Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

303_1200x150-controlglass.gif banner click 303 banner 303

Una sentencia sobre la nueva piscina cubierta da la razón al Ayuntamiento de Teruel Una sentencia sobre la nueva piscina cubierta da la razón al Ayuntamiento de Teruel
Terrenos donde está previsto que se construya la piscina climatizada de Los Planos

Una sentencia sobre la nueva piscina cubierta da la razón al Ayuntamiento de Teruel

El consistorio denegó en 2020 parar las obras y la Justicia lo apoya
banner click 244 banner 244

Una sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Teruel da la razón al Ayuntamiento de la capital en el primero de los litigios que la empresa que iba a construir la segunda piscina cubierta de la ciudad tiene con el consistorio turolense, cuando el Ayuntamiento denegó parar las obras mediante un acuerdo de pleno tomado en abril de 2020.

Así lo indicó la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, después de que recientemente llegara la comunicación al Ayuntamiento de la sentencia, firmada el pasado 23 de diciembre, y donde se indicaba que la decisión municipal se ajusta a derecho.

La alcaldesa destacó la importancia de ganar esta sentencia porque la empresa, en un momento determinado, pidió que se suspendiera la ejecución de las obras  y el Ayuntamiento se negó a ello “porque entendíamos que no había motivo para ello”. Este acuerdo plenario fue llevado a juicio por la empresa adjudicataria de los trabajos Marco Infraestructuras y Medio Ambiente  (Mainsa) “y en estos momentos ya tenemos una sentencia favorable al Ayuntamiento que nos da la razón sobre que esas obras no deberían haberse parado”.

Los trabajos se interrumpieron por la aparición de un cable de media tensión en la parcela donde se estaba procediendo al movimiento de tierras pero, una vez que se retiró, los trabajos  deberían haberse continuado por parte de la empresa y el Ayuntamiento instó a que así fuera aunque no se reanudaron.

La alcaldesa reconoció que esta es la primera sentencia de un proceso que está judicializado por varios motivos: “Hemos ganado esa primera batalla pero quedan otras pendientes como es la propia resolución del contrato”. Esta decisión, que se tomó el pasado año, también ha sido llevada a juicio por parte de la empresa adjudicataria.

La alcaldesa reconoció que , aunque son dos procesos distintos, es muy importante que el Ayuntamiento tenga esta primera sentencia a favor, que será “fundamental” para el resto de procedimientos.

La resolución del contrato tendrá que ir al Consejo Consultivo de Aragón que se tendrá que pronunciar al respecto.

Modificación del proyecto

Paralelamente, el Ayuntamiento puede trabajar en la modificación del proyecto, que fue adjudicado en 2019, por lo que hay que actualizarlo. Buj apuntó que la obra podría volver a licitarse aunque no se podría adjudicar hasta que finalizara el proceso de resolución del anterior contrato. “Podríamos dar todos los pasos previos pero nunca llegar a adjudicarse hasta que esté resuelto”, explicó.

La alcaldesa añadió que se está trabajando ya en ese modificado desde los Servicios Municipales de Arquitectura. Recordó que en todo este tiempo, desde que se licitó el anterior, el precio de los materiales de construcción ha subido y las circunstancias son otras. Todo se tendrá que tener en cuenta a la hora de encargar el modificado.

La segunda piscina de Los Planos comenzó a construirse  en 2019. Se adjudicó por 3.850.000 euros, IVA incluido, en un concurso con un precio de licitación al que se habían presentado cinco firmas. La adjudicataria  tuvo que justificar una baja anormalmente baja.

Los trabajos tenían un plazo de ejecución de 15 meses por lo que a estas alturas ya tendría que estar finalizada.

Los problemas comenzaron cuando durante el movimiento de tierras apareció soterrada una línea de  media tensión, en un lugar donde no estaba previsto. Los trabajos se paralizaron a lo que hubo que sumar la situación creada por el confinamiento de la pandemia.

En mayo del año pasado Endesa realizó el traslado de la línea, una actuación que costeó el Ayuntamiento. Cuando finalizaron estos trabajos se instó desde el consistorio a la empresa adjudicataria a que reanudara las obras pero no lo hizo. Mainsa había solicitado además al consistorio un incremento del 73% en el presupuesto, que no fue admitido por el Ayuntamiento.

El redactor recomienda