Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El Arquillo afronta el segundo trimestre del año a un 82,85% de su capacidad El Arquillo afronta el segundo trimestre del año a un 82,85% de su capacidad
Estado actual del Arquillo de San Blas, que está al 82,85% de su capacidad

El Arquillo afronta el segundo trimestre del año a un 82,85% de su capacidad

Está en su media habitual para esta época y veintiún puntos por encima del resto de la cuenca
banner click 244 banner 244

El embalse del Arquillo de San Blas se encuentra al 82,85% de su capacidad al comenzar el tercer trimestre de 2022, prácticamente en los mismos niveles que hace un año y con una reserva que está más de veinte puntos por encima de la media de los pantanos de la cuenca del Júcar, a la que pertenece. A mediodía del lunes, la presa que se encuentra en la pedanía de San Blas y que depende de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) tenía embalsados 17,40 hectómetros cúbicos de agua, lo que la sitúa al 82,85% de su capacidad.

El Arquillo inicia el tercer trimestre a un nivel óptimo para esta época del año de acuerdo con la serie histórica en lo que va de siglo. En el último mes ha ganado medio hectómetro cúbico de agua, si bien la recuperación se produjo básicamente durante los últimos diez días de marzo.

La presa venía perdiendo agua desde principios de año, cuando su nivel estaba al 82,7%, y en la tercera semana de marzo llegó a situarse al 79,6%, pero las lluvias de los últimos días, aunque no excesivas, han permitido recuperar el estado en que se encontraba a comienzos de 2022 y a un nivel parecido al de 2021 para esta época del año.

A fecha del lunes a mediodía, el Arquillo tenía almacenados 17,40 Hm3 de agua, con lo cual estaba a un 82,85% de su capacidad de embalse. A comienzos de abril del año pasado la presa estaba prácticamente en el mismo nivel con 17,41 Hm3, un 82,9% de su capacidad.

En la serie histórica en lo que va de siglo, ese nivel es el habitual para esta época del año, con capacidades de embalse que rondan entre el 80 y el 83%, con la excepción de los periodos de sequía y los de abundantes precipitaciones, como sucedió hace dos años, en 2020, cuando la primavera arrancó con abundantes lluvias y el pantano inició abril al 88,90% de su capacidad.

En el otro extremo se situaron los años 2017 y 2018, que a consecuencia de la sequía el pantano llegó a estar en el mes de abril por debajo de la mitad de su capacidad de embalse, al 47,94% en el primer año y el 46,33% en el segundo. Dentro de la serie histórica en lo que va de siglo, El Arquillo estuvo también por debajo de la mitad de su capacidad de embalse al comenzar el mes de abril en los años 2006, 2007 y 2008, cuando se situó en el 47,77%, el 46,99% y el 45,07% respectivamente.

En el otro extremo, los años en los que el pantano del Arquillo comenzó abril con más agua embalsada fueron 2003, cuando llegó a alcanzar los 19,05 Hm3, un 90,54% de su capacidad, seguido de abril de 2004, cuando se situó en el 89,84%, y el mismo mes de 2001, cuando se colocó al 89,78%.

La capacidad de llenado del embalse del Arquillo es muy rápida, y de hecho en los últimos días ha aumentado el desembalse del pantano. Durante todo el mes de marzo se estuvo desembalsando una media diaria de 0,3 metros cúbicos por segundo, pero a partir del 30 de marzo fue aumentando y el 3 de abril la estación de aforos que hay a la salida del embalse daba un valor medio de 1,66 m3/s.  El lunes se redujo a 0,61 m3/s.

Al encontrarse al 82,85% de su capacidad, el Arquillo es uno de los embalses de la cuenca del Júcar más llenos, puesto que según datos del organismos de cuenca de la semana pasada la media de ocupación de los pantanos era del 61,1%, lo que sitúa al de San Blas hasta 21 puntos porcentuales por encima.

Con respecto a la media del resto de embalses, la reserva hídrica del Arquillo en términos porcentuales casi la duplica, porque en el conjunto del Estado estaban la semana pasada al 46,8% de su capacidad. Las cuencas del Guadalquivir, Guadiana, Cuenca Mediterránea Andaluza, Segura y Tajo eran las que estaban más bajas.

El redactor recomienda