Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

La información sobre el mundo rural acaba a veces en la anécdota, según revela un estudio editado por la Complutense La información sobre el mundo rural acaba a veces en la anécdota, según revela un estudio editado por la Complutense
Javier de Sola es periodista de Aragón Radio y profesor asociado del Grado de Periodismo de la Universidad de Zaragoza

La información sobre el mundo rural acaba a veces en la anécdota, según revela un estudio editado por la Complutense

El periodista aragonés Javier de Sola es el autor de la investigación

Una investigación académica que acaba de publicarse en la revista Estudios sobre el Mensaje Periodístico, editada por la Universidad Complutense de Madrid, revela que la información sobre el mundo rural y los problemas demográficos tras la Revuelta de la España Vaciada del 31 de marzo de 2019 ha entrado de lleno en los medios de comunicación, pero que cuanto más alejados están del territorio más se quedan en la anécdota e incluso en la caricaturización de estos entornos. Así se desprende del estudio que ha hecho el periodista aragonés y profesor de la Universidad de Zaragoza, Javier de Sola, a partir de una encuesta realizada a profesionales de la Red de Periodistas Rurales.

El trabajo, titulado Informar sobre la despoblación desde la mirada de los periodistas rurales, acaba de aparecer en el último número de la revista académica de la Universidad Complutense Estudios sobre el Mensaje Periodístico, y sería el primer trabajo científico que indaga sobre cómo ha cambiado el interés de los medios en relación a la despoblación en el mundo rural, y de qué manera está siendo tratado en términos informativos.

Las conclusiones del estudio se basan en una encuesta a 62 profesionales de la red impulsada por el periodista y sociólogo Manuel Campo Vidal, y refleja por tanto no ya la opinión del autor, sino la percepción de quienes trabajan este tipo de información desde el propio territorio.

Manifestación

La conclusión a la que llega ese estudio es que después de la manifestación del 31 de marzo de 2019 de la Revuelta de la España Vaciada impulsada por Teruel Existe y Soria ¡Ya!, la cobertura periodística sobre las situaciones y realidades que se denunciaron con esa movilización ha mejorado, pero hasta cierto punto está alejada de la realidad en el caso de los medios de difusión nacional, cuando en los locales y regionales es más positiva.

En las conclusiones del trabajo se afirma que ha habido una evolución positiva a la hora de informar sobre la realidad rural y de la despoblación a raíz de la eclosión de la España Vaciada, pero sin embargo, “ni a partir de la misma ni mucho menos antes se tiene o se ha tenido en cuenta la perspectiva rural en las informaciones que atañen al medio rural en lo relativo a los asuntos demográficos”.

El trabajo corrobora también que “los medios presentan el entorno rural como un espacio donde la vida es peor o más complejo de lo que en realidad es”. Además, concluye que esa percepción en la labor informativa varía en función de la cercanía o no de los medios al territorio. Así, la percepción es que los medios de comunicación locales y regionales “informan mejor de la cuestión demográfica que los medios nacionales”.

La opinión de los periodistas

De Sola corrobora en la investigación, teniendo en cuenta que su análisis parte de la percepción que tienen los propios profesionales de la Red de Periodistas Rurales, lo ya demostrado en anteriores estudios de diferentes autores en el sentido del “impacto que tiene el factor ‘proximidad’ a la hora de informar sobre un asunto, más si este requiere un cierto grado de especialización”. Destacan tanto el acceso a las fuentes como la selección de las mismas o la posibilidad de contrastar la información.

A eso hay que añadir, según De Sola, la existencia de un mejor conocimiento por parte de los periodistas rurales de  la “realidad demográfica”, bien porque ejercen en los medios pegados al territorio o por su origen y residencia.

El 61,3% de los encuestados valora como “buenas” o “muy buenas” las coberturas que sobre estos temas hacen los medios locales, que se reduce al 54,8% en los medios regionales para caer hasta el 19,4% en los medios nacionales. Por el contrario, el 35,5% de los encuestados define como “malo” o “muy malo” el papel de los medios nacionales al informar sobre estos temas.

Entre las causas de esa mala información que ofrece la prensa de ámbito estatal prevalece el “desconocimiento de la realidad”, que es lo que opinan el 45,2%, de los encuestados, mientras que el 22% lo achaca a la “irrelevancia política” y el 19,4% a la “politización de la actualidad”.

Desconocimiento

Apuntan los profesionales en la consulta que el desconocimiento por parte de muchos informadores tiene que ver con que cuentan “una realidad que no conocen y que reflejan a través de llamadas de teléfono sin moverse de las redacciones”, “repiten estereotipos alejados de la realidad y hacen que se perpetúen en el imaginario colectivo”, e “informan siempre desde una perspectiva urbana”.

A ello se suma la carencia de recursos humanos y materiales, además de la escasa profundización debido a que se centran en los mismos temas y “buscan la anécdota sin ir al fondo”. En positivo valoran que se ha dado visibilidad al medio rural, se les ha dado voz y se les tiene presentes en las agendas informativas.

El trabajo a partir de la encuesta de percepción concluye que desde la la Red de Periodistas Rurales se observa que los profesionales actúan fundamentalmente como “entretenedores de la opinión pública” (62,9%), que en ocasiones representan un papel de “altavoz ciudadano” (17,7%), mientras que solo en el 9,7% actúan de “difusores de información objetiva”. Por contra, los propios encuestados consideran que el rol deseado de los profesionales al tratar estos temas debería ser prioritariamente de instructor de la audiencia (37,1%), altavoz ciudadano (30,6%) y difusor de información objetiva (29%).

El autor de la investigación es Doctor en Comunicación, Máster en Marketing y Comunicación Corporativa y Licenciado en Periodismo, así como profesor asociado del Grado de Periodismo de la Universidad de Zaragoza. En el ámbito profesional ejerce actualmente como presentador del informativo matinal Despierta Aragón de Aragón Radio.