Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El autobús urbano de Teruel adaptará horarios y paradas y se atenderá a las pedanías a demanda El autobús urbano de Teruel adaptará horarios y paradas y se atenderá a las pedanías a demanda
La frecuencia del autobús urbano se modificarán con la nueva reestructuración

El autobús urbano de Teruel adaptará horarios y paradas y se atenderá a las pedanías a demanda

La modificación del contrato de explotación incluye una nueva parada para San Hermenegildo
banner click 244 banner 244

El Ayuntamiento de Teruel trabaja en la reestructuración de las líneas de autobús urbano para dar respuesta a las peticiones vecinales y para atender mejor a los barrios rurales, con un novedoso sistema a demanda. Así lo avanzó este lunes la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, a preguntas de los periodistas tras la Junta de Gobierno en la que se aprobó una nueva subvención periódica de los bonos de personas con discapacidad y jubilados, correspondiente al último trimestre del pasado año, a favor de Autocares Urbanos de Teruel SL, del Grupo Samar, que es la concesionaria del servicio.

La recuperación de la parada junto al Hospital Obispo Polanco de Teruel, la inclusión de una nueva en la residencia de mayores San Hermenegildo y la reorganización del servicio que se presta a los diez barrios rurales son los principales puntos sobre los que se está trabajando.

“La parada del hospital recibía quejas y se va a corregir para dar un mejor servicio. También se va a llegar hasta la residencia San Hermenegildo, porque hay turolenses que tienen allí a sus familiares y así nos lo han solicitado y además haremos otras pequeñas modificaciones”, especificó ayer la alcaldesa.

Pero además “será el momento de poner en marcha el transporte a demanda a los barrios rurales”, apuntó. Para ello habrá que llevar a comisión el modificado del contrato de explotación del servicio y después adquirir un pequeño vehículo para atender a las pedanías, por eso aclaró que la puesta en marcha no será inmediata. De momento, “hay un acuerdo con la empresa de autobuses para ello”, dijo, y la modificación “será una realidad en los próximos meses”, porque ahora “nos falta toda la tramitación administrativa”.

La responsable municipal señaló que también se va a llevar a cabo “un lavado de cara” de las paradas de autobús, tanto marquesinas como postes. Algunas han sido objeto de quejas por parte de los usuarios y los vecinos de la zona y su estado se debe en ocasiones a actos vandálicos.

Transporte a demanda

El transporte a demanda a los barrios rurales es una antigua aspiración a la que no se ha dado respuesta por su dificultad. Ahora parece estar más cerca de ser una realidad. Según explicó ayer el concejal de Transportes, Juan Carlos Cruzado, se atenderá a los diez barrios rurales y se ofrecerá una frecuencia de paso de uno, dos o tres días a la semana según el tamaño y localización de la pedanía. Se establecerá un calendario que será flexible para poder atender a otras localidades aunque no estén previstas en esa jornada. Para ello, habrá que solicitar el servicio el día anterior.

Un día a la semana se atenderá a Tortajada, Valdecebro y Villalba Baja; dos días a la semana, Aldehuela, Caudé, Concud y El Campillo y tres días a la semana Castralvo, San Blas y Villaspesa. Estas serán las prioridades, pero si  no hay demanda al destino previsto se podrá aprovechar para ir a otro destino.

Para atender a los barrios se contará con un vehículo de nueve plazas. Su puesta en servicio supondrá reestructurar la actual línea P, que se quedará para conectar con el Polígono La Paz, como hace actualmente, y para hacer una línea directa que cruzará toda la ciudad. Se atenderá así otra de las quejas de los turolenses sobre los rodeos que dan los actuales itinerarios y el concejal se mostró convencido de que se utilizará más que ahora.

Las actuales líneas A y B seguirán ofreciendo los servicios que hacen hasta ahora pero se ha visto la necesidad de ampliar la frecuencia de los 15 minutos a 20 minutos, ya que desde que se redujo a 30 km/hora la velocidad a la que se puede ir por la ciudad los tiempos van muy ajustados. Esta ampliación de frecuencias posibilitará también llevar a más sitios como la residencia San Hermenegildo o atender la parada del Hospital Obispo Polanco.

Cambios

“Estos cambios se van a poder hacer con los kilómetros que sobran al modificar la atención a los barrios rurales”, explicó el concejal que apuntó que ya hay prevista una partida económica para la adquisición del vehículo que atenderá a las pedanías.

Cruzado indicó por otra parte que han reclamado a la empresa que arregle o renueve las marquesinas y postes de paradas que se encuentran en mal estado.

El actual contrato de prestación del servicio de transporte colectivo comenzó su andadura en 2015 por un periodo de diez años. Para incluir las novedades previstas, habrá que aprobar primero en comisión y luego en el pleno un modificado antes de que puedan entrar en vigor.

La alcaldesa recordó ayer que durante la pandemia se produjo un descenso en el uso del transporte urbano, como ocurrió en otras ciudades, y el Ayuntamiento concedió una subvención extraordinaria porque así lo establece el  contrato para causas sobrevenidas. En 2021 se fue recuperando paulatinamente el número de viajeros pero aún se está por debajo de la media anterior al confinamiento.

Por otra parte, Emma Buj mostró su preocupación por los últimos incendios ocurridos en el casco urbano, que solo han provocado daños materiales pero que parecen intencionados “porque parece que  se utilizaron acelerantes”. La Policía Nacional investiga los hechos.

El redactor recomienda