Síguenos
Presentan una demanda patrimonial por el accidente de la hoguera de Castelserás Presentan una demanda patrimonial por el accidente de la hoguera de Castelserás
El chopo de la hoguera, antes de ser cortado

Presentan una demanda patrimonial por el accidente de la hoguera de Castelserás

La víctima, que recibió un golpe en la cabeza, tiene la invalidez absoluta debido a las secuelas
La familia de Gerardo Correa, el hombre que el 19 de enero de 2019 recibió en la cabeza el impacto de un tronco de la hoguera de Castelserás, ha presentado una demanda patrimonial contra el Ayuntamiento de 309.243 euros. Correa, que permaneció 17 días ingresado en la UCI del hospital Cínico, sufre secuelas físicas y neurológicas irreversibles (corroboradas por un informe del Servicio de Neurología del Salud), la Seguridad Social le ha reconocido la Invalidez Absoluta Permanente y el Servicio Aragonés de Servicios Sociales (SASS) una incapacidad del 54%.

Este enero se ha cumplido tres años de los hechos. Correa acudió con su familia a la quema de la hoguera de Castelserás, protagonizada por un chopo que suele superar los 20 metros de altura (aquel ejemplar llegaba a los 24) y que se tala cuando las llamas de la hoguera han disminuido en intensidad. El demandante se encontraba en la zona habilitada para el público cuando, al ser talado, una parte del árbol cayó sobre una vivienda y una rama salió disparada hacia la zona donde se encontraba el público, golpeándole en la cabeza.

Tras ser estabilizado en el lugar de los hechos, una ambulancia procedente de Alcañiz (no había ninguna en el pueblo aquella noche) lo trasladó de manera urgente al Hospital de Alcañiz, desde donde se le derivó a la UCI del Hospital Clínico.

Hasta julio del año pasado la familia no pudo conocer de manera certera el alcance real de las secuelas, que han afectado al lado izquierdo del cuerpo. El demandante sufre espasticidad en la mano, la pierna y el dedo gordo del pie, lo que le genera una cojera permanente. Desde un punto de vista neurológico, presenta problemas de compresión, ha perdido prácticamente la memoria a corto y medio plazo, a lo que se suman otros problemas de la misma índole, entre ellos ansiedad o autoagresividad, según confirmó Cristina Gómez, esposa de la víctima.

La familia ha esperado hasta tener los informes oficiales de reconocimiento de la incapacidad permanente e invalidez para presentar la reclamación patrimonial contra el Ayuntamiento de Castelserás, que ha derivado el
expediente a la aseguradora con la que en 2019 tenía contratado el seguro de responsabilidad civil. Según detalló Gómez, durante estos tres años “nos hemos hecho cargo de todos los tratamientos que ha recibido mi marido, desde la rehabilitación, primero en el hospital y luego en un gimnasio particular, pasando por la medicación crónica con antidepresivos y relajantes musculares, así como la que necesita para superar las jaquecas y los dolores de cabeza”. A esto habría que añadir los tratamientos neurológicos recibidos en Zaragoza, Alcañiz y ahora en la Asociación Los Calatravos, según detalló.
Gerardo Correa continúa además recibiendo tratamientos por infiltración para reducir las secuelas físicas, al resultar la medicación oral que tomaba ineficaz.

Una persona distinta


Con todo, lo que acreditan los informes del SASS y de la Seguridad Social es que los hechos han cambiado por completo la vida de Correa, tal y como confirma su esposa. “Mi marido es otra persona, le ha cambiado la vida por completo, a él y a su familia; aparentemente es una persona normal, porque la gente lo ve caminando por la calle cuando sale a pasear con el perro, pero esa no es la realidad”, enfatizó. Gómez se lamentó de la “facilidad con la que la gente juzga; ven a una persona caminar por la calle con su perro y ya piensan que está todo bien, cuando realmente mi marido no puede trabajar bajo presión por las secuelas psicológicas que le ha dejado el accidente, cuando lo que él y todos querríamos es que pudiera hacer vida normal”. El día a día, añadió, “se ha convertido en una lucha diaria, para él y para todos, porque son secuelas permanentes.

Por otra parte, Gómez indicó que “nuestra demanda se ha presentado aportando el informe de un périto contratado por nosotros, ya que no hemos tenido acceso al peritaje que realizó la aseguradora del Ayuntamiento”. De hecho, lamentó que “desde la presentación de la demanda ni siquiera nos han contestado”.

Abierto expediente


Desde el Ayuntamiento de Castelserás, el alcalde, Óscar Soriano, confirmó que la demanda de responsabilidad patrimonial se presentó el 17 de enero. “Abrimos expediente administrativo y  se ha trasladado la información al seguro que teníamos en 2019, que será el que tiene que contraperitar y llegar a un acuerdo con Gerardo”. Según Soriano, “lo que el Ayuntamiento quiere es que las cosas se lleven con sentido común y de forma responsable”.

El Ayuntamiento de Castelserás modificó el seguro de responsabilidad civil después del accidente de 2019, incluyendo en el redactado la celebración de las hogueras de San Antón y de San Sebastián. Preguntado por el motivo del cambio de aseguradora, señaló que “se produjo porque la empresa nos comunicó después del accidente que quería dejar de trabajar con nosotros, por lo que procedimos a firmar una nueva póliza de seguro que recogiera las dos hogueras y en la que se incluyen algunas medidas de seguridad adicionales, tal y como nos reclamó la aseguradora actual”

El redactor recomienda