Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

El trabajo de los bomberos proporcionará valiosa información para restaurar la Escalinata de Teruel El trabajo de los bomberos proporcionará valiosa información para restaurar la Escalinata de Teruel
Un momento de los trabajos de inspección de la estructura interna de La Escalinata por los bomberos de la Diputación de Teruel

El trabajo de los bomberos proporcionará valiosa información para restaurar la Escalinata de Teruel

Los profesionales acceden a una oquedad para recabar datos sobre el estado de conservación de la estructura
banner click 244 banner 244

Los problemas de humedades de la Escalinata de Teruel son de sobras conocidos y el Ayuntamiento de Teruel, en colaboración con la Fundación Santa María de Albarracín, va a diagnosticar sus efectos para intervenir con una futura restauración. Pero antes de llevar a cabo esta intervención es necesario conocer bien las patologías de este monumento que acaba de cumplir un siglo. Para inspeccionar esta infraestructura se está haciendo un trabajo de  diagnóstico por fuera, donde son evidentes las manchas de humedad, y por dentro, para descubrir si hay alguna anomalía que las estén produciendo.

Es aquí donde se ha recurrido a los  bomberos de la Diputación de Teruel, que este jueves accedieron a una oquedad existente tras la fuente de la Escalinata. Lo hicieron desde un acceso estrecho que existe junto al paseo del Óvalo y desde donde pudieron iluminar su interior, para mostrar lo que había a los técnicos que van a redactar el proyecto para la restauración del monumento.

El director gerente de la Fundación, Antonio Jiménez, explicó ayer que se trata de un espacio abovedado de seis metros de profundidad por cuatro metros de anchura, situado detrás de la fuente. El objetivo era sondear las entrañas de la escalinata para verificar las patologías que padece.

Humedades

Jiménez reconoció que las humedades son “un problema bastante serio” presente en este monumento, que se aprecian en las sales que florecen en determinados puntos, como la columna de apoyo frente a la sede territorial del Gobierno de Aragón.

Con el sondeo realizado este jueves  y otros que se harán más adelante “intentamos ver de donde pudieran venir esas humedades y si hay algo que no supiéramos”.

Esta acción de verificación era necesaria para la redacción del proyecto de restauración y el conocimiento directo del interior de la Escalinata resultó ser “muy ilustrativo” para el proyecto.

Jiménez agradeció la “profesionalidad de los bomberos” y explicó que hace un tiempo los técnicos municipales accedieron al interior del monumento, pero se dieron cuenta de que hacía falta un conocimiento mayor de lo que había en sus entrañas. Por ello, pensaron recurrir a los bomberos de la Diputación de Teruel, entidad que es patrona de la Fundación Santa María del Albarracín.

Proyecto de restauración

Los datos que se van recopilando se incluirán en el proyecto de restauración del monumento que se llevará a cabo en virtud de un convenio firmado entre el Ayuntamiento de Teruel y esta Fundación, de la que también es patrona la Fundación Térvalis,  Ibercaja, el Obispado de Teruel y Albarracín, el Ayuntamiento de Albarracín y el Gobierno de Aragón y que preside José Ángel Biel, que el pasado mes de octubre firmó el convenio con la alcaldesa de Teruel.

En la primera anualidad se va a intervenir en las fuentes del deán y de los doce chorros y se va a redactar el proyecto de la Escalinata para posteriormente intervenir en ella. El suministro de agua en las dos primeras fuentes ya se cortado para un buen secado y está previsto intervenir en ellas en primavera.

El redactor recomienda