Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

303_1200x150-controlglass.gif banner click 303 banner 303

Las empresas turolenses necesitan 4.000 personas para cubrir empleo estructural Las empresas turolenses necesitan 4.000 personas para cubrir empleo estructural
Paco Ibáñez, Juan Ciércoles y José Antonio Guillén, en la presentación del avance de resultados del ‘Estudio sobre necesidades de empleo en la provincia de Teruel’

Las empresas turolenses necesitan 4.000 personas para cubrir empleo estructural

El 74% de las empresas encuestadas por CEOE-Cepyme prevé incorporar trabajadores este año
banner click 244 banner 244
CEOE-Cepyme Teruel estima que las empresas turolenses necesitan 4.000 personas para cubrir puestos de trabajo estructurales en la industria y los servicios y que la inmensa mayoría requiere personal con un nivel de cualificación medio/alto. Las organizaciones empresariales sostienen que esta falta de personal es “una losa” que impide el desarrollo empresarial y, por tanto, territorial de la provincia.

Así se desprende del avance del Estudio sobre necesidades de empleo en la provincia de Teruel 2022 que elabora a partir de 4.000 encuestas remitidas a las asociados a principios de febrero y que fue presentado este jueves en rueda de prensa por el presidente y el vicepresidente de CEOE Teruel, Juan Ciércoles y Paco Ibáñez, respectivamente, y el vicepresidente de Cepyme Teruel, José Antonio Ibáñez.

Ciércoles recordó que las organizaciones empresariales participan además en la Mesa técnica sobre necesidades de empleo en la provincia junto a las Administraciones central y autonómica a través del Instituto Aragonés de Empleo (Inaem) y el departamento de Educación, Cultura y Deporte, así como el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

De acuerdo al Estudio, el 74% de las empresas consultadas prevé la incorporación de nuevos trabajadores a lo largo del año. Tan solo un 19% no espera hacerlo, mientras que el 7% restante no sabe o no contesta.
Además, más del 55% de los empresarios necesitan cuatro o más trabajadores. En concreto, el 23,7% prevé contratar a más de diez, el 33,7% a entre cuatro y diez, el 32,5% a dos o tres y el 10% restante a uno.

El vicepresidente de Cepyme indicó que estas previsiones se corresponden con una situación económica, social e incluso histórica particular por los efectos de la crisis económica derivada de la pandemia, que se ha visto agravada por la invasión rusa de Ucrania, por lo que su evolución podría hacer variar “sustancialmente” sus necesidades. Por este motivo, en el análisis se tendrá en cuenta las encuestas contestadas antes, durante y después del conflicto bélico, que deseó que sea “coyuntural”.

Por otro lado, precisó que los puestos de trabajo que necesitan cubrir no responden a situaciones puntuales sino que son estructurales y que la falta de personal obedece en buena medida a la despoblación.

Las demandas de personal poco o nada cualificado suponen el 31% del total y la inmensa mayoría de las empresas requieren personal con un nivel de cualificación medio/alto. Por este motivo, Guillén incidió en la necesidad de colaborar con Educación para adecuar la formación profesional (FP) a las necesidades del mercado laboral turolense.

En concreto, los sectores de la industria, la contrucción y la logística demandan casi en la misma medida operarios cualificados (12,5%) y no cualificados (13,3%), pero un 6,6% requiere también encargados y mandos intermedios; un 6%, ingenieros o técnicos superiores; un 4,4%, personal de administración y recursos humanos; y un 1%, directivos.

En el caso de la hostelería, el comercio y los servicios personales, un 22,3% necesitan personal cualificado y un 17,8% no cualificado. Además, a un 10,4% le hacen falta conductores y transportistas y a un 5,6% personal comercial.
Guillén indicó que el 64% de las empresas industriales turolenses necesitan empleados, aunque en estos momentos se ha incrementado la incertidumbre sobre la creación de empleo por el encarecimiento de las materias primas y de la energía. Entre tanto, en el sector servicios la situación es más heterogénea y por eso el 83% de los hosteleros requieren personal pero solo el 53% de los comerciantes.

En este estudio no se ha analizado la situación del sector agroindustrial, pero las organizaciones empresariales tienen previsto contactar con los sindicatos agrarios para hacerlo.

El vicepresidente de CEOE Teruel y responsable del área Laboral, Paco Ibáñez, quiso matizar que la estimación de 4.000 personas trabajadoras que requiere el territorio es “muy cautelosa” y que la cantidad probablemente sea superior, aunque la situación geopolítica generada por la guerra de Ucrania también puede hacer que se retraiga.

Ibáñez recordó que la provincia de Teruel cuenta con 5.134 personas registradas en los servicios públicos de empleo y que la tasa de desempleo es del 7,7% según la última Encuesta de Población Activa (EPA), lo que se considera “pleno empleo”. Esto explica en parte las dificultades para encontrar personal, cualificado y no cualificado, dijo.

Por otro lado, puntualizó que la contratación de 4.000 personas incrementaría en un 10% la población activa de la provincia, que ahora cuenta con 55.000 personas afiliadas a la Seguridad Social.

Soluciones


Paco Ibáñez explicó que la Mesa técnica de empleo busca soluciones para paliar la falta de trabajadores en la provincia. Entre las solicitudes de las organizaciones empresariales se encuentra la posibilidad de agilizar las autorizaciones de trabajo para personas extranjeras.

A la pregunta sobre qué incentivos está dispuesto a establecer el empresariado para atraer personas a sus plantillas, el vicepresidente de CEOE Teruel respondió que en el medio rural se está facilitando vivienda gratuita y destacó que “no es una medida excepcional”.

“La falta de personal es el principal lastre para el desarrollo empresarial. Las empresas turolenses no tiene problemas tecnológicos o de mercado para crecer, pero no encuentran mano de obra. Esta situación frena nuevos proyectos empresariales, así como la expansión de los ya existentes”, aseguró.

“Teruel es la cuarta provincia con menor tasa de paro pero, además de la subida del costo de las materias primas y de la energía, tiene que soportar la falta de mano de obra. Ni siquiera con los incentivos dispuestos se pueden encontrar trabajadores, sobre todo en el medio rural”, añadió.

Movilidad geográfica


Ante la decisión tomada por algunas empresas de buscar talento fuera de la provincia, como hizo Tarmac Aragón el pasado fin de semana en Madrid, José Antonio Guillén sostuvo que “el mercado laboral español tiene muy poca movilidad”.

“Hay muy pocos flujos. Por motivos culturales, no resulta atractivo cambiar de domicilio por motivos laborales y mucho menos para trasladarse al medio rural. Para que se produzca un cambio de mentalidad habrá que esperar un largo plazo, pero el mercado laboral turolense requiere de medidas a corto”, sentenció.

Por otro lado, Juan Ciércoles indicó que Hostelería de España ha puesto en marcha una campaña para captar personal en Colombia que trabaje en los establecimientos de las provincias de Teruel, Huesca, Guipúzcoa, Cantabria y Asturias.

Tras constatar la imposibilidad de cubrir todas las ofertas en el territorio nacional, se ha decidido abrir un proceso de selección en Colombia para captar 50 personas para cada provincia. Cada una de las empresas interesadas podrá contratar un máximo de tres. Está previsto que el primer contingente llegue a España en junio.
Ciércoles apuntó que, a nivel particular, empresas como el Balneario de Ariño colabora con la Universidad San Jorge para llevar a cabo un proceso de selección similar en República Dominicana.

Ayudas al funcionamiento


Respecto a las ayudas al funcionamiento empresarial autorizadas por la Comisión Europea en abril del año pasado, y que están pendientes de su aplicación después de haber sido recogido el compromiso en los Presupuestos Generales del Estado de 2022, José Antonio Guillén reiteró que siguen pendientes de su puesta en marcha por parte del Ejecutivo.

En este sentido, recordó que el pasado 11 de enero, el Gobierno de España mantuvo una reunión con los sindicatos CCOO y UGT y las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme para constituir una mesa de ámbito nacional sobre despoblación, y que la segunda prevista para la semana pasada fue desconvocada, por lo que todavía no se había abordado su aplicación.

El redactor recomienda