruel

Dos exalumnas del Campus de Teruel, entre las 15 primeras de las pruebas para Psicólogo Interno Residente (PIR)

Ana Zarzoso y Celia Arnau se formarán como Psicólogas Clínicas
Ana Zarzoso Robles y Celia Arnau Latorre, que se formaron como psicólogas en la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas del Campus de Teruel, han logrado el décimo tercero y décimo cuarto puesto en el examen PIR (Psicólogo Interno Residente), el equivalente al MIR para Psicología, que les permitirá formarse como psicólogas clínicas.

A la prueba se presentaron más de 4.300 personas para cubrir 198 plazas. Ana Zarzoso terminó el grado de Psicología en 2019 y ya entonces tuvo claro que quería prepararse para el PIR. Esta era la segunda vez que se presentaba y ahora quiere hacer su residencia en el Hospital La Fe de Valencia.

Mientras, Celia Arnau, acabó la titulación en 2016 y después hizo el máster en Psicología General Sanitaria también en Teruel y finalizó en 2018. Al ver que no encontraba mucho trabajo decidió preparar este examen y esta era su tercera convocatoria. Compaginó el estudio con un empleo en Cruz Roja. En su caso ha pedido la plaza del Hospital Miguel Servet de Zaragoza. Ambas están muy ilusionadas con esta nueva etapa puesto que les gusta mucho la psicología clínica.

Psicología

“Me considero una persona curiosa y es la parte de la Psicología más interesante. Son personas que hay mucho sufrimiento detrás y hay que entender el contexto en el que están viviendo. Me llama mucho la atención”, indicó Celia Arnau. Por su parte, Ana Zarzoso hizo las prácticas de la carrera en el Miguel Servet y fue una experiencia muy positiva para ella. “Me gustó un montón y creo que es ayudar a los demás, eso es lo que nos mueve. Eso me motivaba a estudiar, pensar que voy a hacer algo útil y más ahora con la pandemia”, detalló la joven psicóloga turolense.

El camino hasta lograr este objetivo no ha sido fácil, detrás ha habido muchas horas de estudio. Las dos turolenses insisten el que es fundamental prepararse con una academia. “Es la base, te dan todo muy estructurado, si no es imposible. Además resuelven las dudas y esta vez que hubo una actualización muy tarde del libro son los que te ayudan”, explicaron. Las futuras psicólogas clínicas aseguraron que la formación recibida en la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de Teruel, tanto en el grado como en el máster, ha sido muy buena y les ha sido muy útil para prepara este exigente examen.  

Tipología clínica

El próximo 30 de junio se incorporarán a sus destinos que conocerán el día 11. “Espero aprender muchísimo, salir sabiendo desenvolverme en la tipología clínica y encontrarme con compañeros que me enseñen y que esté a gusto con ellos”, comentó Celia Arnau. Ahora les espera por delante cuatro años de preparación pero las dos psicólogas están convencidas de que volverán a Teruel. “Me imagino mi vida en Teruel, me voy pero mi intención es volver en un futuro”, comentó Celia Arnau.

“Nunca se sabe porque la vida da muchas vueltas, pero Teruel es muy cómoda para vivir y tengo aquí a mi familia y mis amigos así que quiero regresar”, añadió Ana Zarzoso. Ana y Celia reconocieron que no son muchos sus compañeros que optan por hacer el PIR y que son más quienes hacen un máster porque se considera “inalcanzable” por las pocas plazas que hay y la gente tiene miedo.

Las dos psicólogas animan a aquellos que estén interesados en dar el paso y presentarse pero advierten que hay que tomárselo muy en serio. “Si realmente es lo que quieren, que lo intenten pero que sepan que es un camino duro”, afirmó Celia Arnau y su compañera Ana Zarzoso añadió que “hay que ir a tope desde el principio y creer que es posible conseguirlo”. Celia Arnau reivindicó la necesidad de que se saquen más plazas PIR porque “la salud mental es importante y debería haber más psicólogos clínicos en la sanidad pública”.

El redactor recomienda