Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

Semana Santa: la ocupación y el gasto de los visitantes superan las expectativas del sector turístico turolense Semana Santa: la ocupación y el gasto de los visitantes superan las expectativas del sector turístico turolense
Viajeros alojados en el Hotel Civera del Grupo Gargallo, ubicado en la Avenida de Sagunto de Teruel, salen del establecimiento durante la mañana de este lunes

Semana Santa: la ocupación y el gasto de los visitantes superan las expectativas del sector turístico turolense

Los establecimientos de gran parte de la provincia se llenan con las reservas de última hora
banner click 244 banner 244

La Semana Santa ha superado las expectativas del sector turístico de la provincia de Teruel. La ocupación media en los establecimientos dedicados al alojamiento ha rondado el 95% y las reservas de última hora han hecho que los ubicados en el entorno de la Ruta del Tambor y el Bombo, la capital y las comarcas más turísticas hayan colgado el cartel de completo. Entre tanto, los dedicados a la restauración han tenido que doblar turnos tanto a la hora de la comida como de la cena. La mayoría de los viajeros no han recortado sus gastos a pesar del alza generalizada de los precios, por lo que su presencia ha beneficiado también al comercio.

Los viajeros, amparados por unas condiciones meteorológicas favorables, han llegado atraídos por la tradición de tocar el tambor y el bombo en los nueve pueblos que componen la Ruta (Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Calanda, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén), declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional desde 2014, o las procesiones de la ciudad de Teruel, que son Fiesta de Interés Turístico Nacional desde 2006.

Patrimonio histórico

Pero al margen de las manifestaciones religiosas, los visitantes han demostrado su interés por conocer el patrimonio histórico, cultural, gastronómico y natural de todo el territorio turolense. Para otras personas, la Semana Santa es el momento elegido también por muchas personas para regresar a sus lugares de origen y reencontrarse con familiares y amigos.

El presidente de la asociación provincial Teruel Empresarios Turísticos (TET), Roche Murciano, explicó que, a falta de contar con datos concretos, la ocupación había sido muy similar a la registrada en esta festividad en los años previos a la pandemia.

“El balance de la Semana Santa ha sido muy positivo para el sector turístico de la provincia de Teruel porque hemos rozado el lleno en la mayoría de las comarcas desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección incluido, y la mayoría de los hosteleros han doblado turnos”, argumentó.

El lunes de Pascua se considera festivo en el calendario laboral de la Comunidad Valenciana, Cataluña, Navarra, La Rioja, País Vasco y las Islas Baleares, lo que propició que los viajeros de estos lugares alargarán un día su estancia.

Los empresarios del sector han constatado que “la gente tenía muchas ganas de salir” después de que los dos últimos años los desplazamientos de la Semana Santa se vieran muy limitados por las restricciones para contener la pandemia de coronavirus.

Ahorro

Aunque algunos viajeros han recortado en un día su estancia como medida de ahorro ante la subida de los precios, en el Bajo Aragón, Matarraña, la ciudad de Teruel y Albarracín se han cubierto todas las plazas hoteleras ofertadas. En el resto del territorio se ha superado el 90% y en las comarcas del Maestrazgo y Gúdar-Javalambre han llegado incluso al 95%.

La alta demanda de alojamiento ha posibilitado que los hoteles turolenses hayan podido mantener el precio medio de las pernoctaciones habitual en esta festividad. Por todo ello, Murciano calificó la Semana Santa como “excepcional” y confió en que la llegada de la primavera y la ausencia de restricciones sanitarias mantenga los buenos datos de ocupación en los próximos meses.

Este sábado 23 de abril se celebra el Día de Aragón, pero el día festivo no se recupera ni en el calendario escolar ni en el laboral. Por el contrario, el descanso del domingo 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, se trasladará al lunes en Aragón, Andalucía, Asturias, Castilla y León, Comunidad de Madrid y Región de Murcia. Los establecimientos hoteleros todavía cuentan con plazas libres para este próximo puente festivo, advirtió Murciano.

Comportamiento dispar

La gerente de la Asociación de Empresarios Turísticos del Bajo Aragón, Nieves Ballestero, corroboró que todos los establecimientos habían podido colgar el cartel de completo y apuntó que la Semana Santa es, junto a la celebración del Gran Premio de Moto GP, el momento álgido para el turismo en esa comarca turolense.

Después de dos años de silencio por la pandemia, los asociados mostraron también su satisfacción porque la mayoría de los viajeros hubieran optado por visitar y disfrutar de las procesiones de varios pueblos. “Se ha notado que tenían muchas ganas de salir y quizá el ahorro de los meses previos les ha permitido mantener el gasto”, sostuvo Ballestero.
 

Alcañizanos y visitantes disfrutan de los establecimientos hosteleros en la plaza de España


Los empresarios del Bajo Aragón han detectado “un comportamiento dispar” entre la clientela. Por un lado, hubo personas que animadas por el buen tiempo se decidieron a reservar la misma tarde de Jueves Santo, lo que les permitió alcanzar la plena ocupación. En contraposición, apuntó Ballestero, algunos viajeros han sido mucho más previsores y han reservado ya para la Semana Santa de 2023, cuyos días centrales se celebrarán del 6 al 9 de abril.

Entre tanto, los establecimientos dedicados a la restauración confirmaron que el gasto de los comensales habían regresado a los niveles previos a la pandemia. “Los asociados están muy satisfechos porque se han encontrado con clientes muy respetuosos y pacientes, que han podido disfrutar de la gastronomía bajoaragonesa”.

Grupo Gargallo

El director regional del Grupo Gargallo, Adolfo Ibáñez, explicó que los seis hoteles con los que cuentan en la provincia (Reina Cristina y Civera en Teruel, Albarracín, Ciudad De Alcañiz, Mora y Hostal De La Trucha) han estado prácticamente llenos desde el viernes 9 de abril hasta el domingo 17.

Ibáñez corroboró que la inflación no se ha dejado notar en el gasto realizado por los viajeros y que incluso ha aumentado el número de los que optan por comer a la carta frente al menú con el propósito de probar productos como la trufa negra, por ejemplo.

El Grupo Gargallo ha aprovechado la Semana Santa para abrir parcialmente el Hostal de la Trucha de Villarluengo, cuya inauguración oficial tendrá lugar este miércoles. Por otro lado, Adolfo Ibáñez anunció la intención de comenzar en dos o tres meses las obras para convertir en un hotel de lujo el Convento de las Dominicas de Albarracín. De esta manera, se pospone el inicio de los trabajos para la reconversión en apartamentos turísticos el edificio que ocupaba Muebles Lázaro en la avenida de Sagunto de la capital turolense probablemente hasta finales de año.

La historia como reclamo

La Oficina Municipal de Turismo de la ciudad de Teruel ha atendido esta Semana Santa, desde el jueves 14 de abril hasta el domingo 17, a un total de 2.374 personas, más del doble que el año pasado (1.088) pero todavía 768 menos que en el mismo periodo de 2019, antes de la pandemia.

El concejal de Turismo, Javier Domingo, consideró que estas cifras no son significativas de la afluencia turística dado que las solicitudes de alojamiento habían superado a la capacidad de los establecimientos.

“Estamos muy contentos e ilusionados por haber podido celebrar la Semana Santa como en 2018 dado que en 2019 se vio empañada por la lluvia. La afluencia de visitantes demuestra que sigue siendo un reclamo importante, además de una de nuestras señas de identidad”, argumentó.

La Junta de Hermandades y Cofradías de la Semana Santa de Teruel organizó por primera vez visitas guiadas al Museo de la Semana Santa ubicado en la iglesia de San Martín.

En total, se realizaron siete visitas gratuitas (dos el jueves, cuatro el viernes y una el sábado), en las que tomaron parte turistas, fundamentalmente. Durante las mismas, pudieron conocer los detalles de cada uno de los pasos que procesionan.

Desde Plata Eventos, Patricia García explicó que los datos que más interés despiertan son los años de contrucción de las tallas, su peso o el número de costaleros que las portan.

El redactor recomienda