Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

El 8M en Teruel: las mujeres tienen más obstáculos que pasar  a pesar de tener las mismas capacidades El 8M en Teruel: las mujeres tienen más obstáculos que pasar  a pesar de tener las mismas capacidades
Concentración este martes en la plaza del Torico. EFE/Antonio García

El 8M en Teruel: las mujeres tienen más obstáculos que pasar a pesar de tener las mismas capacidades

Las víctimas de la guerra de Ucrania en el recuerdo de los actos organizados por la mañana y por la tarde en la capital
banner click 244 banner 244

Con la lectura de dos manifiestos finalizaron este martes los actos que tuvieron lugar en Teruel a lo largo de toda la jornada con motivo del Día Internacional de la Mujer. Fue en la plaza del Torico en una concentración convocada de forma conjunta por Asamblea 8M y la Coordinadora de organizaciones feministas de Teruel y donde  una performance demostró que las mujeres tienen más obstáculos a los que enfrentarse a pesar de tener las mismas capacidades.

En el manifiesto leído por la Coordinadora, se puso de manifiesto que “todavía no podemos dejar de luchar para seguir avanzando en una igualdad real y efectiva”. Recordaron el importante papel que las mujeres han tenido en la lucha contra la Covid y para las que pidieron un aplauso.

Desde la Coordinadora destacaron los importantes logros que el movimiento feminista ha alcanzado en materia de igualdad a lo largo de los años, pero quisieron decir alto y claro, que todavía hay muchos retos pendientes y  que es “fundamental” seguir exigiendo políticas públicas que corrijan esta situación de desigualdad y clara discriminación.

“Hoy estamos en la calle denunciando el sometimiento del patriarcado y su violencia estructural, pero mañana debemos seguir exigiendo medidas efectivas que corrijan la desigualdad salarial, que las tareas de cuidado y el trabajo doméstico no remunerado tenga una distribución equitativa, que la pobreza deje de tener principalmente rostro de mujer, que representación femenina en cualquier ámbito de la sociedad sea paritaria, y por su puesto el fin de todas las formas de violencia contra las mujeres”, proclamaron.

El manifiesto también sirvió para exigir “la soberanía sobre nuestros cuerpos, el derecho a la salud sexual y reproductiva, y de una forma contundente sobre el derecho al aborto dentro de la sanidad pública”.

Condenaron las violencias machistas, que “en cualquiera de sus formas deben ser erradicadas” y no se olvidaron de Ucrania, ya que se pidió el fin de la invasión del país por parte de Rusia. Igualmente, recordaron la situación de las mujeres en Afganistán donde son “las principales víctimas del régimen talibán”.

Tras la performance de un chico y un chica corriendo para alcanzar sus metas, y donde se representó que los hombres tienen menos obstáculos que las mujerse a pesar de tener las mismas capacidades, las representantes de la Asamblea 8M, que representaban a diferentes grupos de toda la provincia y también del Rincón de Ademuz, leyeron su manifiesto en el que destacaron a las mujeres del medio rural.

Pusieron en valor también a las mujeres que en su mayoría se han ocupado durante la pandemia de los cuidados. Recordaron a las más de mil cien mujeres muertas desde 2003 por violencia machista y alertaron del incremento de casos de violencia contra las mujeres. “Hemos visto aterradas cómo se disparaban las llamadas al 016”, se dijo y también  ha habido un aumento de la misoginia, el racismo, el sexismo y la fobia a colectivos LGTBI+.

Defendieron una sanidad y una educación universal, gratuita y de calidad y se mostraron contrarias a los proyectos de macrogranjas y los  grandes parques eólicos para la provincia que van contra el territorio, porque “solo benefician a las grandes urbes y empresas bloqueando los vínculos entre las personas, los animales y la tierra”. Pidieron por último tejer redes y vínculos  por un feminismo de todos “de hermanas siempre juntas y combativas” frente al patriarcado del capitalismo.

Los representantes de las sindicatos UGT y CCOO, en la plaza de la Catedral

Acto de los sindicatos

Planes de igualdad efectivos en las empresas y medidas para garantizar la corresponsabilidad son las dos principales reivindicaciones que hicieron los sindicatos Comisiones Obreras (CCOO) y Unión General de Trabajadores (UGT) durante la celebración del 8M, que este año consistió en una concentración en la plaza de la Catedral a las 11 de la mañana y la lectura de un manifiesto.

Tras el acto, la secretaria general de CCOO, Pilar Buj, destacó la importancia que tiene la unión para romper “la brecha salarial que existe” y que cifró en el 24%. La responsable considera “absolutamente necesario” que las empresas pongan en marcha los plantes de igualdad. Una igualdad que, a juicio del secretario general de UGT, Alejo Galve, “no se está viendo”. Buj añadió que no se logrará mientras no exista corresponsabilidad en la vida familiar y destacó la necesidad de crear medidas que la favorezcan.

En sus declaraciones rompió una lanza en favor de las mujeres que viven en el medio rural, a las que definió como “pilar invisible”. Alertó de que “si no tienen medios de vida en los pueblos, esas familias se acabarán marchando”, por lo que es necesario que las administraciones implementen políticas que apuesten no solo por el empleo de calidad, sino también por la creación de unos servicios similares a los que hay en las ciudades. A todo ello hay que sumar, dijo Buj, “la corresponsabilidad en los cuidados de niños y ancianos y en las tareas del hogar”.

Galve aludió en su intervención a los partidos de ultraderecha, que plantean medidas por las que la mujer volvería a la situación que tenía “en los años 30 o incluso antes”. Lamentó que realizan esas propuestas con la connivencia de otras formaciones políticas “que lo permiten por mantener el sillón”.

El acto arrancó con un minuto de silencio por las víctimas de la guerra de Ucrania, entre las que las mujeres también tienen un importante papel “al llevar en sus espaldas la carga de sacar a sus hijos de la guerra”, especificó Buj.

En el manifiesto, que leyeron de forma conjunta Flora Belenchón, de Comisiones Obreras y Geles Villarroya, de UGT, hicieron alusiones tanto a las subidas salariales como a la reciente reforma laboral, “medidas que benefician a miles de trabajadoras que se encuentran en una situación especialmente precaria”. También recordaron a las tres mujeres asesinadas en lo que va de año (1.129 desde 2003) así como a las mujeres de otras zonas del mundo que están en peligro.

Para ambos sindicatos es fundamental impulsar la negociación colectiva de medidas y planes de igualdad y exigir el cumplimiento de los planes que ya existen. Plantearon la importancia de incrementar y mejorar las políticas activas de empleo, con perspectiva de género y de adoptar medidas de acción positiva en las políticas generales dirigidas a eliminar la discriminación y la desigualdad en el empleo. Otro de los puntos en los que incidieron es en la necesidad de “dignificar el sector de cuidados, acometer la plena equiparación de derechos de las trabajadoras del hogar y adoptar políticas de corresponsabilidad efectiva”.

El acto, al que acudieron en torno a medio centenar de personas, concluyó con un minuto de silencio en recuerdo a las mujeres asesinadas a manos de sus parejas y exparejas.

Por la tarde se sucedieron los actos dirigidos a diferentes sectores de la sociedad pero todos con un objetivo común: la igualdad.

El redactor recomienda