Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Maru Díaz presenta en Teruel un proyecto sobre innovación alimentaria que desarrollará el CITA Maru Díaz presenta en Teruel un proyecto sobre innovación alimentaria que desarrollará el CITA
Maru Díaz, a la izquierda de la imagen, ha presentado en Teruel el proyecto Red AgriFood

Maru Díaz presenta en Teruel un proyecto sobre innovación alimentaria que desarrollará el CITA

Red AgriFoodTe "hará de Teruel un laboratorio vivo del avance hacia la transición verde y la bioeconomía circular", explica la consejera
banner click 244 banner 244

El Centro de Innovación en Bioeconomía Rural de Teruel ha presentado esta mañana en su sede el proyecto Red AgriFoodTE: “Red de conocimiento e innovación agroalimentaria (AKIS) de Teruel”, financiado por el Gobierno de Aragón a través del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) con la participación del Ministerio de Política Territorial.

El programa -que parte del plan de dinamización y mapeo previo del territorio realizado en los dos últimos años por el CITAte- aspira a crear una red en la provincia involucrando a más de 100 agentes para acelerar el intercambio de conocimiento y la innovación en el sector agroalimentario.

“Impulsamos este proyecto para pasar a la acción y generar un impacto positivo económico, social y ambiental en la provincia de Teruel. Queremos acelerar la transición ecológica, digital y hacia una bioeconomía circular, que garantice la seguridad alimentaria, refuerce el cuidado del medio ambiente y fortalezca el tejido socioeconómico en nuestras zonas rurales”, ha afirmado la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, Maru Díaz.

Colaboración

El proyecto quiere poner a colaborar a todos los agentes del sector, fomentar el intercambio de conocimientos científicos y resultados de proyectos de investigación e innovación a la sociedad y facilitar la adopción de buenas prácticas agroecológicas e innovadoras a través de living-labs o ensayos pilotos demostrativos y participativos. Todo, para hacer de Teruel, según ha destacado la consejera “un laboratorio vivo del avance hacia la transición verde y la bioeconomía circular, tan necesaria como alternativa al modelo económico lineal actual”.

“Para ello, cambiamos el modelo más tradicional con el que veníamos trabajando, hacia uno más participativo. Con un enfoque de abajo arriba, reduciendo la distancia entre la investigación y el sector agrario, y fomentando la cocreación y la innovación participativa. Esto es, haciendo participar a los productores desde el minuto uno en la investigación y adaptando el conocimiento a la realidad local. No puede ser que, de media, en agricultura se tarde unos 20 años entre el inicio de la investigación hasta la aplicación general de sus resultados. Lo que es aún más complicado y lento en zonas atomizadas y con explotaciones pequeñas o de tamaño medio”, ha explicado la consejera en una jornada que ha contado con la participación de Natalia Bellostas, directora gerente del Instituto Navarro de Tecnologías de Infraestructuras Alimentarias (INTIA), quien ha abordado la transferencia de conocimiento agrario en el marco de los AKIS (sistema de conocimiento e innovación en agroalimentación).

Asistentes

La jornada, a la que también han asistido Lucía Soriano, directora gerente del Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón; Eduardo Notivol, jefe del Departamento de Sistemas Agrícolas, Forestales y Medio Ambiente; Ana Caudevilla, directora gerente de la FITA, y Marta Barba, coordinadora de CITAte, quien ha explicado que el proyecto Red AgriFoodTe tiene como objetivo general “reforzar el sistema AKIS de la provincia de Teruel, posicionando al CITA y a sus investigadores como agentes fundamentales dentro de este sistema, y consolidando así al CITA como un centro de referencia para otros proyectos”.

El proyecto Red AgriFoodTe, al que se han destinado 400.000 euros del FITE, aspira a contar con más de un centenar de agentes participantes y poner en marcha cuatro pilotos demostrativos, a los que se hará un seguimiento para calcular la sostenibilidad ambiental, social y económica de las medidas innovadoras que se vayan implantando.

El proyecto arrancará en marzo y tiene una duración de tres años. En esta primera sesión de trabajo, ha contado con dos sesiones participativas, dinamizadas por Bárbara Marqués de Tararaina Cooperativa, en las que han intervenido medio centenar de personas vinculadas con el sector agroalimentario turolense y en las que se han definido las secciones y las temáticas estratégicas.

Colaboradores

En el proyecto también colaboran activamente investigadores de los departamentos de Ciencia Vegetal, Sistemas Agrícolas, Forestales y Medio Ambiente, Ciencia Animal, de la Unidad Transversal de Economía Agroalimentaria y de las áreas de apoyo del CITA.

Sobre el calendario, el objetivo es empezar en primavera con las primeras reuniones de cada una de las secciones y definir los pilotos para su puesta en marcha en verano.

El redactor recomienda