Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La Guardia Civil interviene 102 explosivos desde 2020 en la provincia de Teruel La Guardia Civil interviene 102 explosivos desde 2020 en la provincia de Teruel
Pilar Alegría, durante la visita al Gedex de la Guardia Civil en Casablanca, Zaragoza

La Guardia Civil interviene 102 explosivos desde 2020 en la provincia de Teruel

La mayoría de los artefactos detectados son de la época de la Guerra Civil

La Guardia Civil ha intervenido en la provincia de Teruel un total de 102 artefactos explosivos, en su mayoría de la Guerra Civil, desde 2020. En el conjunto de Aragón se han localizado 177, unas cifras que muestran la abundancia de estos materiales peligrosos para la población en el territorio turolense. Estos datos se dieron a conocer el jueves durante la visita de la delegada del Gobierno en la comunidad, Pilar Alegría, a las instalaciones de la Benemérita en el barrio de Casablanca, en Zaragoza.

Durante el recorrido conoció la labor del Grupo de Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos y de Naturaleza NRBQ (Gedex); la unidad de Intervención de Armas y Explosivos, así como al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), según indicó la Delegación del Gobierno en Aragón en una nota de prensa.

Durante el pasado año, el Gedex, que también se encarga de elementos de naturaleza nuclear, radiológica, biológica y química, neutralizó un total de 102 artefactos explosivos, procedentes en su mayoría de la contienda española civil.

Granadas de mano

En concreto, en Teruel se neutralizaron 56, en Huesca 20 y en Zaragoza 26. Por tipo de artefacto, 51 fueron de artillería, 31 granadas de mano, 16 granadas de mortero y cuatro bombas de aviación.

En lo que se lleva de 2021 ya se han desactivado 75 artefactos explosivos; de ellos, 46 en la provincia de Teruel, 18 en la de Zaragoza y once en Huesca. Según el tipo de arma, 36 han sido proyectiles de artillería, 20 granadas de mano, 16 granadas de mortero y tres bombas de aviación.

Estos hallazgos se producen principalmente en terreno abierto como consecuencia de labores agrícolas y obras, aunque algunas son encontradas en zonas aisladas por cazadores o recolectores de setas. Otras se localizan en sótanos o desvanes de viviendas antiguas.

Un ejemplo concreto del riesgo que suponen estos artefactos es el sucedido el pasado marzo, donde la manipulación de una granada de mano provocó su explosión, causando graves heridas a un joven en Sarrión.

Explosivos

Alegría destacó la labor de estas unidades por su importancia en el mundo rural y su contacto directo con la ciudadanía. Además recordó que aún siguen apareciendo explosivos, sobre todo vinculados a la Guerra Civil, y pidió a cualquier persona que los localice que evite cualquier contacto con los mismos en el caso de un hallazgo fortuito. “La mejor decisión es comunicar inmediatamente su aparición a la Guardia Civil”, insistió.

“Aunque pueda parecer llamativo, la labor de esta última unidad es incesante. Por eso, nos vemos obligados a insistir en la necesidad de avisar a la Guardia Civil en el caso de aparición de un artefacto de este tipo. No hay que tocarlo ni manipularlo”, destacó la delegada.

En el acuartelamiento también se encuentra una de las oficinas del grupo de Intervención de Armas y Explosivos, que cumple 35 años desde la creación de la especialidad. En la provincia de Zaragoza también ofrecen su servicio en El Burgo de Ebro, Casetas, Calatayud, Ejea, Tarazona y Caspe.

En estas oficinas se realizan los trámites administrativos para la tenencia legal de armas reglamentadas y los consumos de explosivos, y su función también permite controlar todas las actividades relacionadas con el control de la circulación, almacenamiento, comercio, adquisición, tenencia y uso de armas reglamentadas y explosivos, previniendo el tráfico ilícito o cualquier acción que ponga en riesgo la seguridad ciudadana.

Infracciones en la naturaleza

En Casablanca también se encuentra uno de los equipos de investigación del Seprona en la comunidad. Durante el año 2020 en la provincia de Zaragoza se han interpuesto cerca de 1.300 infracciones administrativas, siendo las más relevantes las relacionadas con animales de compañía, residuos y vertidos, pesca, Sanidad Animal y normativa de montes. Las infracciones detectadas en el transcurso del presente año ya superan las 500.

La misión del Seprona es velar por el cumplimiento de las disposiciones que tiendan a la conservación de la naturaleza y al medio ambiente, de los recursos hidráulicos, así como de la riqueza cinegética, piscícola, forestal y cualquier otra relacionada con la naturaleza.

El redactor recomienda