Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

El Colegio de Abogados de Teruel reconoce a los letrados más veteranos de la provincia El Colegio de Abogados de Teruel reconoce a los letrados más veteranos de la provincia
Lucía Solana fue una de las abogadas que recibió el reconocimiento por sus 25 años como colegiada

El Colegio de Abogados de Teruel reconoce a los letrados más veteranos de la provincia

Gómez Palmeiro y Martínez Bru, distinguidos con la Medalla de Honor
banner click 244 banner 244

El Colegio de Abogados de Teruel recuperó este viernes las celebraciones del día de su patrona, Nuestra Señora del Buen Consejo, tras dos años sin poder hacerlo por la pandemia, y reconoció a los letrados más veteranos de la provincia que han cumplido durante este tiempo los veinticinco años de ejercicio profesional, además de distinguir con la Medalla de Colegiado de Honor a Santiago Martínez Bru y a Manuel Gómez Palmeiro, y conceder a título póstumo la Medalla al Mérito en la Abogacía a Jorge Miguel Ochoa y de la Red.

Los profesionales de la abogacía volvieron a celebrar su festividad, aunque la trasladaron del Museo de Teruel, donde se celebraba tradicionalmente, al salón de actos de la Delegación Territorial del Gobierno de Aragón, donde los nuevos letrados colegiados hicieron su promesa o juramento, y se entregó el reconocimiento a los compañeros que han cumplido 25 años de colegiados tanto este año como en los dos anteriores, 2020 y 2021, puesto que este acto no pudo celebrarse por la covid.

Entre los abogados que recibieron reconocimientos estaban la exdecana del Colegio, Lucía Solanas, así como su actual titular, Alfonso Casas, además de Manuel Gómez Palmeiro, que también estuvo al frente del mismo y al que ayer se le hizo un reconocimiento por sus 50 años de ejercicio profesional como colegiado.

Alfonso Casas fue el encargado de dirigirse a los asistentes como uno de los letrados que han cumplido los 25 años. Destacó los cambios que ha habido en todo este tiempo y de qué manera quienes han llegado a ese momento de su ejercicio profesional lo hacen con ese equilibrio que da la veteranía, desde la “audacia e ímpetu” de los inicios hasta la “prudencia y mesura” que se alcanza con el paso de los años sin perder la ilusión. Una ilusión que aseguró que había motivo para mantenerla puesto que si se observa el entorno en el que vivimos se aprecia que somos “seres privilegiados”, recalcó.

Teletrabajo

El decano valoró también que en todos estos años la Administración de Justicia haya cambiado y hoy esté a la “altura de los tiempos”, habiéndose propiciado incluso el teletrabajo. Argumentó que a pesar de que siempre se es algo reacio a los cambios, los profesionales de la abogacía están “obligados a salir de esa zona de confort”. Apeló igualmente en los tiempos actuales a no dejar de mirar “a los más cercanos”, en referencia a sus familias.
 

El acto se inició con los juramentos de los nuevos colegiados


Antes de que se iniciase el acto, el colegiado de honor Manuel Gómez Palmeiro, que cumple 50 años de ejercicio profesional como colegiado, recordó también los cambios tan grandes que se han producido en todo este tiempo, tanto en la manera de trabajar con los avances tecnológicos que se han producido, como en la propia evolución de los delitos.

Gómez Palmeiro, que además apadrinó a su hijo Víctor Manuel Gómez García, que fue uno de los nuevos abogados colegiados que juró ayer, dijo que cumplir ese tiempo de ejercicio profesional se veía “con mucha naturalidad”. Reconoció que el tiempo se le había pasado “volando” y aseguró que “mientras el cuerpo aguante y la mente esté lucida” seguirá trabajando porque siempre le había “apasionado” esta profesión y todavía seguía “disfrutando con ella”.

El letrado reconoció que había cambiado mucho la Administración de Justicia en Teruel, así como el número de colegiados desde que empezó él. Opinó que el mayor cambio que se había producido en este tiempo había sido la implantación de las nuevas tecnologías, porque cuando empezó él lo que se usaba era la máquina de escribir con copias de calco.

“Cuando había que hacer una corrección a lo mejor tenías que redactar de nuevo la demanda, la contestación o un contrato de arrendamiento que habías preparado, cuando ahora los ordenadores te facilitan la vida”, dijo el abogado, que destacó también los cambios “enormes” entre los implicados en la Administración de Justicia, “que ha facilitado muchísimo las cosas”.

Argumentó en este sentido que de no haber sido así hoy habría resultado imposible atender tantos asuntos como se atienden. Recordó que cuando se colegió él hace cincuenta años, en el único Juzgado de Primera Instancia que había en Teruel hubo 119 asuntos, de los cuales más de la mitad eran solo declaraciones de herederos. Sobre la más reciente novedad, los juicios virtuales, el veterano profesional dijo que no era lo mismo porque la presencialidad aporta “muchos matices que aprecia el juez”.

Juramento y reconocimientos

El acto de celebración de la festividad del Colegio de Abogados de Teruel contó en la presidencia, además de con Alfonso Casas, con la decana del Colegio de Abogados de Huesca y vicepresidenta primera del Consejo Aragonés de la Abogacía, Ana Soria, así como con la vicedecana de Teruel, Carmen Julián, y el secretario accidental del Colegio, Miguel Redón. Un cuarteto de música con profesores del Conservatorio Profesional de Música de Teruel se encargó de amenizarlo.

Los nuevos abogados que se han incorporado en estos dos últimos años que juraron como colegiados fueron Víctor Manuel Gómez, Rodrigo Villarroya, Carlos Sayas y Elena Salesa. A continuación se entregaron los reconocimientos a los colegiados que habían cumplido 25 años en 2020, 2021 y 2022, y por último se entregó la Medalla de Colegiado de Honor a Santiago Martínez Bru, ya fallecido si bien el reconocimiento es de mayo de 2020, y Manuel Gómez Palmeiro, además de concederse a título póstumo la Medalla al Mérito en la Abogacía a Jorge Miguel Ochoa y de la Red, secretario de la Junta de Gobierno que falleció el verano pasado.

El redactor recomienda