Síguenos
Joaquín Lahoz, alcalde de Estercuel: Joaquín Lahoz, alcalde de Estercuel:
Joaquín Lahoz, alcalde de Estercuel. M.N.

Joaquín Lahoz, alcalde de Estercuel: "Los sueldos del carbón no van a existir nunca más, que la gente se mentalice"

Pamesa pagará 90.000 euros al año al Ayuntamiento, que ha priorizado el empleo en la negociación

El alcalde de Estercuel, Joaquín Lahoz, invita a reflexionar sobre la historia minera de la localidad  y lo que ha significado en las economías domésticas antes de criticar los desmontes de arcillas como hace la plataforma Estercuel es Futuro. El regidor defiende que hay que aceptar todos los proyectos que puedan generar empleo para que la gente no se marche, y asegura que entre la explotación de Samca y la de Pamesa el consistorio ingresará 150.000 euros anuales. Lamenta que la falta de vivienda haya impedido que la firma de cerámica castellonense instale su logística de camiones en la localidad, y tiende la mano a que cualquier vecino presente alternativas económicas para Estercuel, empezando por la gestión del hotel que en este momento está libre. El consistorio apuesta por diversificar con energía renovables.

-¿Son buenos los desmontes de arcillas para Estercuel?
-Nadie puede estar a favor de que nos estropeen nuestros montes, pero, ante la situación que se ha generado en Estercuel después de cerrar las minas de carbón, o buscamos alternativas para que la gente se quede o perderemos oportunidades. Me atrevo a decir que, en proporción, hemos sido el pueblo más perjudicado por el cierre de la minería. Hemos perdido todos los puestos de trabajo, 15 o 16, de los que solo dos o tres se van a jubilar. En cuanto se vayan dos familias más con niños, nos cierran la escuela, y a ver lo que tardan en recortarnos las horas de médico. Y la tienda, la farmacia, el bar... Somos 210 vecinos censados.

-¿No se le podía decir que no a Pamesa teniendo ya el desmonte de Samca?
-Se nos presentó la alternativa de Pamesa y pensamos que era buena idea. Cuando empezamos a negociar, lo que menos tuvimos en cuenta fue el dinero para el alquiler de los terrenos municipales, ya que nos interesaban más los puestos de trabajo para que la gente de aquí, si quería, tuviera la oportunidad de quedarse. Toda la vida hemos vivido de las minas y va a seguir siendo así. No tenemos otro medio de vida en este momento. Dicho esto, me encantaría que las personas que están en contra de todo esto aportaran ideas, posibilidades de negocio y algo con lo que el pueblo pudiera tirar hacia adelante. La crítica siempre está bien y yo soy una persona muy abierta, pero hay que dar alternativas y no solo vomitar en las redes sociales argumentos que no son exactos. Hago un llamamiento a que la gente reflexione porque es muy bonito venir al pueblo una semana en verano y protestar.

Desmontes

-¿El trabajo es precario en los desmontes?
-Es el mismo que se ha hecho aquí durante muchísimos años. Lo de los 1.300 euros ha tenido mucho eco, pero no es del todo real. Si trabajas los sábados y te especializas puedes ganar más. Dicho esto, el Ayuntamiento no pacta salarios, no es un sindicato. No diré que lo que se paga en la arcilla es mucho porque ojalá todos ganaran de 2.000 euros para arriba, pero los sueldos del carbón no van a existir nunca más, que la gente se mentalice. También hay que valorar tener el trabajo al lado de casa.

-¿Qué impacto medioambiental va a tener?
-Peña Santana no se va a tocar. El impacto es en la cara posterior al pueblo, sobre la mina de carbón La Indiferente, unas 80 hectáreas de terreno municipal. En ningún caso tocarán las rocas. El proyecto tiene el visto bueno por parte del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental y el permiso de la Dirección General de Energía y Minas. Pamesa ha hecho los deberes y ha iniciado su actividad.

-¿Cuánto dinero percibirá el Ayuntamiento a cambio del desmonte de Pamesa?
-El contrato, a 20 años, fija 30.000 euros anuales por 200.000 toneladas, y 0,15 euros añadidos por cada tonelada de más que extraigan. Esto quiere decir que, si realmente extraen 600.000 toneladas como han anunciado en prensa, nos tendrán que pagar 90.000 euros al año y no 30.000. Por tanto, se puede decir que Pamesa nos va a dar más dinero que Samca, con la que estamos alrededor de los 60.000 euros anuales hasta 2035 saquen mucha arcilla o no saquen nada. En conjunto, 150.000 euros entre las dos con los que se pueden hacer muchas cosas. Por supuesto, tendrán que incrementar anualmente lo que marque el IPC. También hay que decir que Pamesa nos alquila las oficinas donde las antiguas naves de Emosa. En total generarán unos 13 empleos fijos más 50 móviles con los camiones.

-¿De qué forma ha afectado la falta de vivienda a que el proyecto de Pamesa tenga más empaque para el municipio?
-Pamesa estaba dispuesta a ubicar aquí la base de los camiones que transportarán la arcilla a Castellón. Era una buena oferta. Faltan muchos chóferes en este momento y es una buena oportunidad. Yo le dije a la gente del pueblo que se sacara el carné. Pero no hay vivienda. Tenemos 360 acometidas de agua y aquí solo hay 100 casas ocupadas todo el año. El resto no la quiere alquilar ni vender porque hace un uso vacacional y es muy respetable, y se están arreglando muchas que también generan economía. Pero no tenemos vivienda. Estoy cansado de hablar con la Administración para que nos subvencionen vivienda pública para nuevos pobladores.

Estercuel es Futuro

-¿Qué opción eligió el alcalde en la encuesta que Estercuel es Futuro extendió por grupos de Whatsapp del pueblo?
-A este pueblo no ha llegado esa encuesta. La han hecho por Internet gente que no vive en Estercuel. Los vecinos no están a favor del impacto de los desmontes, pero reconocen que son necesarios para que haya cierta actividad económica. Hay que ser honestos y no tirar por la borda casi un siglo de minería. No puedes sentirte orgulloso de ser hijo de minero y después criticar la minería. Si no hubiera sido por esta actividad muchas familias no tendrían lo que tienen. Insisto en que hay que reflexionar un poco más sobre lo que se dice.

-¿Tiene el Ayuntamiento alguna otra vía de desarrollo?
-Tenemos en proyecto la central hidroeléctrica de bombeo reversible Gavilán 4, promovida por Atalaya en la Corta Gargallo. Aquí manejamos un empleo inicial de 30 personas durante 30 meses en la construcción. El proyecto presentado al Inaga es de 50 MW aunque la intención es aumentarla al doble. Ambientalmente prácticamente no tiene afecciones porque el hueco de la mina de Endesa, donde iría la balsa más grande -habría otra en una cota superior- ya está hecho. Una vez en operación dicen que solo trabajarán entre cuatro y seis personas, pero nos dejarán unos ingresos impresionantes durante los próximos 75 años. Desde aquí invito a la gente a formarse en renovables porque es el presente y el futuro. Tenemos  200 hectáreas prácticamente planas que son los desmontes que dejó Endesa, que se podrían llenar de fotovoltaica. Solo en licencias de obras ya obtenemos el 2% de la inversión de un millón de euros por megavatio.

-¿Han pensado ya qué harán con ese dinero?
-Estoy esperando a que la gente que se opone a los desmontes presente alternativas.

-Pero gobierna usted.
-Estamos lejos de la carretera general y es difícil traer industria aquí. Si ya cuesta Dios y ayuda llevarla a Andorra, que tiene grandes polígonos, imagine en Estercuel. Pero estamos hablando de proyectos y no descartamos cualquier tipo de negocio.

Corta Gargallo

-¿El hueco de Corta Gargallo no estaba reservado para una galería de tiro pionera y un centro de aventura?
-No está del todo descartado, pero está muy parado. El promotor tenía una concesión de 500.000 euros y la ha devuelto. No nos ha dado ninguna explicación. Tenía todas las bendiciones del Gobierno de Aragón y otros organismos, pero lo ha dejado morir. Este proyecto iba ligado a un campin de segunda categoría para el que el Miner nos concedió 1.465.000 euros, pero hemos tenido que renunciar a él porque no nos atrevemos a montarlo. No sería viable sin el público objetivo del campo de tiro.

-¿En qué situación se encuentra el hotel municipal?
-Sacamos la gestión a licitación hace unos meses pero la retiramos. No hay demasiada gente dispuesta a llevarlo. Buscamos gente formal, que no nos dé problemas. Hemos pedido una subvención para poner energías renovables y abaratar los costes, porque es muy grande. Lo veo ideal para un grupo de jóvenes que se quieran quedar en el pueblo. El hotel ha funcionado y en verano está lleno porque se multiplica por cinco la población.

-¿Tienen alguna inversión en marcha para mejorar la calidad de vida de los vecinos?
-Estamos acondicionando el nuevo centro de la tercera edad, con 120.000 euros del Fondo de Inversiones de Teruel y otros 180.000 euros que intentaremos sacar con el Plan de Obras y Servicios de la Diputación de Teruel o con fondos propios. También nos gustaría darle un repaso al edificio del ayuntamiento, que lleva 40 años sin actuaciones y de eficiencia energética no tiene nada. Además de las instancias municipales, hay tres viviendas.

El redactor recomienda