Síguenos
Resignación entre los usuarios del tren y quejas por los precios y el aumento de tiempos de viaje ante el corte de línea Resignación entre los usuarios del tren y quejas por los precios y el aumento de tiempos de viaje ante el corte de línea
Algunos viajeros frente a la estación de ferrocarril dirigiéndose a las zonas habilitadas para tomar los autobuses que ha fletado Renfe

Resignación entre los usuarios del tren y quejas por los precios y el aumento de tiempos de viaje ante el corte de línea

La vía ha quedado cortada entre Sagunto y Caminreal por obras en la vía durante dos semanas

Los usuarios del ferrocarril recibieron este fin de semana con resignación el nuevo corte de la línea del tren  Zaragoza-Teruel-Valencia por las obras de mejora que se están haciendo en la vía, aunque también con malestar porque el precio sigue siendo el mismo a pesar de que el servicio se presta por autobús y Renfe no ha aplicado ninguna rebaja, y porque han aumentado los tiempos de viaje hasta en media hora más en algunos casos. El corte de la vía es entre Caminreal y Sagunto y se prolongará hasta el próximo 3 de diciembre, aunque el servicio se presta en autobús desde Valencia.

Este nuevo corte de la vía durará dos semanas será aprovechado por Adif para dar un nuevo impulso a los trabajos del Plan Director de mejora de la línea, aunque en alguno de los lugares donde se va a actuar en este tiempo apenas había ayer movimiento de obras, como en el punto kilométrico 129, un tramo conflictivo desde hace años donde se va a eliminar una limitación de 30 kilómetros por hora mediante inyecciones de mortero.

Se trata del corte más largo  que se ha producido desde que la vía estuvo cortada durante tres meses en el verano de 2019, en aquella ocasión en todo su recorrido y también por obras. Desde entonces se han hecho otros cortes, los más recientes solo de forma puntual de noche o en fines de semana, pero el que comenzó ayer durará dos semanas porque según ha informado Adif hay trabajos que son incompatibles con la circulación de trenes.

Afecciones

El corte no afecta a toda la línea como sucedió en 2019, sino al tramo comprendido entre Caminreal y Sagunto. Para los trenes de mercancías se han dispuesto recorridos alternativos, mientras que en los trenes de viajeros se están realizando trasbordos en autobús entre Valencia y Caminreal. En algunos servicios se ha fletado un autobús solo, mientras que en otros se ha reforzado con otro microbús para ir recogiendo a la gente en los pueblos. No obstante, los tiempos de viaje se han incrementado y eso era lo que ayer menos gustaba a los viajeros.

El último tren que circuló la noche del jueves entre Zaragoza y Teruel regresó hasta Caminreal para aguardar allí a los pasajeros del primer servicio de la mañana, que fueron los primeros afectados. Entre Zaragoza y Caminreal los servicios siguen prestándose en tren, mientras que el resto del recorrido hasta Valencia, y en sentido inverso, se hace por carretera en los autobuses que ha puesto Renfe a disposición de los clientes.

Los viajeros que aguardaban ayer a las once del mediodía para viajar hasta Valencia se mostraban resignados ante este nuevo corte, con la esperanza de que al menos sirva para avanzar en las obras de mejora de la vía y después los tiempos de viaje se reduzcan, porque consideraron que no se puede tolerar en pleno siglo XXI que a los trenes les cueste tanto tiempo cubrir el trayecto tanto con Valencia como con Zaragoza.
 

Varios viajeros tomaban el viernes uno de los autobuses fletados por Renfe en la estación de Teruel para cubrir el tramo donde se ha cortado la línea por obras en la vía


La mayoría de los que aguardaban eran conocedores ya de que desde el viernes la vía estaba cortada y el servicio se prestaba por carretera, si bien a otros les cogió por sorpresa y
mostraron su disgusto. Unos y otros consideraron que tampoco tenían otra alternativa porque no hay servicios de la línea de autobús a esa hora, pero estimaron que al menos Renfe debería cobrar menos al no ofertar el viaje en tren y equipararlo con el coste de las líneas de bus.

Pablo Durán, uno de los viajeros que tomó el primer servicio a Valencia afectado por el corte de la vía y que Renfe lo prestó por carretera, comentó que se enteró en ventanilla y lamentó que en una línea regular de autobús el mismo trayecto cueste 11 euros, mientras que el billete de tren vale 18,17 euros. Opinó que debería haber un equilibrio en el precio porque al final el servicio que da Renfe es en autobús, y aseguró que optará la próxima vez por coger la línea regular de bus.

A este viajero le preocupaba ayer no llegar a tiempo al trabajo, ya que con los trasbordos el viaje dura más y se llega más tarde al destino. Consideró en cualquier caso que si era para mejorar la vía se podía comprender, aunque insistió en que “deben mejorar la duración del viaje, porque en coche se hace en apenas hora y media, mientras que en tren tardas casi tres horas.

Servicio alternativo

Con el servicio alternativo de autobús que ha puesto Renfe durante este corte de vía han aumentado los tiempos de viaje, sobre todo entre Teruel y Zaragoza, que se disparan por encima de las tres horas.

La afección varía entre unos casos y otros, en función de los pueblos a los que tienen que entrar los autobuses, además del mayor tiempo que puede entrañar la entrada y salida de los cascos urbanos de las ciudades principales, tanto en Teruel como en Zaragoza y sobre todo Valencia.

Ayer por ejemplo, el primer tren que llegó de Zaragoza invirtió 25 minutos más, cuando solo se retrasó 4 minutos más del horario previsto. Estos ajustes se espera que se vayan corrigiendo en los próximos días, aunque aun así los viajes van a ser más largos. En casi todos se mantiene el horario de salida tanto desde Zaragoza como desde Valencia, aunque a su paso por Teruel cambia. El servicio de Teruel a Valencia de la mañana sale 21 minutos más tarde y llega a Valencia 17 minutos más tarde de lo que lo hacía. El de la tarde lo hace 35 minutos más tarde y llega a Valencia 15 minutos después de lo que lo hacía. No obstante, es en sentido contrario donde se aprecia un mayor aumento de los tiempos de viaje en la relación Teruel-Zaragoza. Así, el servicio que sale a las 6:40 invierte ahora 3 horas y 18 minutos con el trasbordo, al hacer parte del viaje en bus y el resto en tren, cuando antes del corte lo hacía en 2 horas y 36 minutos. El que hace el trayecto a la inversa ha retrasado ahora su salida de Zaragoza a las 20 horas y llega a Teruel a las 23:14, de manera que invierte 3 horas y 14 minutos, 30 minutos más que antes.

Más duración

El servicio que sale ahora de Teruel con destino a Zaragoza a las 12 del mediodía invierte 3 horas y 3 minutos con el trasbordo, cuando antes lo hacía en 2 horas y 27 minutos; y de igual forma, el que cubre el trayecto con salida de Teruel a las 18:45 tarda otras 3 horas y 4 minutos con el trasbordo, cuando antes lo hacía en 2 horas y 38 minutos. Con los trasbordos se han incrementado los tiempos de viaje, siempre contabilizando como punto de destino o salida Zaragoza Miraflores.

Rosana, otra de las viajeras que se enteró en ventanilla del corte de la vía y que iba a hacer el viaje hasta Valencia en autobús, comentó que dadas estas circunstancias Renfe “podría rebajar” el precio de los billetes.

Otros viajeros incidieron en los problemas de movilidad en transporte público que tiene Teruel. Así, Dolores Hernández comentó que el autobús de línea no paraba en Sagunto, por lo que para ir a Castellón la opción que le quedaba era coger el tren. Reconoció que Teruel tiene poca población, pero que debería haber más frecuencias captando tráficos del Levante al Cantábrico, y confió en que con la inversión que se está acometiendo mejore el servicio tanto para viajeros como para mercancías.

Problema de movilidad

Conchi Rubio incidió también en el problema de movilidad, ya que hay autobuses que van de Zaragoza a Valencia y no se pueden coger desde Teruel al tratarse de concesiones distintas. Comentó que puesto que se habla tanto de la España Vaciada debería garantizarse la movilidad como un servicio público porque no hay buenas comunicaciones y Teruel es una capital de provincia que, a su vez, debe dar servicio de conexiones a todo su entorno. Opinó que se ha reducido mucho la oferta que había y que eso impide realizar viajes en el día a Valencia.

Francisco, de Utrillas, pidió que “se arregle ya el corredor, que llevamos tiempo pidiéndolo y nos lo merecemos”, mientras que Carmen aseguró que con los pocos servicios que había no queda otro remedio que adaptarse a lo que hay, pero con la “esperanza de que esto pueda mejorar”.

El redactor recomienda