Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

El Ayuntamiento de Teruel resolverá el contrato con la constructora de la piscina climatizada El Ayuntamiento de Teruel resolverá el contrato con la constructora de la piscina climatizada
Caseta de obras de la futura piscina climatizada de Teruel

El Ayuntamiento de Teruel resolverá el contrato con la constructora de la piscina climatizada

Malestar con la empresa por las "continuas excusas" que se han presentado desde que comenzaron los trabajos

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ha mostrado abiertamente este lunes su malestar con la empresa Marco Infraestructuras y Medio Ambiente, encargada de construir la nueva piscina climatizada, y ha anunciado su intención de resolver el contrato por incumplimiento del mismo.

En rueda de prensa tras la Junta de Gobierno Local, Buj ha criticado las “continuas excusas” que la empresa constructora le ha estado dando al Ayuntamiento desde que comenzaron las obras y ha cuestionado la intención de incrementar el presupuesto en un 73 % respecto a lo inicialmente acordado.

La alcaldesa ha explicado que el 17 de junio el consistorio turolense ordenó a la empresa Marco Infraestructuras y Medio Ambiente proseguir con las obras, pero presentaron alegaciones en el plazo de 10 días que tenían, por lo que ha considerado que dejaron claro que “no tienen ninguna intención de empezar la construcción”.

Resolución del contrato

De esta manera, según ha detallado la alcaldesa, el siguiente paso será la resolución del contrato con esta empresa por incumplimiento, que supondrá la requisa de la fianza, que asciende a 160.000 euros, y la imposición de una penalización que todavía está por determinar.

Entre las excusas que desde la empresa han dado para detener la obras, Buj ha citado la pandemia del coronavirus o la aparición de un cable de alta tensión en el área donde debería de ir el vaso de la piscina, pero ha recordado que fue el propio Ayuntamiento quien lo retiró con sus propios medios y, aún así, no continuaron las obras.

Igualmente, ha reprochado la intención de la empresa de incrementar en un 73% el presupuesto una vez que ya habían comenzado la obras y ha aseverado que ella como alcaldesa “jamás va a entrar en el juego de las empresas” porque, según ha añadido, esa modificación “ni entraría en la legalidad ni en la moralidad”.

“Lo cierto es que cuando un ayuntamiento realiza muchas obras hay algunas que siempre tienen dificultades y, en esta ocasión, le ha tocado a la piscina climatizada, pero se resolverá el contrato, se hará otro y tendremos piscina climatizada. Con dos años de retraso, pero tendremos”, ha concluido Buj. 

El redactor recomienda