Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La DPT convenia con el Obispado y la Fundación Ibercaja varias obras de mejora de patrimonio artístico y religioso La DPT convenia con el Obispado y la Fundación Ibercaja varias obras de mejora de patrimonio artístico y religioso
El momento de la firma del convenio para la restauración patrimonial

La DPT convenia con el Obispado y la Fundación Ibercaja varias obras de mejora de patrimonio artístico y religioso

La institución provincial incrementa su aportación hasta los 95.000 euros, el 38% del total presupuestado

El presidente de la Diputación Provincial de Teruel (DPT), Manuel Rando, ha suscrito esta mañana junto a Alfonso Belenguer, administrador de la Diócesis de Teruel y Albarracín, y Carlos Sánchez, en representación de la Fundación Ibercaja, un nuevo convenio de colaboración para la restauración del patrimonio artístico y arquitectónico de la Diócesis de Teruel y Albarracín durante el ejercicio 2021.

El convenio permitirá acometer tareas de conservación y restauración en un total de 14 templos y edificios que requieren actuaciones urgentes, con un presupuesto total de 250.000 euros. La DPT cofinancia las ayudas con una subvención de 95.000 euros al Obispado de la Diócesis de Teruel y Albarracín, es decir, un 38% del total de las aportaciones que recibe. Esta cantidad supone un aumento de 25.000 euros en la financiación, ya que en anteriores convenios la institución provincial aportaba 70.000 euros.

“Dentro de los objetivos de la Diputación de Teruel, tenemos unas prioridades, como la educación, la sanidad y los servicios sociales, pero también está la cultura y el patrimonio, que se ha visto aumentada, no solo en este convenio, sino en otras actuaciones, porque tenemos una riqueza en la provincia de Teruel que estaba paralizada y la hemos reactivado”, ha manifestado el presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando.

San Agustín

Entre los templos que requieren una mayor financiación para acometer las obras se encuentra la iglesia de San Agustín, la iglesia parroquial de la Santa Cruz de Plou, la iglesia de San Bartolomé de Peralejos y la iglesia de la Asunción de Báguena, entre otras. Fundamentalmente, los trabajos previstos comprenden el repaso de tejados, el arreglo de bóvedas o el saneamiento de fachadas.

El Obispado, por su parte, se compromete a aportar 70.000 euros, destinados a las obras en edificios del patrimonio inmueble, lo que supone un 28% del total de las actuaciones. Asimismo, el convenio contempla la colaboración de las diferentes comunidades parroquiales, entidades locales y habitantes de las poblaciones afectadas para lograr la aportación de otros 70.000 euros (un 28% del total).

Alfonso Belenguer, administrador de la Diócesis de Teruel y Albarracín, ha destacado el incremento de la ayuda por parte de la DPT, lo que permite que se puedan acometer más actuaciones. “Nosotros este año no hemos podido aumentar la cuantía por los gastos de la pandemia y de la restauración del museo, pero al año que vienen sí que aumentaremos”, ha asegurado Belenguer, quien ha estado acompañado en la firma del convenio por José Alpuente, delegado de obras de la Diócesis de Teruel y Albarracín.

La Fundación Ibercaja subvenciona a las parroquias y entidades locales de las poblaciones afectadas con la cantidad de 15.000 euros, un 6% del total de las aportaciones. Dicha subvención debe ser solicitada y negociada por los representantes de estas entidades y el jefe de la oficina de Ibercaja más próxima a cada localidad o comarca.

Rico patrimonio

Carlos Sánchez, en representación de la Fundación Ibercaja, ha manifestado que con este convenio  la fundación “devuelve a la sociedad el beneficio de nuestros propios clientes”. “Devolverlo en forma de mantenimiento del rico patrimonio que tenemos en la provincia de Teruel es un honor para nosotros y seguiremos apoyando este tipo de iniciativas”, ha indicado.

Todas las obras deberán contar con la preceptiva licencia municipal correspondiente.  En el caso de que la restauración afecte a un Bien de Interés Cultural, deberá tener además la aprobación de la Dirección General de Patrimonio Cultural, extremos que deberán ser acreditados documentalmente, con carácter previo al pago de la subvención.

Las tareas de conservación y restauración requieren la ejecución de una serie de obras urgentes y necesarias que la Diócesis de Teruel y de Albarracín o las parroquias no podrían realizar de no ser por el apoyo económico de entidades públicas y privadas interesadas en la conservación de este rico patrimonio artístico y arquitectónico diocesano.

El convenio suscrito esta mañana se inició en la década de los 90 y actualmente contempla la creación de una comisión de seguimiento integrada por cinco miembros, dos de ellos por parte del Obispado de Teruel y Albarracín, dos de la Diputación de Teruel y uno en representación de la Fundación Ibercaja, cuyo cometido será el de asegurar el cumplimiento del convenio, coordinando e impulsando sus diversas actuaciones, aprobar los posibles cambios de actuaciones producidos por motivos imprevistos o de urgencia, así como resolver las posibles dudas que pudieran surgir en la interpretación del mismo.

El redactor recomienda