Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Las ayudas al funcionamiento bajarían entre un 4,5% y un 8% los costes finales de empresas Las ayudas al funcionamiento bajarían entre un 4,5% y un 8% los costes finales de empresas
Carlos Sánchez, Antonio Santa Isabel y Marcos Sanso, en la presentación del Informe Económico de Aragón 2020

Las ayudas al funcionamiento bajarían entre un 4,5% y un 8% los costes finales de empresas

La Cámara de Teruel revela los resultados preliminares de un estudio sobre el impacto de su aplicación

La Cámara de Teruel ha calculado que las ayudas al funcionamiento y al transporte, autorizadas por la Comisión Europea (CE) a la provincia por su baja densidad de población y que pueden ser de hasta el 20% de los costes laborales para las empresas instaladas o que se instalen, permitirían un ahorro de entre el 4,5% para las industriales y un 8% para las de servicios. Esto redundaría en un aumento de su productividad y competitividad, que a su vez les permitiría incrementar la inversión y el empleo.

El presidente de la Cámara de Teruel, Antonio Santa Isabel, adelantó este miércoles el resultado del estudio llevado a cabo por la institución en la presentación del Informe Económico de Aragón 2020 que elaboran la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio de Zaragoza e Ibercaja.

Las ayudas de funcionamiento a las empresas que autorizó en abril la CE para las provincias de Teruel, Cuenca y Soria están pendientes de que se regule el marco legislativo para poder aplicarlas.

Santa Isabel explicó que, para la elaboración del estudio sobre el impacto que tendría su aplicación, han recabado “datos sensibles” de media docena de empresas de cada sector. De los mismos se desprende que, si se redujeran en un 20% sus costes laborales, los costes totales (la sumatoria de todos los desembolsos de una empresa que son necesarios para llevar a cabo su actividad económica) descenderían una media de un 4,5% para las industriales y un 8% para las hosteleras.

Rentabilidad

De esta manera, comentó Santa Isabel, “mejoraría notablemente la rentabilidad y la competitividad de las empresas turolenses, que también podrían elevar los salarios que ofrecen para atraer trabajadores”.

Sobre este asunto, el responsable de la Cámara indicó que se lograría solucionar uno de los principales problemas a los que se enfrenta actualmente el tejido empresarial turolense: la escasez de mano de obra cualificada.

“Las empresas no invierten o no cogen pedidos porque no pueden contratar trabajadores, lo que ha provocado un parón importante”, comentó al respecto.

Añadió que también propiciaría la instalación de nuevas empresas y que el incremento de la competitividad de todas las instaladas redundaría en un incremento de las exportaciones.

El presidente de la Cámara precisó que, de esta manera, las ayudas de funcionamiento de finalidad regional cumplirían con el objetivo de evitar o reducir la despoblación que establecen las directrices de la CE.

“La expectación que han generado en el tejido empresarial turolense es muy grande y es necesario analizar qué efectos podrían tener”, dijo.

No obstante, admitió que es complicado estimar el impacto total sobre la economía turolense que tendrían estas ayudas al funcionamiento y al transporte que, por otro lado, solo estarían garantizadas para el periodo presupuestario 2022-2027.

“Las crisis y las recuperaciones tardan más en llegar a Teruel”

El catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza y autor del Informe Económico de Aragón 2020, Marcos Sanso, indicó que la crisis económica derivada de la sanitaria ha tenido un menor impacto en Teruel que en el resto de provincias aragonesas, pero que su recuperación será más lenta.

Sanso recordó los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que desvelan que la provincia terminó 2020 con 1.300 empleados menos y una tasa de paro del 10,59%, por debajo de la media aragonesa (11,7%). Hizo hincapié en el “excelente comportamiento” de las exportaciones, con un superávit de  193 millones de euros.

Por otro lado, dijo que aunque Teruel es la provincia aragonesa con la menor rentabilidad (2,51%) y productividad (33.490.000 por empresa), del análisis del periodo 2006-2019 se deduce que es la que ha experimentado un mayor crecimiento de este último factor.

Por su parte, el director provincial de Ibercaja en Teruel, Carlos Sánchez, indicó que la entidad mantiene su compromiso con el tejido empresarial turolense en un contexto económico marcado por la inestabilidad geopolítica y el encarecimiento de las materias primas y de los componentes industriales.

El redactor recomienda