Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Paisajes de Teruel pide que la línea Íberos-Mudéjar se evalúe con sus parques eólicos Paisajes de Teruel pide que la línea Íberos-Mudéjar se evalúe con sus parques eólicos
En naranja, eólicas en tramitación en el entorno de la LAAT; en azul ZEPAs; en rojo Áreas Críticas de Aquila Fasciatus. Idearagon

Paisajes de Teruel pide que la línea Íberos-Mudéjar se evalúe con sus parques eólicos

La Plataforma vuelve a denunciar fragmentación y subjetividad en sus alegaciones a la LAAT

La Plataforma en defensa de los Paisajes de Teruel pide al Gobierno de Aragón que no autorice la construcción de la línea aérea de alta tensión (LAAT) de 220-400 kilovoltios (kV) que las promotoras de proyectos renovables Forestalia y Enel Green Power proyectan para evacuar la energía de seis centrales eólicas previstas en Ejulve, La Zoma, Gargallo, Aliaga y Molinos.

La línea, de 33,4 kilómetros de longitud y un total de 111 apoyos, atravesará término municipal de Ejulve, Molinos, Berge, Los Olmos, Alloza y Andorra con la finalidad de evacuar en la subestación eléctrica de transformación (SET) Mudéjar Promotores, en Andorra, la energía producida en los aerogeneradores de los parques Íberos, Majalinos I, Guadalopillo I y II, Tosquilla y El Bailador. En su conjunto, entre el proyecto de Endesa (el primero) y los cinco de Forestalia suman una potencia instalada de 298 megavatios (MW).

Es por ello que una de las alegaciones de la Plataforma consiste en que la LAAT forma parte de un proyecto mayor y, por tanto, debería ser evaluada como parte del conjunto. “Es un truco engañoso presentar sólo la pata de una gran mesa: una sola parece que molesta poco, pero si sumamos todas las patas de esta gran mesa y la superficie que abarca en su conjunto, entonces se aprecian mejor los impactos reales y permite entender el riesgo de hipotecar otros usos del territorio”, indica la Plataforma en su web.

Fragmentación

La Plataforma considera “clara” la fragmentación del proyecto “al no haberse tramitado conjuntamente centrales eólicas, SET y líneas de evacuación necesarias para que estas centrales sean realmente funcionales por sí mismas”. Lamenta que “no considere las afecciones que las centrales pueden provocar en su conjunto sobre el entorno, el paisaje, la Red Natura 2000, las especies catalogadas, el Parque Cultural del Maestrazgo, el Geoparque del Maestrazgo y sobre todas las actividades socioeconómicas del territorio existentes y en armonía hasta ahora y que han permitido el desarrollo de la población local”. Por ello, solicita que la evaluación de impacto ambiental (EIA) considere de forma conjunta y pormenorizada todos estos aspectos.

Por otra parte, la Plataforma no comprende por qué para las centrales eólicas Tosquilla, El Bailador y Guadalopillo II, para las que aún no se ha hecho público su proyecto, se requiere otra LAAT, la “400 kV DC Apoyo 62 LAT Íberos-Mudéjar Promotores-SET Cámaras”, promovida en solitario por Forestalia.

"Este sin sentido agrava los problemas que la fragmentación de proyectos de este tipo suponen para realizar una evaluación adecuada del proyecto y por ello se sugiere que esta LAAT no sea autorizada mientras no se presente un proyecto conjunto de todas las instalaciones y se tramite en el organismo ambiental que corresponda”, esgrime.

El movimiento paisajista dice estar a favor de las energías renovables y apoyar el proceso de transición ecológica, si bien niega que esta sea viable de este modo. “No podemos pretender que el paisaje se llene de molinos de viento y líneas de muy alta tensión sacrificando valores naturales esenciales. Se debe dar una apuesta por la eficiencia energética, como se reconoce expresamente en el PNIEC (Plan Nacional Integrado de Energía y Clima)”, alega.

Aves en peligro de extinción

La Plataforma ha detectado en el estudio ambiental del proyecto de la LAAT omisiones, valoraciones de datos de campo erróneas, subjetivas o insuficientemente razonadas sobre las especies y sus poblaciones, especialmente aves y quirópteros, así como de los impactos visuales y sobre el medio natural.

Por ejemplo, argumenta, “el hecho de no haberse incluido la presencia del Quebrantahuesos en la zona de estudio lleva a la conclusión de que o el estudio oculta información o el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad no ha cumplido con sus obligaciones de aportar toda la documentación solicitada al promotor”.

Echa de menos la Plataforma un apartado específico para la evaluación de las repercusiones del proyecto sobre espacios Red Natura 2000 que incluya los impactos, las correspondientes medidas preventivas, correctoras y compensatorias y su seguimiento. También pide más concreción sobre afecciones a otras especies protegidas por estar en peligro de extinción como el Águila Perdicera, el Alimoche, el Águila Real, el Halcón Peregrino, el Águila Culebrera, el Buitre Leonado o la Alondra Ricotí.

Alega también que el riesgo de incencio forestal en la central eólica Íberos está considerado como alto. Además, duda de que la legislación ampare la construcción en lugares quemados por incendios de hace solo 12 años.

También hace consideraciones urbanísticas; sobre la red de senderos turísticos; las afecciones al patrimonio cultural, al Parque Cultural del Maestrazgo y al Geoparque; referencias a los Mapas del Paisaje; monte público; viales de acceso y el movimiento de tierras, acumulación de proyectos en la provincia y su carácter contrario a la Estrategia de Ordenación Territorial de Aragón o incumplimientos del Plan de la Energía de Aragón 2013-2020.

En definitiva, la Plataforma pide más rigor y propone al Gobierno de Aragón que sea considerada la alternativa 0 o que no sea autorizado el proyecto hasta que no comprenda el compendio de infraestructuras previstas.

Cuatro circuitos

El órgano competente para resolver la autorización administrativa previa y de construcción de la LAAT es la Dirección General de Energía y Minas del Gobierno de Aragón, previa declaración de impacto ambiental a emitir por el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental.

Según figura en el proyecto de LAAT, “con objeto de reducir la huella medioambiental y buscar sinergias para la evacuación de la energía de los parques eólicos situados en varios de los municipios de las cuencas mineras” se ha desarrollado un acuerdo entre los promotores de las centrales en el que se recoge el alcance de las infraestructuras de evacuación 220-400 kV compartidas afectadas, y se deja un circuito de reserva (400 kV).

De esta forma, el circuito 1 a 220 kV es de uso exclusivo del parque Íberos, el circuito 2 a 220 kV es de uso compartido entre las centrales Guadalopillo I y Majalinos I, el 3 a 400 kV lo comparten los proyectos Guadalopillo II, Tosquilla y El Bailador, y el 4 a 400 kV es exclusivo de la mercantil Forestalia Renovables SL.

Oposición al Clúster Begues por “indefinido y confuso”

La Plataforma a favor de los paisajes de Teruel presentará también alegaciones ante la Subdelegación del Gobierno en Teruel para que no se materialice el proyecto Clúster Begues, que comprende cuatro centrales eólicas de 49,5 MW cada una y una fotovoltaica que afectan a 11 municipios turolenses y uno zaragozano, además de siete subestaciones eléctricas de transformación y una línea de alta tensión de más de 300 kilómetros que une dichas centrales con Begues, una localidad situada cerca de Barcelona capital.

“A lo anterior hay que añadir 14 centrales eólicas más, con casi 700 MW en conjunto, proyectadas a caballo entre Teruel y Zaragoza, que han sido presentadas por Forestalia en expediente aparte aunque forman parte del mismo macroproyecto”, asegura la Plataforma. De modo que las centrales se ubicarían “en el territorio que resulta de unir Calamocha con Campo de Belchite e Híjar”, mientras que las líneas “van desde las primeras centrales de Calamocha hasta el Bajo Aragón para pasar a Tarragona y Barcelona”.

El proyecto apareció publicado el pasado 28 de julio en el Boletín Oficial del Estado. En concreto, comprende el parque solar fotovoltaico Jaime I, de 40 MW, entre Lechón (Zaragoza) y Cucalón, y su infraestructura de evacuación asociada en las provincias de Barcelona, Tarragona, Teruel y Zaragoza.

Se suman los parques eólicos El Pelado (38,5 MW), en Allueva, Bea, Calamocha y Fonfría, y su infraestructura de evacuación asociada en la provincia de Teruel; Honos (49,5 MW), en Vivel del Río Martín, La Hoz de la Vieja, Segura de los Baños y Maicas; Lera (38,5 MW), en Salcedillo, Allueva y Fonfría; y San Vicente (49,5 MW), en Cucalón, Lanzuela, Bea y Lagueruela.

La Plataforma ha creado un formulario de alegaciones breves para que los particulares que se consideren afectados puedan personarse en el proceso. Se fundamentan en que los proyectos se presentan con “indefinición y confusión” en su documentación.

También argumentan que los vecinos y propietarios no han sido informados; que se prevén graves afecciones al paisaje por los aerogeneradores de 200 metros, las torres de entre 31 y 48 metros, las pistas y las subestaciones; que los proyectos afectan a la ZEPA Desfiladero del Río Martín y a los ZEC Parque Cultural del Río Martín y Fonfría; que se van a ver afectadas amenazadas; y que quieren seguir apostando por el ecoturismo o la agroindustria sostenible.

El redactor recomienda