Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Amador anuncia medidas contra los tratos de favor, aunque reta a CCOO a demostrarlos Amador anuncia medidas contra los tratos de favor, aunque reta a CCOO a demostrarlos
Antonio Amador, alcalde de Andorra

Amador anuncia medidas contra los tratos de favor, aunque reta a CCOO a demostrarlos

El sindicato ve "discriminación" y opaciedad en la selección de personal del consistorio andorrano

El Ayuntamiento de Andorra tomará “medidas contundentes y de manera inmediata” en el caso de que, como denunció esta semana CCOO, se estén produciendo “situaciones de trato de favor” y “discriminación” entre trabajadores de diferentes servicios, así como privilegios en procesos de selección de personal. Así lo manifestó este jueves el alcalde de Andorra, Antonio Amador, en respuesta a las acusaciones vertidas por el sindicato, al tiempo que deseó que estas estén bien fundamentadas para no denunciar por injurias al sindicato.

“Son acusaciones muy graves que espero que CCOO detalle”, emplazó Amador, que mostró su “compromiso firme como máximo responsable de personal” para tomar medidas de calado si es cierto que se han estado produciendo casos concretos de trato de favor y de falta de transparencia en los procesos de selección de personal. En caso de que las manifestaciones sindicales sean “un brindis al sol”, las medidas irán contra CCOO, advirtió.

Esta es la contundente reacción que ha despertado en el seno del equipo de gobierno (PSOE-PAR) del Ayuntamiento de Andorra el comunicado con el que el pasado lunes CCOO recriminaba al consistorio andorrano “la falta de capacidad de organización respecto a la asignación de tareas, reparto del trabajo y respeto a las categorías laborales y relación de puestos de trabajo”.

Deterioro

El sindicato detecta un “profundo deterioro de las relaciones laborales en el consistorio” y denuncia el incumplimiento de las obligaciones legales del Ayuntamiento con los trabajadores, al tiempo que se reserva las acciones legales a su alcance para hacer cumplir la normativa laboral.

CCOO carga contra la falta de voluntad por subsanar los errores de redacción que mantienen paralizado el VI Convenio colectivo del personal laboral, así como el “bloqueo constante” por parte de la corporación municipal.

El sindicato recrimina que los riesgos psicosociales a los que se expone a la plantilla producen “una cantidad de bajas laborales importante”, ante lo que exige un informe para esclarecer el origen y depurar responsabilidades.

Por último, el comunicado pide que se respete la representatividad de CCOO en las mesas de negociación y aduce “falta de transparencia en los procesos de selección y adjudicación de puestos de trabajo vacantes”, al tiempo que critica “la iniciativa política de privatización de los servicios públicos de limpieza viaria y realización de nóminas”, las cuales se han retrasado en enero, marzo y abril, lamenta.

La respuesta del alcalde

Amador reconoció que debió convocar una asamblea de trabajadores para aclarar la revocación tanto del Convenio colectivo del personal laboral como el Pacto de funcionarios que solicitó la Autoridad Laboral. Existen “una serie de deficiencias importantes”, como la falta de un informe de Intervención que garantice que la actualización de las condiciones que se pretende, sobre todo las salariales, es asumible económicamente por el consistorio. Amador evidenció que el presupuesto del Ayuntamiento ha dejado de contar con los 2 millones de euros que aportaba Endesa por la actividad de la central térmica.

“La disposición de este equipo de gobierno ha sido y es alcanzar un acuerdo que permita tanto al personal laboral como al funcionario tener un nuevo convenio y pacto, respectivamente”, dijo Amador, que lamentó que “por primera vez” la negociación está siendo separada “con todo lo que ello ha acarreado” en cuanto a recelos políticos y sindicales.

172 trabajadores

El alcalde de Andorra, que señaló que el consistorio tiene en este momento 172 trabajadores, reprochó a CCOO “retrasos de hasta cinco y seis meses” en las negociaciones, y puso en valor que se están actualizando ya cuestiones “tan importantes como la formación, la promoción interna, el teletrabajo, la conciliación laboral” y los “procesos de estabilización, que no hace falta que amenacen con denunciar porque se está trabajando en ello”.

Amador se mostró favorable a pedir los informes psicosociales que sean necesarios, aunque alertó de que los trabajadores “que en ocho o nueve años se han pegado más de mil días de baja igual no están en condiciones para desempeñar ese puesto y hay que buscarle otro”.

En cuanto a los retrasos en el cobro de nóminas, aseguró que responde a un tema de vacaciones y bajas del personal encargado, que será recolocado, y no a la privatización de un servicio que externaliza “el 95% de los ayuntamientos de la provincia”. Amador reprochó a la concejalía de Modernización de la Administración (IU) que no trabajara con anterioridad para mejorar y agilizar el proceso de confección de nóminas. “Hay trabajadores que han estado cobrando durante un año el doble de lo que tenían que cobrar”, afirmó primer edil, que se comprometió a poner los medios para que no ocurra más.

“No hay contratación que haya hecho este equipo de gobierno en la que no esté toda la documentación administrativa, que haya pasado por donde debía pasar y no por decretos de alcaldía”, dijo Amador, y garantizó que la selección para talleres de empleo del Inaem y programas de la Diputación de Teruel ha sido supervisada por técnicos.

Finalmente, se comprometió a encontrar una solución para desatascar por fin tanto el convenio colectivo de personal laboral como el pacto de funcionarios.

El redactor recomienda