Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

La Puebla de Híjar quiere potenciar el turismo con la rehabilitación de su estación de tren La Puebla de Híjar quiere potenciar el turismo con la rehabilitación de su estación de tren
Autoridades locales y comarcales, miembros del Centro de Estudios del Bajo Martín y asistentes en general a las Jornadas de Patrimonio centradas en la industria, en la estación de La Puebla. CEBM

La Puebla de Híjar quiere potenciar el turismo con la rehabilitación de su estación de tren

Espera fondos de la Transición Justa para una exposición sobre la Vía Verde y reformar 5 pisos

El Ayuntamiento de La Puebla de Híjar considera “un auténtico tesoro” la Vía Verde de la Val de Zafán y, en su Kilómetro 0, está empeñado en alcanzar el nivel de cicloturismo que en el Matarraña y en Cataluña tiene el antiguo recorrido ferroviario que unió la localidad del Bajo Martín con Tortosa (Tarragona) entre 1942 y 1971. Después de trabajar en el acondicionamiento del trazado en los últimos años, ha presentado un proyecto a las ayudas para proyectos municipales del Instituto de Transición Justa (ITJ) para la rehabilitación del edificio de la estación del ferrocarril, donde ubicaría un centro de interpretación de la vía verde en la planta baja, y reformaría las cinco viviendas de las plantas primera y segunda para su uso como albergue o apartamentos turísticos.

El “proyecto estrella” del municipio para impulsar el turismo tiene un presupuesto de 1.357.618,47 euros. Una inversión que el consistorio confía en arrancar de los 91 millones de euros en subvenciones, con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que el ITJ ha puesto a disposición de las 184 localidades (33 de la provincia de Teruel) incluidas en los Convenios de Transición Justa  para proyectos de infraestructuras ambientales, sociales y digitales. La convocatoria está próxima a su adjudicación tras un periodo de subsanaciones.

Presentado en sociedad

El llamado “plan estratégico de recuperación de la estación (inaugurada en 1879) y su entorno” fue presentado este domingo por el alcalde de La Puebla, Pedro Bello, en el marco de las V Jornadas de Patrimonio que organiza el Centro de Estudios del Bajo Martín (CEBM) este mes. Los asistentes subieron a una de las terrazas del edificio para otear toda la panorámica industrial que se vislumbra desde el barrio de La Estación, desde la azucarera a Aceites Pina, pasando por  Samca o la red de ferrocarril.

El consistorio tiene ya firmado el convenio con Adif, titular del edificio que únicamente se ha reservado el uso de las salas destinadas al control del tráfico ferroviario y pequeñas oficinas para el personal que se encarga del mantenimiento de la infraestructura ferroviaria, que sigue prestando el servicio de transporte de mercancías y pasajeros de la línea Zaragoza-Barcelona.

El objetivo del proyecto de rehabilitación es acondicionar la planta baja como centro de interpretación de la Vía Verde de la Val de Zafán, así como la reforma de las tres viviendas de la planta primera y las dos de la segunda, de entre dos y cuatro habitaciones cada una, lo que permitiría crear al menos 30 plazas de alojamiento según calculó Bello. Estas dependencias estuvieron en su día a disposición de los trabajadores ferroviarios.

El vestíbulo de la estación se acondicionará para albergar el contenido informativo, y se dispondrán espacios auxiliares de uso administrativo, así como un aseo y un vestuario.

Se reformará y ampliará la zona de la escalera para instalar un ascensor que comunique el acceso al edificio desde la plaza Reino de Aragón con el resto de plantas. También se habilitarán dos espacios como almacén de bicicletas al servicio de los visitantes.

El estado del edificio, formado por un cuerpo central de tres plantas de altura y dos cuerpos laterales de dos plantas, es bueno, si bien con el paso del tiempo se ha deteriorado y, especialmente en las viviendas, no se han realizado obras de mejora desde hace mucho, por lo que no reúnen las condiciones de uso y salubridad de una vivienda actual, apunta el proyecto encargado al arquitecto Antonio Jesús Alcantud Clemente. La eficiencia energética será uno de los objetivos  prioritarios de la obra. En total, la superficie útil de todo el edificio es de 636 metros cuadrados. El plazo de ejecución de los trabajos se estima en un año.

Túnel de La Mina, entre La Puebla y Samper de Calanda, uno de los puntos del trazado que recibirá inversión próximamente

Apertura al turismo

Bello se mostró expectante ante la resolución inminente de las ayudas municipales del ITJ, a las que por primera vez La Puebla se ha podido presentar “sin ser municipio Miner” debido a que el área del Convenio de Transición Justa fue ampliada nada más cerrar la central térmica.

Tras invertir alrededor de 200.000 euros en la Vía Verde junto a otras administraciones en los últimos años, “por fin nos decidimos a atacar el edificio”, un “proyecto bonito, con previsión de futuro” en el que el ayuntamiento tiene depositadas muchas esperanzas para la diversificación de la economía local, muy enfocada desde siempre en la industria y el sector primario, pero que ahora pretende abrirse también al turismo.

“Esto podría desestacionalizar mucho el tema turístico y mejorar los servicios de la hostelería local”, dijo Bello, que planteó que las cinco viviendas podrían modularse para albergue, apartamentos turísticos o de otra índole para atender la demanda. En la actualidad, la localidad no tiene oferta de alojamiento, pues el hotel Venta del Barro está cerrado.

La fórmula de gestión todavía está por definir, ya que el consistorio no tirará adelante con el proyecto si no es con estos fondos de Transición Justa. Lo que sí tiene claro es que, en virtud del convenio alcanzado con Adif, “la planta baja nos la quedaremos en alquiler como centro social del barrio de La Estación, para exposiciones culturales o como punto de recepción de eventos como el Tren del Tambor” que recibe la localidad cada viernes santo cargado de turistas.

Importante inversión para un recorrido  ciclable, seguro, señalizado y accesible

La Puebla de Híjar trabaja para conseguir “un recorrido de calidad, seguro, bien señalizado y accesible” en los primeros 3 kilómetros de la Vía Verde, los que van desde el Kilómetro 0, la estación de tren, hasta el enlace con el trazado original de la línea ferroviaria Val de Zafán. El objetivo es que la ruta esté “exenta”, es decir, “que no tenga que convivir con tractores, coches o motos y que presente los menores cruces posibles”, indicó el alcalde, Pedro Bello. Para ello, la localidad y otras administraciones han invertido 200.000 euros más que se suman a otras actuaciones que han tenido lugar desde 2014.

En la actualidad la Comarca del Bajo Martin (con 62.000 euros de fondos Fite para turismo) y el ayuntamiento (25.000 euros de fondos propios) están ejecutando un “anteproyecto” que contempla un nuevo trazado para los primeros 2,6 kilómetros de la Vía Verde y la ejecución de una pasarela, además de mejoras de taludes en término municipal de Samper de Calanda.

Mejora de la Vía Verde ejecutada recientemente

Este nuevo trazado pretende conectar la estación de ferrocarril de La Puebla de Híjar con el comienzo de la plataforma histórica, situada a 2,5 kilómetros, ya que hoy día este primer tramo pasa por una carretera provincial y por un camino rural compartido con los vehículos rodados de los propietarios de las fincas. Se propone de esta manera un nuevo trazado de 2.664 metros de uso exclusivo para ciclistas y senderistas, garantizando la seguridad de los usuarios.

Por otra parte y de forma consecutiva, recientemente ha finalizado otra actuación para la mejora del trazado, en concreto 450 metros más de los que 300 discurren por la plataforma original y el resto son un desvío en paralelo. “Por seguridad y legalidad es necesario separarse”, zanjó Bello. La actuación comprende acondicionamiento de suelo, entubado de acequias y colocación de vallado. Se ha financiado con 30.000 euros de Adibama y otros 25.000 euros del ayuntamiento.

Pendientes de ejecutar están las mejoras en el túnel de La Mina, entre La Puebla y Samper, donde hay que acondicionar el firme, ajustar la cantería en arco de entrada y rehabilitar la bóveda. Con cargo al Fite de turismo que gestiona la comarca, serán necesarios otros 55.000 euros.

Estas actuaciones se suman a otras que se llevan haciendo desde 2014 y en las que han intervenido también otras administraciones como el Gobierno de Aragón, que destinó un taller de empleo al mantenimiento de la Vía Verde, mientras que la Diputación de Teruel también ha contribuido a la mejora del firme.

En 2015 se inauguró el tramo comprendido entre Samper de Calanda y La Puebla de Híjar, de 18.270 metros de longitud, de los cuales 14.700 metros pertenecen al término municipal de Samper de Calanda y el resto al de La Puebla de Híjar.

Bello se mostró ilusionado con la puesta en valor completa de esta infraestructura “que merece la pena porque es un auténtico tesoro y que incluso tiene gran repercusión en el extranjero, como demuestra el reportaje del prestigioso The Guardian”.

El regidor pide ahora al Ayuntamiento de Alcañiz que se esfuerce para llevar adelante su proyecto, por más de un millón de euros, de adecuación del Camino Natural Val de Zafán, resolviendo el cuello de botella que en la actualidad representa el tramo entre Samper de Calanda y Valdealgorfa.

Por otra parte, Bello valoró positivamente la creación del consorcio que impulsa el Gobierno de Aragón para gestionar las Vías Verdes en la provincia. En Teruel existen la de Ojos Negros, que conecta con Valencia; y Val de Zafán, que conecta con el Delta del Ebro. En estos momentos se trabaja para la conexión de ambas mediante otro ramal, la futura Vía Verde de Val de Alfambra, que unirá Teruel con Alcañiz a través de la plataforma de la vía de ferrocarril que nunca funcionó y cuyo punto de partida será la estación de Los Baños de Teruel. El primer tramo cuenta con 1,3 millones de euros de los fondos Next Generation europeos.

La estación es el epicentro de las Jornadas de Patrimonio

La presentación del proyecto estratégico de recuperación de la estación de La Puebla de Híjar y la Vía Verde Val de Zafán es una de las propuestas de las V Jornadas de Patrimonio que organiza el Centro de Estudios del Bajo Martín (CEBM) este mes. El agua y sus usos, la agroindustria, el ferrocarril, la minería y las industrias energéticas copan un programa cuyo epicentro está siendo esta estación de tren. Imitando lo que se ha venido haciendo otros años en las Noches en Blanco, se fletan autobuses desde La Puebla que, coincidiendo con los horarios de trenes que lleguen desde Zaragoza a este municipio, acercan a los interesados a Andorra, Albalate del Arzobispo Urrea de Gaén o Híjar para disfrutar de charlas y exposiciones.

El redactor recomienda