Síguenos
Alcañiz encarga la actualización  del inventario municipal de bienes Alcañiz encarga la actualización  del inventario municipal de bienes
En el inventario se incluirán los bienes del patrimonio artístico de la ciudad

Alcañiz encarga la actualización del inventario municipal de bienes

La adjudicataria deberán entregar el proyecto terminado en un plazo de 12 meses

Alcañiz acaba de adjudicar  la actualización del inventario de bienes municipales, una puesta al día necesaria para que el Ayuntamiento conozca cuál es la situación económico-patrimonial real municipal. No en vano, existen grandes diferencias entre el inventario general y el contable, al datar el último balance de bienes muebles e inmuebles realizado en el Ayuntamiento de Alcañiz del año 2008.

La actualización ha sido adjudicada a la empresa Centro de Observación y Teledetección Espacial, S.A.U, que tendrá que poner en orden un volumen aproximado de 213 inmuebles urbanos; 17 inmuebles rústicos con un total de 3.500 fincas rústicas discontinuas; 20 inmuebles histórico-artísticos; 35 vehículos, valores mobiliarios, participaciones en la sociedad municipal Fomento de Alcañiz SLU, acciones de la Ciudad del Motor de Aragón, bienes y derechos revertibles y otras 455 unidades más de bienes muebles que no están comprendidos en ninguno de los anteriores apartados.

El Ayuntamiento ha adjudicado por 42.000 euros la actualización del listado de su patrimonio, que salió a licitación por un montante de más de 70.000 euros. La empresa adjudicataria deberá revisar toda la documentación sobre el inventario de bienes y derechos, las certificaciones y la relación de datos catastrales con el padrón del IBI de rústica y urbana, cotejarlo con las escrituras públicas, contratos de gestión de servicios, concesiones administrativas, acuerdos de cesión, convenios y otros títulos y documentos, así como con la información registral, con el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el callejero municipal, entre otras fuentes.

Informatizado

El teniente de alcalde de Alcañiz, Javier Baigorri, explicó que la actualización del inventario se produce “por dos motivos, uno de ellos es un mandato legal, porque el inventario de bienes ha de estar actualizado por ley”, enfatizó. Aparte de ello, el teniente de alcalde añadió que un inventario actualizado “permite una mejor gestión de lo que son los bienes municipales”. En este sentido, destacó que “por ejemplo, el Ayuntamiento de Alcañiz tiene una serie de solares municipales o de fincas rústicas y si tenemos necesidad de sacarlas a subasta o de arrendarlas con una valoración determinada hay que encargar a un técnico que realice esa tasación; se puede encargar de todo el lote o solo de una finca en concreto”.

Otra de las ventajas de tener los datos del patrimonio actualizados es que “tendremos una foto fija de lo que tenemos y podremos realizar su gestión a través de un programa informático, es decir, no solo ganaremos en poder realizar una gestión centralizada, sino que los datos también estarán informatizados”.

Por otra parte, Baigorri mencionó que “lo ideal para un Ayuntamiento es poder tener una gestión centralizada de todos estos datos”. Además, el consistorio necesita saber qué patrimonio tiene con exactitud, porque “aunque el Ayuntamiento tiene controlados los bienes propios, otra cosa es que todo lo que hayamos comprado esté introducido en contabilidad, o puede que lo tengamos archivado en diferentes formatos, y lo que nos interesa es tenerlo todo en un programa informático que estará conectado con la contabilidad”, añadió el teniende de alcalde.

Los bienes municipales están registrados en fichas por escrito, de manera que “disponer de esa información en formato informático nos permitirá ser más ágiles”, añadió.

12 meses

La empresa adjudicataria deberán realizar un análisis y comprobación de los bienes y derechos de referencia, bien a través de la información obtenida en los servicios municipales o en cualquier otra fuente. También deberán investigar en el catastro, registro de la propiedad y otros registros, archivos y fuentes de información, antes de la redacción y entrega del proyecto definitivo, que tendrá que incluir el inventario completo y actualizado.

Asimismo, la empresa adjudicataria deberá elaborar un inventario separado correspondiente al patrimonio público del suelo donde se relacionarán los bienes patrimoniales y derechos económicos. Igualmente se requiere un inventario separado de las vías públicas y zonas verdes.

La empresa tendrá un plazo de ejecición de 12 meses para llevar a cabo la actualización de los datos y redacción del nuevo proyecto. Al licitador se le requerirá la presentación de un cronograma donde queden reflejadas las distintas tareas a realizar. En una primera etapa, el contratista deberá presentar una memoria del estudio con todos los antecedentes de los bienes del Ayuntamiento y con la comprobación de los datos contenidos en los expedientes. En una segunda etapa deberán haber presentado una memoria con la identificación de los bienes que no estén inventariados, así como las medidas que se tendrán que llevar a cabo para su aplicación. En una tercera etapa se contempla la entrega del documento que contengan los bienes inmuebles, reales y bienes y derechos revertibles junto con las fichas, planos y fotografías de cada bien inventariado y su expediente. En la cuarta etapa se entregará el documento provisional del inventario separado de vías públicas, parques y jardines, con sus fichas, planos y fotografías; en una quinta etapa, el inventario de bienes y derechos del patrimonio público del suelo y en una sexta un documento final con los muebles de carácter histórico-artístico, valores mobiliarios, créditos y derechos, vehículos y otros bienes muebles.

La empresa adjudicataria del contrato también deberá presentar una memoria final explicativa del trabajo realizado y fuentes consultadas.

El redactor recomienda