Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

Imponen una orden de alejamiento de 200 metros por agredir y amenazar a su mujer en Teruel Imponen una orden de alejamiento de 200 metros por agredir y amenazar a su mujer en Teruel
Acceso al Palacio de Justicia en la capital turolense

Imponen una orden de alejamiento de 200 metros por agredir y amenazar a su mujer en Teruel

El magistrado, además, ha otorgado la guarda y custodia de los hijos a la madre

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 3 de Teruel, especializado en violencia contra la mujer, ha condenado a un hombre a una orden de alejamiento de 200 metros de su mujer, así como de su domicilio, su lugar de trabajo y los lugares que frecuenta, por agresiones físicas y verbales durante una discusión con ella.

El magistrado, además, ha otorgado la guarda y custodia de los hijos a la madre, a quien también ha adjudicado el uso y disfrute de la vivienda familiar, y ha establecido la pensión alimenticia que el hombre está obligado a pasar por sus tres hijos.

Según recoge la sentencia, hecha pública este lunes, el condenado profirió expresiones intimidatorias contra su mujer, como que la iba a matar, y la agredió físicamente, agarrándola del pelo y empujándola, durante una discusión de pareja.

Por este motivo, el magistrado ha considerado que los hechos ocurridos “exceden de ser una mera discusión de pareja o matrimonial, incluyendo el empleo de cierta dosis de violencia física y psíquica, que coloca a la perjudicada en una situación de desamparo y desprotección jurídica”.

Además, ha asegurado que “obviamente resulta indiciariamente acreditado que la actuación agresiva del condenado respecto de su esposa obedece a su condición de mujer y son consecuencia de las resultas de una relación de pareja deteriorada”.

Ante esta situación, el magistrado ha estimado acreditada tanto la gravedad del hecho en sí mismo, como la peligrosidad del acusado, por lo que ha justificado la adopción de las medidas interesadas para proteger a la víctima y evitar una posible reproducción de hechos similares.

Así, ante el maltrato psíquico e intimidatorio sufrido por la mujer por parte de su pareja, el juez ha prohibido al hombre aproximarse a una distancia inferior a los 200 metros y comunicarse con ella por cualquier medio.

Por último, el magistrado ha advertido al investigado que el incumplimiento de las medidas descritas podrá dar lugar a la adopción de otras nuevas que impliquen una mayor limitación de su libertad personal.

El redactor recomienda