Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Maru Díaz, consejera de Ciencia: “La investigación alineada con el sector agroalimentario genera riqueza” Maru Díaz, consejera de Ciencia: “La investigación alineada con el sector agroalimentario genera riqueza”
La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz, junto a la directora gerente del CITA, Lucía Soriano

Maru Díaz, consejera de Ciencia: “La investigación alineada con el sector agroalimentario genera riqueza”

Clausura la presentación en Teruel de 12 proyectos del CITA del FITE 2019
banner click 244 banner 244

La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento del Gobierno de Aragón, Maru Díaz, ha defendido que “la investigación, bien conectada a las necesidades del sector agroalimentario, ayuda a generar riqueza y a fijar población en el territorio”. En este sentido, ha ensalzado el trabajo desarrollado por el Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel (CITAte) “al servicio de los productores que mantienen vivos los pueblos”.

La consejera hizo estas declaraciones este jueves en el transcurso de la jornada de presentación de los resultados de los doce proyectos correspondientes a las convocatorias del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) 2019 y 2020 que tuvo lugar en la sede del CITA Teruel ubicada en Platea, a la que también asistió la directora gerente del CITA, Lucia Soriano, y el director de Investigación, Alberto Bernués, así como un gran número de agentes del territorio relacionados con los sectores involucrados.

La alianza entre la ciencia y el sector, según la consejera, contribuye a mejorar la rentabilidad de las exploraciones, valorizar los productos, recuperar variedades locales y minimizar los daños medioambientales de las actividades agroindustriales, “lo que redunda en un valor añadido y una mayor calidad para el consumidor”, advirtió.

Maru Díaz recordó que el sector genera uno de cada diez empleos directos en la Comunidad y que es “una palanca indispensable” en la lucha contra la despoblación. Estos efectos se multiplican si, como en el caso de los proyectos presentados, se trabaja de la mano de sectores estratégicos, entre los que citó el Jamón de Teruel, el Melocotón de Calanda o la Miel de Teruel.

Con esa vocación de seguir “alimentando” el territorio, Díaz recordó que el CITA Teruel comenzó en enero a trabajar en otros once proyectos vinculados a productos y cultivos tradicionales de la provincia, como la trufa, financiados también por el FITE 2021 con 1,4 millones más.

Díaz avanzó también que la posición del CITA y de su sede en Teruel como referente internacional en materia de bioeconomía y agroalimentación ha servido para hacerse en concurrencia competitiva con un proyecto de I+D+i del Ministerio de Ciencia dotado con 3,5 millones.

Su objetivo es fomentar la transición verde de los sistemas agroalimentarios mediante la bioeconomía circular, la agroecología y el desarrollo de nuevas cadenas de valor, “todo para avanzar, también desde el sector primario, hacia un nuevo modelo económico y un Aragón más sostenible”, dijo.

Asistentes a la jornada de presentación de resultados en el Centro de Bioeconomía Rural de Teruel (CITA Teruel)

Presentaciones

Durante la mañana de este jueves, los investigadores del CITA presentaron los resultados de los doce proyectos del FITE 2019 y 2020, que aparecen también en la publicación editada por el CITA con DIARIO DE TERUEL Investigación y territorio.

La recuperación y revalorización de tierras abandonadas en los regadíos de ribera turolenses (RegATeA); la caracterización, evaluación y valorización de hortalizas y legumbres tradicionales de Teruel (HORTALIZA_TE); la valorización de cereales alternativos para uso panificable y su panadería industrial (PAN DE TERUEL); el desarrollo de la cereza tardía y la puesta en valor de frutales locales, con el análisis de su potencial de mercado (FRUTER); la mejora genética del Melocotón de Calanda; y la dinamización de la cadena de valor del almendro en Teruel a través de una apuesta por la producción ecológica (ECOAL-TE) son los proyectos vinculados a la agricultura que se han desarrollado y cuyos resultados explicaron este miércoles los investigadores del CITA.

Las innovaciones genéticas aplicadas a la mejora de la eficiencia productiva de las razas ovinas autóctonas de Teruel (TerGenOvi); el nuevo programa de gestión para mejorar la eficiencia reproductiva de las explotaciones de vacas nodrizas en Teruel (VACAFERTILTERUEL);  y el estudio de la inmunización contra GnRH porcina como estrategia de bienestar animal y de mejora de la calidad del Jamón de Teruel (TERUEL DRY_CURED HAM) han sido los proyectos centrados en la ganadería.

El análisis melisopalinológico, del potencial de mercado y del apiturismo ha centrado el estudio de la Miel de Teruel (FITEMIEL 2), mientras que la recuperación del cardo Cynara cardunculus como coagulante vegetal para su uso como ingrediente en quesos de pasta dura ha sido la base de LACTOCYNARA II.

Por último, el desarrollo de envases biobasados a partir de residuos y subproductos de la industria agroalimentaria turolense, como el hueso de melocotón o la flor del azafrán, ha centrado el denominado enTER.

El CITA puso en marcha en enero once nuevos proyectos del FITE 2021, que darán continuidad a los centrados en el cultivo del almendro, de los frutales locales y la cereza tardía, la mejora genética del Melocotón de Calanda, la valorización de la Miel de Teruel, las variedades locales de hortalizas y legumbres, la recuperación de riberas y la mejora de la eficiencia productiva de razas ovinas autóctonas. A estos se suma el estudio del muérdago en los pinares, del control del Leiodes en la trufa, de la viabilidad de los sistemas mixtos de pastoreo de ovino y cultivos de almendros y la creación de un observatorio selvícola.

El redactor recomienda