Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El tren aparece sin partidas en el proyecto de los PGE de 2023 y no hay rastro de las ayudas europeas El tren aparece sin partidas en el proyecto de los PGE de 2023 y no hay rastro de las ayudas europeas
Una de las inversiones más elevadas de los PGE de 2023 son los 13,9 millones consignados para la N-330 entre Villastar y Teruel

El tren aparece sin partidas en el proyecto de los PGE de 2023 y no hay rastro de las ayudas europeas

Las inversiones reales para Teruel sufren un descenso del 33% en las cuentas del Estado entregadas en el Congreso para su tramitación parlamentaria
banner click 244 banner 244

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2023 no recoge partidas para las obras de mejora de la línea de tren en la provincia de Teruel, mientras que tampoco hay rastro de la disposición adicional que se incluyó en las cuentas de este año sobre las ayudas europeas por despoblación. La desaparición de las inversiones en la línea convencional del corredor Cantábrico-Mediterráneo provoca una importante caída en la previsión inversora del Estado para el próximo año, que disminuye casi un 33% con respecto al actual ejercicio.

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, entregó ayer el proyecto de las cuentas del Estado para el próximo año en el Congreso de los Diputados para su tramitación parlamentario e inmediatamente después se colgaron en la página del Ministerio, donde se pueden consultar de forma abierta.

Las previsiones inversoras del Estado para la provincia de Teruel caen un 32,7% si se suman las inversiones reales de cada ministerio y las del sector público empresarial y fundacional, además del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite), incluido como una transferencia de 30 millones de euros a la Comunidad Autónoma de Aragón desde el Ministerio de Política Territorial.

Lo más llamativo es que en el anexo de inversiones reales del sector público empresarial no aparece consignada ninguna partida en la columna del Presupuesto de 2023 con cargo a Adif, que es a quien le corresponde la ejecución de las obras del ferrocarril.

No solo eso, sino que la inversión prevista para este año está muy por debajo de la que se consignó en los PGE de 2022, mientras que la programación plurianual para los tres próximos ejercicios es muy baja. Lo extraño es que son unas obras que están en marcha y en las que se han adjudicado este año contratos millonarios como los de la electrificación, pero en cambio no se ve reflejo de ello en la documentación presupuestaria.

Caída inversora

La desaparición de esas inversiones provoca una fuerte caída de las inversiones en lo que es el sector público empresarial, puesto que solo se han previsto para el próximo ejercicio 1.613.000 euros. Para este año 2022 se presupuestaron en cambio más de 50 millones tras el trámite de enmiendas en el Congreso básicamente tras las negociaciones llevadas a cabo con Teruel Existe, y que supusieron incrementar a 20 millones la partida para los apartaderos, la renovación de vía y la electrificación del corredor en vía única, a lo que había que sumar otros 26,6 millones dentro del capítulo de corredores TEN-T (redes transeuropeas).

En lo referente a las inversiones reales de los ministerios, para el próximo año se han presupuestado 49.575.170 euros, nueve millones más que en 2022, cuando se consignaron en total 40.548.220 euros. Se trata de las cifras recogidas en las cuentas finalmente aprobadas tras su tramitación parlamentaria, ya que el proyecto inicial recogía cifras inferiores que se vieron incrementadas por la incorporación de enmiendas.

Si se suman las inversiones reales que figuran como tales en los PGE, además de los 30 millones del Fite, la inversión consignada en las cuentas del Estado para el próximo año en la provincia de Teruel asciende a 81.188.170 euros frente a los 120.671.220 euros. Esto supone un descenso inversor del 32,7%, al margen de otras partidas que pueda haber en los Presupuestos que no están territorializadas.

En lo que son inversiones ministeriales, el grueso de las mismas se las lleva el acondicionamiento de la carretera N-330 entre Villastar y Teruel, con 13,9 millones de euros, la variante de Alcorisa con 3,2 millones y las actuaciones en conservación y explotación de carreteras. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana vuelve a ser el más inversor en la provincia con un total de 43,3 millones de euros.

Documento de los PGE de 2023 del anexo de inversiones reales del sector público empresarial donde se observa que no se han puesto partidas para la línea de tren

A ello se suman, con cargo al Ministerio del Interior, 2,3 millones de euros para obras en Teruel del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, y 3,4 millones del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) en actuaciones hidráulicas básicamente.

El proyecto de los PGE para el próximo año mantiene los compromisos con la Unidad Paleontológica de Dinosaurios de Teruel y con el Cefca, que se incorporaron por primera en esta legislatura dentro de las cuentas del Ministerio de Ciencia; y de lo que no hay rastro, al menos identificable, es de la disposición adicional que se incluyó este año sobre las ayudas europeas en zonas despobladas con una densidad inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado.

Los partidos turolenses con representación en el Congreso hicieron ayer sus primeras reacciones a la espera de poder estudiar con mayor profundidad el proyecto presupuestario. El primero en hacerlo fue el diputado del PP por Teruel, Alberto Herrero, que no dudó en calificar las cuentas de una “burla para los turolenses”.

Herrero aseguró que “si el PSOE tuviera corazón y defendiera con cariño a la provincia de Teruel, hasta ellos tendrían que votar en contra”. Reconoció que sería difícil que alguien pudiera apoyar unas cuentas que son “dañinas” para la provincia, puesto que no hay “nada del corredor Cantábrico-Mediterráneo y seguimos con estudios y más estudios para el desarrollo de infraestructuras”.

A un año de que finalice la legislatura, el parlamentario popular dijo que el Gobierno sigue “mareando la perdiz” y que si a ello se suma que “no va a llegar ningún proyecto tractor, como pudiera ser la agencia espacial”, sumado a la “asfixia fiscal” que va a sufrir la población, “estamos ante, me atrevo a decir, los peores presupuestos de la historia para Teruel”.

Herrero incidió en “la supresión de las ayudas fiscales para nuestras empresas”, pese a que la ministra Montero dijo que iban a llegar. “Es verdad que no puso fecha para ello”, manifestó el diputado popular, porque en ese momento ella “ya sabía que iban a desaparecer de los PGE”. A ello sumó que en líneas generales son unos presupuestos “irreales que no se ajunstan a la realidad”.

El diputado del PSOE por Teruel, Herminio Sancho, no hizo ayer declaraciones, mientras que el parlamentario de Teruel Existe, Tomás Guitarte, indicó que “estos son los presupuestos del PSOE y de Unidas Podemos que han negociado entre ellos”, porque al resto de grupos no les han consultado y será ahora en el proceso de enmiendas cuando presenten sus propuestas y condiciones.

De entrada, Guitarte dijo que el miércoles ya trasladaron al Ministerio de Hacienda algo que vienen diciendo desde los últimos meses, que la condición para apoyar los próximos Presupuestos Generales del Estado será que se implanten, antes de votar las cuentas de 2023, las ayudas de funcionamiento empresarial autorizadas por la Comisión Europea en las provincias de Teruel, Cuenca y Soria.

Condición de Teruel Existe

“Si no se implantan las ayudas antes de que haya que aprobar los presupuestos no los apoyaremos”, dijo el parlamentario turolense, que recordó que “el año pasado lo salvamos porque se introdujo la disposición adicional”.

Guitarte consideró que las partidas recogidas en los PGE para Teruel son “cosas insignificantes” y “hay mucho que aportar todavía”. Explicó que en primer lugar van a ver los acuerdos de investidura y lo que llevan aparejado para que se incorpore una consignación presupuestaria, además de tener en cuenta el resto de acuerdos que se han ido adquiriendo a lo largo de la legislatura.

Sobre la ausencia de inversiones en el capítulo de Adif para las obras que actualmente se están acometiendo en el ferrocarril convencional turolense, dijo que desde la entidad pública siempre les dicen que hay compromiso de llevar a cabo esta actuación y que disponen de recursos, pero que “no veía normal” que no apareciesen en los PGE.

“En el desglose de Adif se debería especificar ese dinero”, apuntó el parlamentario de la agrupación de electores, que dijo que lo están estudiando a fondo para poder hacer una valoración más en profundidad.

Dentro del anexo de inversiones del sector público empresarial y fundacional, al no aparecer consignaciones económicas dentro de la entidad Adif, el grueso de la escasa inversión contemplada aparece en Renfe, con solo 596.000 euros, para compra de materiales, planes de accesibilidad o grandes reparaciones; y en la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios y de la Seguridad del Estado (Siepse), que ha presupuestado 582.000 euros, de los cuales 530.000 son para el cuartel de la Guardia Civil de Utrillas, y 52.000 para el puesto de Mora de  Rubielos. La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) también contempla 407.000 euros.

En el Mitma, el ministerio más inversor, se han presupuestado las siguientes partidas: A-68 El Regallo-Alcañiz (673.700 euros); A-68 Alcañiz-Ventas de Valdealgorfa (767.840 euros); A-68 Fuentes de Ebro-Quinto (474.710 euros); A-68 Híjar-El Regallo (500.000 euros); A-68 Azaila-Híjar (500.000 euros); A-68 Quinto-Azaila (500.000 euros); estudios prolongación A-40 Teruel-Alcañiz-Reus (500.000 euros); estudios prolongación N-330 Villastar-Ademuz (500.000 euros); A-40 tramo Cuenca-Teruel (500.000 euros); A-68 Ventas de Valdealgorfa-Vinaroz (500.000 euros); N-211 Variante de Montalbán (414.390 euros); N-211 Variante de Alcorisa (3.213.160 euros); N-420 variante de Calanda (500.000 euros); N-211 variante de Utrillas (500.000 euros); N-211 variante de la Mata de los Olmos (500.000 euros); N-330 acondicionamiento entre Villastar y Teruel (13.912.270 euros); N-211, duplicación Alcolea del Pinar-Monreal del Campo, 128.270 euros; actuaciones en conservación y explotación de carreteras (17.138.330 euros); L.A.V. Zaragoza-Teruel (ferrocarril) (25.000 euros); Teruel-Sagunto (EI) (ferrocarril) (370.320 euros); integración de la red de carreteras en entornos urbanos (1.397.070 euros); y conservación en carreteras MRR (290.850 euros).

Otra vez 30 millones de euros perdidos, olvidados o desaparecidos como ya sucedió hace una década

No es la primera vez que desaparecen del proyecto de Presupuestos Generales del Estado partidas que por lógica deberían estar, como es el caso de las inversiones en la mejora de la línea ferroviaria de Teruel, puesto que son obras que están en marcha y con inversiones adjudicadas que obligan a su continuación. A pesar de ello,  la casilla de Adif del proyecto de PGE del próximo año aparece en blanco, cuando en cambio en la programación plurianual de 2024 y 2025 se consigna dinero, aunque muy poco.

Llama la atención además que en los PGE de 2022 la programación plurianual contemplaba más de 30 millones en 2023 para esta actuación, consignada en el capítulo del corredor Cantábrico-Mediterráneo con 4,6 millones, y en el de corredores transeuropeos con otros 28,2 millones. Desaparecen así del proyecto de Presupuestos una cifra que debería estar y que en cambio se ha perdido, alguien se ha olvidado de meterla o ha desaparecido por ingeniería presupuestaria para que otras cosas cuadren.

No es la primera vez que en los PGE de Teruel desaparecen 30 millones de euros en el presupuesto y después vuelven a aparecer. Ya sucedió hace una década, cuando gobernaba el PP con Mariano Rajoy, y en aquella ocasión los 30 millones del Fite volaron, aunque después se volvieron a meter tras el revuelo que se montó y todo lo que se dijo. Es de suponer que en los próximos días se sabrá qué ha pasado ahora.

El redactor recomienda