Síguenos
El patrimonio en fondos de Caja Rural  de Teruel crece más de un 37% en 2021 El patrimonio en fondos de Caja Rural  de Teruel crece más de un 37% en 2021
Oficinas centrales de Caja Rural de Teruel, ubicadas en la plaza del Torico

El patrimonio en fondos de Caja Rural de Teruel crece más de un 37% en 2021

La entidad mejora su solvencia y resultados en varias áreas de negocio en un año convulso
Caja Rural de Teruel hace un balance positivo del ejercicio 2021, marcado todavía por los efectos en la economía de la pandemia de coronavirus, entre otros factores. Terminó el año con unos resultados similares a los de 2020, cuando logró un beneficio de 4,9 millones de euros antes de impuestos, aunque las cifras concretas las dará a conocer en la asamblea general que se celebrará en mayo una vez auditadas las cuentas. El patrimonio en fondos  creció más de un 37%y, de momento, la inversión crediticia aumentó un 1,01%, que el saldo en cuentas corrientes y de ahorro se incrementó un 13% y que el ratio de solvencia CET1 (que mide la salud financiera) se situó por encima del 20%.

El director general de Caja Rural de Teruel, David Gutiérrez, aseguró que la mejora experimentada en varias de sus áreas de negocio obedece al trabajo llevado a cabo por la entidad y sus empleados para estar siempre cerca de los clientes.

Esta forma de actuar es la que le hace prever que en 2022 incluso podrían mejorar los resultados de los dos años previos a pesar de la incertidumbre generada por la evolución de la pandemia y la subida de los costes de la energía, las materias primas, el transporte internacional y, en último término, de la inflación.

Caja Rural de Teruel ha visto incrementado en 2021 el número de socios en 677 hasta alcanzar la cifra de 25.522, mientras que el de clientes se situó en 85.293 al término del año. Además, el saldo de cuentas corrientes y de ahorro del sector privado se elevó un 13% en comparación con el año anterior.

Respecto a la financiación, el pasado ejercicio aumentó la inversión crediticia dispuesta en un 1,01% a pesar de que la actividad económica se vio “resentida” por la crisis derivada de la situación sanitaria.
De la misma manera, Caja Rural ha visto como aumentaba la firma de hipotecas respecto a 2020 y el director general se mostró “satisfecho” con la cuota de mercado de la entidad en este ámbito.

Fondos de inversión


El patrimonio en los fondos de inversión que comercializa a través de Gescooperativo, la gestora del grupo Caja Rural, se ha incrementado un 37,23%. En este sentido, la entidad turolense señaló que pone a disposición de socios y clientes una amplia gama de productos adaptados a cada perfil, entre los que destacó los fondos que cumplen con los criterios de inversión sostenible y responsable (ISR).

Gescooperativo gestionaba en noviembre de 2021 más de 6.000 millones de euros en fondos de inversión y alcanzó un incremento patrimonial acumulado en doce meses superior a los 1.000 millones, lo que hizo del pasado su mejor año.

David Gutiérrez señaló que el incremento del ahorro obedece sobre todo al descenso del consumo motivado por las restricciones sanitarias impuestas para hacer frente al aumento de los contagios.

Desde la entidad también valoran positivamente la evolución del área de seguros que realiza desde Seguros RGA. El ejercicio pasado, incrementó su facturación de nueva producción un 49% en la rama de vida-riesgo, un 71% en no vida y un 44% en mediación.

La cooperativa de crédito turolense revalidó su liderazgo en las solicitudes de ayuda de la Política Agrícola Común (PAC) al superar el 52% de los expedientes domiciliados en la provincia. Además, el número de anticipos del importe de las ayudas en condiciones preferentes se elevó un 18,66% respecto al ejercicio anterior.

En lo relativo a los seguros agrarios, Caja Rural de Teruel se mantuvo “en línea con las necesidades del sector” y defendió también su liderazgo, con una cuota de mercado superior al 50% de la actividad aseguradora en la provincia.

Por todo ello, desde Caja Rural de Teruel realizaron un balance positivo del ejercicio 2021 a la espera de la auditoría de las cuentas que terminará a finales de marzo y cuyos resultados serán presentados a los socios en la asamblea general prevista para mayo.

No obstante, el director general adelantó este jueves que el margen de explotación bruto será incluso superior, lo que les permitirá aumentar sus provisiones para hacer frente al presente ejercicio. “Este colchón nos permite afrontar los posibles imprevistos o gastos extraordinarios con mayor tranquilidad”, sentenció Gutiérrez, que agradeció “el trabajo y el esfuerzo llevado a cabo desde las oficinas a pesar de la incertidumbre y la complejidad de la situación”.

En su opinión, estas circunstancias continuarán durante el presente ejercicio no tanto por el efecto de la pandemia como por el incremento de los precios de las materias primas y de los suministros. “La actividad bancaria se verá condicionada más por factores económicos que sanitarios”, aseguró.

Y respecto al presente ejercicio, “Caja Rural de Teruel comienza el nuevo año reforzando su compromiso con las personas, con el territorio y con la inclusión bancaria, al tiempo que apoya iniciativas a través de sus fondos sociales e impulsa medidas en favor de la sostenibilidad”.

Tipos de interés


David Gutiérrez sostiene que el Banco Central Europeo (BCE) no llevará a cabo “una subida espectacular” de los tipos de interés a corto plazo y que se mantendrán en terreno negativo o el entorno del 0% a pesar de la subida de la inflación de un 5%.

El instituto emisor mantiene sin cambios los tipos de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de facilidad de depósito continua en el -0,50% y la de facilidad de préstamo en el 0,25%.

“Es una paradoja, pero a pesar del aumento de la inflación, no creo que el BCE suba los tipos de interés debido a la coyuntura económica y política”, advirtió.

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, admitió este jueves que el elevado nivel de inflación actual en la zona euro puede ser menos transitorio de lo que se había previsto anteriormente.

No obstante, defendió las últimas proyecciones del BCE, que apuntan a que las presiones inflacionarias se empezarán a moderar este año, situando la tasa de inflación por debajo de la meta del 2% para 2023 y 2024.

“La inflación será más alta durante más tiempo, pero acabará bajando”, asumió el vicepresidente del BCE, quien subrayó que la institución cuenta con flexibilidad para calibrar sus políticas, aunque señaló que mantiene el escenario base acordado el pasado mes de diciembre por el que no habrá subidas de tipos hasta poco después de haber finalizado los programas de compras, que se esperan estén vigentes durante el presente añ

 

El redactor recomienda