Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Empresarios y sindicatos, el pasado viernes en el espacio escénico de Andorra donde el Miteco presentó el concurso. M. N.

Los sindicatos piden "seriedad" a las empresas que opten al Nudo de Andorra

Solicitan al Miteco que priorice la industria productiva que cree empleo

Los agentes sociales piden al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) que esté “vigilante” con que los planes de acompañamiento que presenten las empresas eléctricas para optar al Nudo Mudéjar, de hasta 1,3 gigavatios de nueva potencia renovable, sean “serios” y “no vendan humo”. Reclaman que la instalación de parques eólicos y solares no sea la única alternativa de empleo para la zona y piden que parte de los impuestos que generen los proyectos renovables reviertan en inversión directa en economía productiva en el territorio.

Así lo manifestaron CCOO y UGT después de asistir, el pasado viernes, a la presentación del borrador de las bases para el concurso que ha de regir la concesión de capacidad de acceso de este nudo de Red Eléctrica afectado por el cierre de la central térmica de Andorra, mediante un marco de concurrencia competitiva. En este proceso, el Instituto para la Transición Justa (ITJ) valorará los proyectos asociados a las centrales renovables en el ámbito industrial, del empleo, la formación, los ingresos municipales y otros criterios positivos para la recuperación socioeconómica turolense tras el cierre de las explotaciones de carbón y la central térmica.

“Queremos planes alternativos y no solo placas fotovoltaicas para generar empleo. Que las empresas que opten al nudo no vendan humo porque el empleo que se genera en la construcción de los parques es importante, pero una vez están en operación, para 1.000 megavatios con 15 o 20 personas es suficiente”, manifestó el secretario general de UGT en la provincia, Alejo Galve, que reclamó “seriedad” a las empresas energéticas que opten.

En la reunión del viernes hubo representantes de Endesa, Térvalis, Samca, Forestalia, EDP Renovables, Gamesa, Iberdrola, Grupo Roig y Falck Renewables, además del Clúster de la Energía de Aragón, CEOE, Cepyme, Asociación Empresarial de Andorra y Cámara de Comercio. También se dio cita la Red Aragonesa de Desarrollo Rural, UGT, CCOO, Adibama y el Grupo Arcoiris.

Galve exigió que la empresa o empresas elegidas para desarrollar los proyectos renovables “vengan para quedarse, no solo para adjudicarse la potencia y después venderle los proyectos a otras”, dijo en relación a las prácticas que están realizando algunos promotores en el territorio.

El responsable de UGT indicó que el hidrógeno verde puede generar empleo asociado, pero también la instalación de empresas de componentes renovables o relacionadas con el vehículo eléctrico, así como proyectos agroalimentarios por el cariz de algunas compañías que acudieron a la reunión.

El sindicalista pidió a la directora del ITJ, Laura Martín, que esté “muy vigilante con los planes que presenten las empresas”.

Preguntado por el desmantelamiento de la térmica, en su calidad de presidente del comité de empresa de la instalación industrial que dejó de prestar servicio el 30 de junio de 2020, Galve calculó que en este momento habrá trabajando entre 80 y 90 personas, “casi todas de aquí”, puntualizó. Sin embargo, destacó que los grandes volúmenes de empleo en estos trabajos llegarán “en picos” puntuales cuando haga falta más personal.

Impuestos de sociedades

Por su parte, el secretario comarcal de CCOO en Andorra, Antonio Jiménez, propuso que los impuestos de sociedades que pagan las empresas energéticas en Madrid, donde tienen su sede social la mayoría de los promotores, no solo lleguen a Aragón sino que se inviertan “de forma directa en las zonas afectadas por la implantación de los parques eólicos y fotovoltaicos”, y concretamente se destinen a “economía productiva” en su cien por cien.

Jiménez planteó al Miteco que el Estado juegue “un papel más proactivo y decisivo” en la instalación de proyectos de inversión, y le invitó a estudiar “fórmulas de colaboración y participación” en los mismos, bien sea participando del accionariado o creando un polo público industrial que plantee sus propios proyectos.

Y es que, “hasta el momento, el papel jugado por el Estado como mero subvencionador y facilitador de la industria e iniciativa privada ha fracasado en su intento de generar una alternativa al monocultivo de las industrias extractivas y de la producción de energía”, indicó Jiménez.

Para CCOO, es importante que no se cometan “los errores del pasado y el presente como ha sido y es la gestión de los fondos Miner y Fite”, pues en su opinión están basados “en la creación de infraestructuras o la subvención de proyectos que más que orientados a la generación de una economía productiva se han dedicado al desarrollo de iniciativas basadas en el cemento y la temporalidad y que en sí mismas no han generado empleo”.

Además, para CCOO la Universidad “debe y puede jugar un papel clave en el desarrollo de ideas, proyectos y planes para la reindustrialización ordenada y planificada democráticamente del modelo productivo que este país necesita y así se ha encargado de demostrar la pandemia”, con el fin de “recuperar  nuestra soberanía productiva y tecnológica para dejar de ser un país dependiente al albor de los vaivenes de la economía mundial”.

El redactor recomienda