Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Calanda le agradece con jotas y flores  a la Virgen la vuelta a la normalidad Calanda le agradece con jotas y flores  a la Virgen la vuelta a la normalidad
Un grupo familiar guarda fila ante la imagen de la Virgen del Pilar, el martes por la mañana en Calanda

Calanda le agradece con jotas y flores a la Virgen la vuelta a la normalidad

La Ofrenda a la Pilarica se volvió a celebrar tras quedar suspendida el año pasado por la pandemia

Calanda volvió a cantarle jotas el día 12 por la mañana a la Virgen del Pilar con el mismo ánimo e ilusión de siempre, con decenas de personas ataviadas con el traje regional desfilando en grupos de amigos y de familias ante la imagen de la patrona y con la ilusión dibujada en el rostro. Había ganas en la villa de Luis Buñuel de recuperar la tradición de la Ofrenda de flores a la Pilarica tal y como la han venido celebrando desde los años 60 y después de que el año pasado se tuviera que optar por un formato bien distinto, un pequeño recital de jotas dedicadas a la patrona que no podía compararse con el desfile de color que se vio en la plaza de Calanda

Dos años después de haber participado en la última Ofrenda floral, muchos vecinos de Calanda y de los municipios de la contornada no quisieron dejar pasar la ocasión de rendir tributo a la Pilarica. Así lo hicieron María y Triana, de Andorra, que representaron a la Casa de Andalucía y que acudieron acompañadas de tres calandinas, Montse, Cinta y Natalia. Las cinco iban ataviadas con el traje de sevillana en representación del folclore del sur. “Han pasado dos años desde la última vez que pudimos venir aquí, así que estamos muy ilusionadas de poder volverlo a hacer y de poder ponernos otra vez el traje de lunares”, resaltó María poco antes de depositar sus ramos a los pies de la imagen.

También Javier, Alicia y Víctor volvieron al desfile después de un año en blanco. “Todos los años habíamos salido y en 2020 tuvimos que conformarnos con ir a la plaza a cantarle a la Virgen, así que este año no podíamos faltar”, explicaba Alicia. Igualmente, rindieron homenaje a la Pilarica tres primas, María Pilar, Pilar y Raquel, que decidieron ir a la Ofrenda juntas “porque este año, debido a las restricciones por la pandemia, solamente se deja pasar una vez”, explicaban.

Representantes de la Casa de Andalucía

Y es que este año, además de la obligatoriedad de llevar la mascarilla puesta y de guardar las distancias de seguridad, los calandinos han tenido que cumplir con nuevas normas por la pandemia. Una de ellas ha sido que solamente se ha autorizado a pasar una vez ante la imagen de la Virgen, cuando había personas que en anteriores ediciones realizaban el recorrido varias veces, algunas en familia y otras en grupos de amigos.

Fueron cientos los ramos que se pusieron a los pies de la Virgen del Pilar, a la que se vistió con un manto de claveles blancos y con una cruz de claveles rojos en el pecho. El resto de centros de flores y de ramos se depositaron a los pies de la imagen.

El alcalde de Calanda, Alberto Herrero, junto con la Corporación y las Reinas de las fiestas también realizaron su ofrenda floral a la Pilarica. Pasado el mediodía, la comitiva participó en el homenaje a la patrona de Calanda junto con el resto de vecinos. Alberto Herrero se mostró “muy  honrado del pueblo de Calanda y de la Virgen” y dijo, en referencia a la pandemia, que “ahora ya estamos viendo la luz al final del túnel”.

Para el primer edil, la Ofrenda de flores “es siempre un acto muy emotivo, porque en Calanda hay mucha devoción por la Virgen, y hoy es un día grande, la gente tiene ganas de vivirlo y de disfrutar como todos lo conocemos desde siempre”, enfatizó. En este sentido, en relación a las actividades que está viviendo Calanda estos días, añadió que “hay ciertas cosas que no nos queremos perder y a  pesar de las circunstancias hemos logrado organizar este acto y estamos consiguiendo volver a la normalidad” después de que el año pasado la Ofrenda floral no fuera la que todos los calandinos hubieran deseado. Sobre ello, Herrero reconoció que “la gente tenía ganas de salir a la calle y les hemos de agradecer la responsabilidad que están demostrando para disfrutar de estos días en familia y con amigos”.

Durante toda la mañana fueron desfilando los distintos grupos oferentes, la gran mayoría vestidos con el traje regional, aunque también muchos vecinos participaron en el homenaje vestidos con ropa de calle.

Y todo amenizado por el grupo de canto y la rondalla de la Asociación Peña El Cachirulo, que llenó de folclore el ambiente matutino y que recibió los aplausos del público.

Grupo de la Peña El Cachirulo, poco antes de la Ofrenda

El redactor recomienda