Síguenos
Las atenciones por adicciones se disparan tras la pandemia del covid Las atenciones por adicciones se disparan tras la pandemia del covid
Trabajadoras de la UASA realizan una labor fundamental para el control de las adicciones. Ayuntamiento de Alcañiz

Las atenciones por adicciones se disparan tras la pandemia del covid

La UASA registra en Alcañiz un veinte por ciento de reingresos

La Unidad de Atención y Seguimiento de Adicciones (UASA), servicio de prevención y asistencia psicosanitaria impulsado por el Ayuntamiento de Alcañiz, cumple tres décadas de trayectoria. Lo hace con una situación preocupante tras la conclusión parcial de la pandemia, ya que se ha detectado un incremento notorio en las cifras de consultas y una previsión similar al respecto del número de tratamientos. Un total de 242 personas estaban en seguimiento por parte de la UASA a finales de 2021 y se espera que la vuelta a la rutina vuelva a poner encima de la mesa un nuevo volumen de casos ocultos en los últimos meses por las restricciones del coronavirus; muchos de ellos tendrán que ver con las adicciones al juego y las apuestas online. Sin embargo, en la actualidad, uno de cada cinco pacientes en seguimiento ahora mismo ya pasaron por el servicio anteriormente.

La UASA es un servicio, conveniado con el Gobierno de Aragón, que forma parte de los recursos psicosociales del Servicio Aragonés de Salud en Alcañiz. Trabajan en la UASA, de hecho, cuatro profesionales, una psicóloga sanitaria y una trabajadora social, trabajadoras municipales, y una enfermera y una psiquiatra trabajadoras del Salud.

“Se trata de un modelo de colaboración entre instituciones públicas que funciona, que es viable, que presenta unos resultados muy satisfactorios y que da mucha tranquilidad a la población; la gente sabe que puede acudir a este servicio en cuanto lo requiera”, explicó la concejal de Acción Social del Ayuntamiento de Alcañiz, Ángela Lara.

Perfiles

A pesar de que no existe un perfil sociológico de paciente, la  mayoría de casos se dan en hombres. De hecho, tres de cada cuatro usuarios son varones, muy afectados por el alcohol pero con amplia presencia también de otros estupefacientes y de la ludopatía.

En este contexto, una de las principales líneas de trabajo de las técnicos de la UASA estriba precisamente en acercar su actividad, sus consejos y sus protocolos de prevención a los centros escolares de todo el Bajo Aragón, con los que trabajan codo con codo para poner en marcha actividades que recuerden la importancia de tener cuidado con todo tipo de adicciones, pero sobre todo con el consumo abusivo del alcohol.

“La gente más joven puede ser mucho más susceptible a las adicciones, y tener graves problemas en el futuro”, consideró la concejala de Acción Social del Ayuntamiento alcañizano tras realizar una valoración de las labores llevadas a cabo por la UASA.

El redactor recomienda