Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

El Gobierno de Aragón aplicará medidas de discriminación positiva para las mujeres y los jóvenes El Gobierno de Aragón aplicará medidas de discriminación positiva para las mujeres y los jóvenes
El apoyo a la mujer en el medio rural y en favor de la igualdad de género está recogido en el proyecto de ley

El Gobierno de Aragón aplicará medidas de discriminación positiva para las mujeres y los jóvenes

El proyecto legislativo aprobado prevé microcréditos, creación de viveros y un plan de retorno
banner click 244 banner 244

Las mujeres y los jóvenes son claves para la revitalización poblacional del territorio y el proyecto de Ley de Dinamización del Medio Rural que acaba de aprobar el Gobierno de Aragón para su tramitación parlamentaria es consciente de ello, por lo que plantea medidas de discriminación positiva para ambos colectivos. Entre las acciones que prevé para hacerla efectiva contempla ayudas específicas para el emprendimiento, entre ellas microcréditos, el fomento de la contratación y la creación de viveros de empresas, así como un plan de retorno para la juventud.

Algunas de las iniciativas recogidas está en línea con las medidas que ya está desarrollando  la Comunidad Autónoma de Aragón, y que la han convertido en pionera dentro del Estado español. Es el caso, por ejemplo, de lo que se está haciendo con la juventud promoviendo el asentamiento en el territorio de los profesionales recién formados a través de la realización de prácticas universitarias en los entornos rurales, un programa que la ley pretende reforzar.

El proyecto de ley aboga decididamente por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, de ahí que plantee medidas discriminatorias para superar esa brecha de género que sigue existiendo y que estudios recientes han constatado que es muy superior en las zonas rurales que en las urbanas.

De hecho, el proyecto de ley señala que uno de sus fines es “asegurar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, así como el fomento del empoderamiento de las mujeres rurales”.

Igualdad de género

En este sentido, dedica el Capítulo VIII a la igualdad de género en el medio rural, detallando en tres artículos (del 77 al 79) las medidas que deberán impulsarse de forma transversal una vez que esté aprobada la ley para favorecer por un lado la calidad de vida de las mujeres en el medio rural, apoyar su acceso al empleo y el emprendimiento, y por otro empoderar su presencia en el ámbito rural a todos los niveles.

En el caso de los jóvenes les dedica otro capítulo, el X, con tres artículos (del 82 al 84) en los que se plantean medidas de apoyo a la juventud para facilitar su asentamiento y emancipación en las zonas rurales, que incluye desde la formación y el empleo a la promoción sociocultural, y entre cuyas acciones previstas destaca el impulso a planes específicos de retorno al territorio.

Junto a ello, el texto del proyecto de ley propone una serie de medidas de apoyo a las familias y la conciliación en el medio rural. También incluye otro capítulo dirigido a apoyar la inmigración y su inclusión social para atraer a los migrantes hacia las zonas rurales como nuevos pobladores, otro de los pilares junto con las mujeres y los jóvenes en los que se quiere sustentar la revitalización poblacional de estos territorios.

El comisionado aragonés para la lucha contra la despoblación, Javier Allué, ya había adelantado en febrero pasado en las Cortes de Aragón que la ley dedicaría una especial atención a las mujeres y a los jóvenes, por ser los colectivos en los que debe sustentarse la política del reto demográfico en la Comunidad Autónoma, puesto que de ellos dependerá el asentamiento de población y la llegada de nuevos pobladores.

En este sentido, el proyecto de ley incide en su artículo 78 en que la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón, en el marco del diálogo social, incorporará medidas de discriminación positiva en favor de las mujeres rurales, dándole su apoyo tanto en materia de empleo como de emprendimiento.

Mejora de la empleabilidad

Entre las medidas recogidas a desarrollar por los distintos departamentos del Ejecutivo está la formación para favorecer su incorporación al mercado laboral, tanto autónomo como por cuenta ajena, y el fomento de la contratación y de programas de mejora de la empleabilidad de este colectivo.

Se impulsará además la creación de empresas y cooperativas de transformación artesana para mujeres junto con el desarrollo de “líneas de financiación prioritaria para el desarrollo de actividades empresariales llevadas a cabo por mujeres”.
 

La ley prevé actividades laborales que favorezcan el trabajo en el mundo rural. Archivo


En otro apartado de la ley relativo a la financiación y el apoyo para el trabajo autónomo y el emprendimiento en el medio rural, se apuesta igualmente por este colectivo y por el de los jóvenes, además de otros grupos vulnerables, para facilitarles microcréditos con los que poder desarrollar su actividad.

Así lo recoge el artículo 95 del texto legislativo que ha sido remitido a las Cortes de Aragón, que indica que “se promoverán principalmente los microcréditos a mujeres, jóvenes, mayores de cuarenta y cinco años, migrantes, personas con discapacidad, desempleados de larga duración y personas en situación o riesgo de exclusión social”, y que se dará prioridad a la “economía social y aquellos cuya actividad económica esté centrada en el sector social, agroalimentario, ambiental, forestal, cultural, digital del medio rural”.

Mundo rural

La ley prevé promover nuevas actividades laborales que favorezcan el trabajo de este colectivo en el mundo rural, así como impulsar el observatorio del emprendimiento de mujeres en todos los sectores económicos, y “crear viveros de empresas que favorezcan y apoyen las nuevas iniciativas empresariales innovadoras”.

También se apuesta por impulsar el comercio electrónico entre las emprendedoras y “establecer ayudas a las mujeres para su instalación y/o modernización de explotaciones agrarias”. Además, recoge que se creará una “plataforma para la red de mujeres emprendedoras en el medio rural, como espacio de encuentro donde compartir conocimientos y construir soluciones innovadoras para la mejora de la empleabilidad y de orientación laboral”.

También se creará “un mapa interactivo a través del cual se pueda localizar a todas las emprendedoras en las distintas comarcas del territorio aragonés, con indicación de su actividad”, y se facilitará el acceso a las nuevas tecnologías de la información, la comunicación y el conocimiento, “y a la gestión de empresas de ámbitos tecnológicos que favorezcan el teletrabajo”.

Empoderamiento de la mujer rural

Otros dos aspectos en los que incide el proyecto de ley es el empoderamiento de las mujeres rurales, así como favorecer su calidad de vida en el territorio. Para ello, desde las administraciones públicas aragonesas se diseñarán y promoverán actuaciones dirigidas a “impulsar el movimiento asociativo” y la creación de redes de asociaciones de mujeres rurales “con el objetivo de su incorporación en la actividad pública, privada y empresarial”.

El articulado de la ley señala que también se facilitará el acceso a la titularidad o la cotitularidad de las explotaciones agrarias, especialmente las de origen familiar, y se apoyará “el cooperativismo femenino rural con la finalidad de promover una representación equilibrada de mujeres y hombres”.

Igualmente se establecerán medidas para que las mujeres accedan a puestos de decisión política, profesional o social, y se fomentará su papel “como impulsoras activas del desarrollo rural”, apoyando las iniciativas que lideren y fomentando su presencia en los órganos rectores que hay en el territorio. Asimismo se impulsarán programas de competencias de liderazgo y de formación para el desarrollo del emprendimiento, además de concienciación en el entorno local para la igualdad de oportunidades.

El redactor recomienda