Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Los APNs de Aragón piden que no se autorice el Clúster Garraf y alertan del impacto de la eólica en extinción de fuegos Los APNs de Aragón piden que no se autorice el Clúster Garraf y alertan del impacto de la eólica en extinción de fuegos
Imagen de un parque eólico. Archivo

Los APNs de Aragón piden que no se autorice el Clúster Garraf y alertan del impacto de la eólica en extinción de fuegos

La Asociación de Agentes para la Protección de la Naturaleza en Aragón (AAPNA) mostró su preocupación por las  “afecciones” que provocarán algunos de los parques eólicos proyectados en distintas comarcas aragonesas por sus afecciones en los operativos de extinción de incendios y en la avifauna. La agrupación mostró su inquietud especialmente por la implantación de grandes torres eólicas  de generación de energía en las comarcas del Bajo Argón y Matarraña e hizo hincapié en las zonas sensibles a las que afecta el Clúster Garraf, un macroproyecto que auguran tendrá “nefastas consecuencias” y que reclaman no sea autorizado.

Según la AAPNA, “existen algunos emplazamientos de aerogeneradores de determinados parques eólicos en áreas forestales que coinciden con zonas de alto y medio riesgo de incendio forestal y que se ubican en zonas próximas donde ya ha habido grandes incendios que podrían repetirse”, señala la asociación. Se trata de áreas “con alto riesgo de incendio forestal por rayo y que cuentan con elevada superficie fuera de la capacidad de extinción debido a los modelos de combustible presentes, la orografía, accesibilidad, disponibilidad de agua y tiempo de respuesta de los medios de extinción”.

La asociación alerta de que en algunas de las masas forestales sobre las que se han proyectado parques eólicos se han redactado Planes de Defensa contra incendios por la vulnerabilidad que presentan al contar con grandes masas fuera de capacidad de extinción”. En este sentido, la agrupación que reúne a los agentes de protección de la naturaleza advierte de que “la ubicación de esos aerogeneradores supondrá importantísimas limitaciones para los medios aéreos, tanto los de ala rotativa como fija”. Así las cosas, la presencia de las torres eólicas “condicionará el apoyo a los medios terrestres y, por tanto, reducirá la efectividad del Operativo de Prevención y Extinción de Incendios Forestales, con el riesgo que supone para que se desarrollen Grandes Incendios Forestales (GIF), que pueden provocar importantes daños ambientales, materiales y personales”.

La AAPNA se fija en el Clúster Garraf, en el ámbito de la Sierra del Caballo, que afecta a los términos municipales de Alcorisa, Castellote, Berge, Seno y Mas de las Matas. En concreto, señala que existen en este punto 2.500 hectáreas de superficie forestal fuera de capacidad de extinción y donde hay propuestos aerogeneradores cuya alineación coincide con las situaciones sinópticas en las que se han producido los incendios más significativos  en la zona y que son escenarios meteorológicos característicos de Grandes Incendios Forestales (GIF) potenciales.

Por otra parte, los APNs recuerdan el impacto que generan los aerogeneradores sobre la avifauna y los quirópteros, y señalan que “está comprobado el enorme incremento habido de ejemplares ingresados en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Aragón entre el año 2019 y 2020 en áreas próximas a nuevos parques eólicos”. En este sentido, llaman la atención sobre “la tasa de mortalidad para el águila-azor perdicera, especie que se verá seriamente afectada por la instalación de diferentes aerogeneradores en algunos territorios de cría, en lugares próximos a sus zonas de nidificación, con una estimación del 100% de riesgo de colisión”.

Asimismo, la AAPNA también menciona la “brutal transformación del paisaje’ que provocarán “las infraestructuras previstas asociadas a la construcción de los parques eólicos previstos (grandes accesos, soterrado de líneas, instalación de aerogeneradores… )”, al tiempo que se pregunta por la “permanencia en el tiempo de estas estructuras metálicas” tras el periodo de explotación.

El redactor recomienda