Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

La mitad de los denunciados en Teruel por violencia machista ya no tenían relación con la agredida La mitad de los denunciados en Teruel por violencia machista ya no tenían relación con la agredida
Palacio de Justicia de Teruel en la plaza San Juan, sede de los juzgados turolenses

La mitad de los denunciados en Teruel por violencia machista ya no tenían relación con la agredida

Las víctimas en la provincia aumentaron un 18,8% en 2021
banner click 244 banner 244

Las víctimas de violencia de género en la provincia de Teruel aumentaron el año pasado un 18,8% y los delitos ingresados en los juzgados lo hicieron un 29,2%. La tendencia al alza es común a la registrada en el conjunto del país y en la comunidad autónoma de Aragón, donde los crecimientos fueron del 9,35% y del 31,5 por ciento respectivamente.

Así lo indica el Informe anual sobre violencia de género hecho público el viernes por el Observatorio contra la Violencia de Género, que recoge información detallada por territorios y en el que se constata que esta lacra social no tiene freno y que en lugar de disminuir sigue aumentando.

En la provincia de Teruel se observa además un dato muy llamativo, que en más de la mitad de los casos la violencia contra la mujer se cometió cuando ya no existía una relación afectiva, sobre todo cuando no se trata de cónyuges que se han separado, sino de parejas no casadas.

La estadística facilitada por el Consejo General del Poder Judicial indica que el año pasado el número de mujeres víctimas de violencia de género en la provincia de Teruel fue de 196, frente a las 165 del año anterior, lo que supone un incremento del 18,8%. Los delitos también aumentaron al pasar de 161 a 208, un 29,2% más.

En el 52,83% de los casos, la relación de la víctima con el denunciado era afectiva y había finalizado ya cuando se produjo el episodio de violencia machista. A ese porcentaje hay que sumar el 1,89% en el que la víctima era excónyuge. Esto indica que en el 54,72% de los casos denunciados la pareja ya no convivía y se había roto la relación. En el 16,98% de las denuncias el denunciado era el cónyuge, y en el 26,42% la persona con la que en ese momento se mantenía una relación afectiva.

La mayoría de los 208 delitos denunciados fueron por lesiones y malos tratos de los diferentes artículos del Código Penal que penalizan estas conductas delictivas, y en dos casos fue por delitos contra la libertad e indemnidad sexual. También se registraron dos delitos por quebrantamiento de penas y otros siete por quebrantamiento de medidas cautelares.

De las 196 mujeres que fueron víctimas de la violencia machista el año pasado en la provincia de Teruel, 132 eran españolas y 64 extranjeras, y el número total de menores tutelados víctimas de violencia fueron dos.

La mayoría de las denuncias llegaron a los juzgados a través de atestados policiales, en el 84,2% de los casos con denuncia de la víctima, y en el 1,5% de un familiar. Además, en el 7,1% fue por la intervención directa de la Policía. A ello hay que sumar el 2,6% de las denuncias que fueron consecuencia de un parte de lesiones recibido directamente en el juzgado, además de otro 2% correspondiente a la comunicación de servicios asistenciales y terceros en general.

El año pasado en la provincia no se dio ningún caso en el que la víctima se acogiese a la dispensa de la obligación de declarar como testigo, cuando en el conjunto del país fue el 9,86% de las víctimas.

En Teruel, en el 85,7% de los casos las sentencias por delitos de violencia sobre la mujer fueron condenatorias. En el caso de los españoles enjuiciados fue del 80%, mientras que entre los extranjeros las sentencias condenatorias fueron el 100%.

Además, durante el año pasado se solicitaron en la provincia 52 órdenes de protección y medidas cautelares, 25 de ellas correspondientes a mujeres españolas mayores de edad y 16 extranjeras. También se solicitaron órdenes y medidas de protección para 11 mujeres menores de edad víctimas de la violencia machista, siete españolas y cuatro extranjeras.

En el conjunto de Aragón un total de 3.561 mujeres fueron víctimas de violencia machista el año pasado, y los juzgados aragoneses recibieron 4.008 denuncias por este tipo de delitos, de ellas 2.372 las presentaron las propias víctimas.

Mayor protección para los hijos e hijas gracias al nuevo mecanismo legal

La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, Ángeles Carmona, aseguró en un comunicado  de prensa que los datos correspondientes a 2021 en el conjunto del país y a su cuarto trimestre, ponen de manifiesto la mayor protección de la que gozan los hijos e hijas de las víctimas de la violencia machista tras la entrada en vigor, el pasado año, de la Ley Orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia.

Señaló por otra parte que “el año pasado fue especialmente duro en lo que se refiere al número de menores asesinados, que ascendió a 7, más del doble que en 2020 y en 2019, años en los que fueron tres”. Los datos que desde 2003 recaba el Observatorio “no han dejado de poner en evidencia que la ruptura de la relación de pareja, e incluso el mero anuncio por parte de la mujer de su intención de separarse, es un factor que aumenta el riesgo para las víctimas de la violencia de género y para sus hijos e hijas”, indicó Carmona.

Por este motivo,  la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género valoró de “forma muy positiva el aumento de la medida consistente en la suspensión del régimen de visitas, que en 2021 fue adoptada por los jueces y juezas de los juzgados de violencia sobre la mujer en 2.008 casos, frente a los 847 de 2020. Sólo en el cuarto trimestre del pasado año, se adoptó en 836 casos”.

Apoyo a las víctimas y necesidad de una educación que prime igualdad y respeto

Mayor apoyo a las víctimas y educación entre los niños y niñas, esos fueron los dos aspectos sobre los que ayer incidió la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica para luchar contra esta lacra social. Señaló que las víctimas precisan de un gran apoyo por parte de las personas que conforman su entorno más cercano, y que hay que intensificar la educación de la infancia en valores que primen la igualdad y el respeto

El redactor recomienda