Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Los multiservicios rurales de la provincia de Teruel, un ejemplo para análisis y debate en la Conferencia de Economía Social Los multiservicios rurales de la provincia de Teruel, un ejemplo para análisis y debate en la Conferencia de Economía Social
Un momento de la intervención de la diputada Rosario Pascual en la mesa redonda del campus

Los multiservicios rurales de la provincia de Teruel, un ejemplo para análisis y debate en la Conferencia de Economía Social

Un seminario monográfico aborda diversas experiencias desarrolladas en el territorio

Diferentes experiencias de economía social en la provincia de Teruel, en sus distintos modelos, desde cooperativas a empresas de inserción o centros especiales de empleo participaron este lunes en las mesas redondas que se desarrollaron en el  Seminario Internacional EMES “Empresa social, cooperativa y voluntariado: Principios y valores para renovar su acción. De la investigación a la práctica, y vuelta”, en el que también participaron distintas iniciativas de otros lugares de España.

En este Seminario Internacional, organizado junto a la Fundación Universitaria Antonio Gargallo en el marco de la UVT, profesionales e investigadores intercambiaron opiniones y aprendieron unos de otros sobre temas como la respuesta de las empresas sociales y de economía social a la emergencia de la covid y sus propuestas para el cambio de modelo socio-económico que viene, las alternativas exitosas que ya se están ofreciendo al reto de la sostenibilidad y de construir una sociedad inclusiva, así como su respuesta a la despoblación y a la nueva ruralidad que viene.

La primera mesa redonda  analizó el covid-19 como desafío de emergencia sanitaria y social desde dos puntos de vista.

Esta primera mesa redonda se encargó de poner sobre la mesa algunas de las estrategias que colectivos y empresas sociales han puesto en marcha para hacer frente al envite de la pandemia.  Marianna Martínez, de Frena La Curva-LAAAB del Gobierno de Aragón; Samantha Gómez, de Acompañando-Teruel; Carlos Zarco, de la Fundación Espriú; Rosario Pascual, con el Proyecto Multiservicios Rurales de la Diputación de Teruel y  Guillem Llorens, de la Asociación de Economía Social de Catalunya, AESCAT, participaron en esta mesa.

Multiservicios

Los multiservicios rurales son un ejemplo de cómo la economía social arraiga en el territorio. La diputada provincial Rosario Pascual expuso las características de estos establecimientos y su labor durante la pandemia  y señaló las tres lecciones aprendidas a nivel de recursos esenciales, gobernanza y apoyos externos. Detalló el papel que han jugado estos establecimientos durante la pandemia, “siendo esenciales para los habitantes de la provincia”.

“Hicieron que tuvieran cubiertas sus necesidades básicas, como alimentos o compras, y también en muchos casos los llevaban a sus domicilios. Además, fue importante el acompañamiento que realizaron, y en cierta forma han sido cuidadores y fiadores”, ha comentado.

Pascual explicó el concepto de “Multiservicio rural” como una figura que surge en 2003, siendo “un proyecto innovador que facilita servicios agrupados a las poblaciones que han quedado desabastecidas de uno o varios servicios básicos”.

La diputada detalló que la provincia cuenta con 85 multiservicios repartidos en todas las comarcas, prestando diversos servicios: bar, ultramarinos, restaurante, punto de información turística, acceso a Internet, peluquería, biblioteca, etc.

Destacó que se trata un proyecto pionero en Teruel que se ha trasladado posteriormente a la provincia de Huesca, donde hay 18 multiservicios, y a la de Zaragoza, que cuenta con 20. Pascual defendió su carácter de economía social, “ya que los 85 establecimientos generan más de cien puestos de trabajo, muchos de ellos regentados por mujeres”, explicó.

“Los multiservicios rurales vienen a cubrir la carencia de servicios mínimos, generan y mantienen empleo, sobre todo el femenino, mejoran la calidad de vida de los habitantes, colaboran para evitar la despoblación y es muy necesario el apoyo de los habitantes, porque con su uso otorgan viabilidad a este proyecto”, añadió..

También explicó que los multiservicios rurales cuentan con subvenciones anuales para la instalación y el equipamiento por parte de la Diputación de Teruel y el Gobierno de Aragón. Además, tanto la DPT como las comarcas conceden ayudas para aminorar la cuota de autónomo y los ayuntamientos tienen su titularidad y ayudan a los regentes facilitando una vivienda y alquiler accesibles.

Buenas prácticas

A continuación de esta mesa redonda, se desarrolló otra sobre buenas prácticas partiendo del reto de construir una sociedad verdaderamente sostenible partiendo de la idea de que conciliar la actividad económica con los principios de la vida e incorporar los esquemas de la economía circular a los sectores productivos son objetivos que plantean enfoques como los de la bioeconomía y la economía circular.

Esta mesa estuvo moderada por Marta Barba, del Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel, y en ella participaron Araceli Sierra, de Cereales  Teruel, Sociedad Cooperativa;  Juan José Molés, del GrupoArcoiris; David Gutiérrez, director general de Caja Rural de Teruel y  Edurne Caballero,  del proyecto Biela y Tierra.

En esta mesa se aclararon términos como la bioeconomía y la economía circular y cómo interactúan entre ellos con las prácticas que estas cooperativas llevan a cabo, cómo están asentadas en el territorio y colaboran entre ellas y qué medidas llevan a cabo para fomentar estas economías, que por otra parte, no son nuevas sino que se llevan aplicando desde hace tiempo. Así, se puso de manifiesto que actualmente se han puesto de moda, una moda que no se puede pasar, porque estos sistemas son necesarios para hacer entre todos una sociedad más sostenible.

 

El redactor recomienda