Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

El embalse del Arquillo está en su nivel más alto en junio de los últimos tres lustros   El embalse del Arquillo está en su nivel más alto en junio de los últimos tres lustros  
El embalse del Arquillo, que no deja de ser frecuentado por los turolenses a cualquier hora del día, en la tarde del miércoles

El embalse del Arquillo está en su nivel más alto en junio de los últimos tres lustros  

El pantano de la pedanía de San Blas se encuentra a un 91,7% de su capacidad

El embalse del Arquillo de San Blas está al comenzar el mes de junio en su nivel más alto para esta época del año de los últimos tres lustros. La presa almacenaba el miércoles 19,26 Hm3 de agua, lo que supone el 91,7% de su capacidad, y no dejaba de seguir aumentando gracias a las precipitaciones de los últimos días, según datos de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ).

En los últimos cuatro años, desde 2018, el Arquillo está obsequiando a los turolenses con unos volúmenes de agua espectaculares para esta época del año tras el bache que supuso el ejercicio de 2017 por la fuerte sequía que sufrió Teruel y que dejó prácticamente seco el pantano, aunque en el mes de junio estaba a menos de la mitad de su capacidad, solo un 39,76%.

Las nevadas a principios de este año y las lluvias sostenidas durante la primavera con las precipitaciones acumuladas en las últimas semanas, están haciendo que el embalse del Arquillo esté alcanzando los niveles más altos de la última década o de los últimos quince años conforme va pasando el año.

Junio lo ha iniciado con esa racha, como ya lo hiciera hace un año cuando los turolenses pudieron salir del confinamiento y encontraron en el Arquillo un refugio en sus salidas al campo. En la tarde del miérciles el pantano dependiente de la CHJ tenía embalsados 19,26 hectómetros cúbicos de agua, lo que supone que se encuentra a un 91,7% de su capacidad.

Hay que tener en cuenta que este embalse por sus dimensiones es de rápida reposición y se llena pronto cuando hay precipitaciones, como ya se vio en el año 2018 tras la larga sequía sufrida el ejercicio anterior. Ya en 2018 el Arquillo inició junio con el récord de la década para esa época del año al alcanzar el 91,05% de su capacidad de embalse, que se superó al año siguiente al situarse en un 91,20%.

El año pasado al comenzar junio estuvo al 91% y este mes de junio lo hace todavía más lleno, a  casi el 92%, exactamente al 91,7% de acuerdo con los registros en tiempo real ofrecidos por la CHJ a última hora del miércoles.

Esos 19,26 hectómetros cúbicos que almacena en estos momentos el embalse de San Blas es el nivel más alto registrado por el Arquillo en esta época desde 2004 cuando al comenzar el mes de junio llegó a estar al 94,02%.

La reserva hídrica de este embalse turolense, convertido también en una importante zona de ocio, está muy por encima de la que registra la media española, cuyos pantanos están en general al 59,7 por ciento de su capacidad. Además, está muy por encima de la media de la cuenca del Júcar, que es del 61,9%.

El redactor recomienda