Síguenos
La Feria del Libro cierra con unas 2.600 ventas y recupera las cifras previas a la pandemia La Feria del Libro cierra con unas 2.600 ventas y recupera las cifras previas a la pandemia
El público aprovechó los últimos momentos de la tarde para hacer las últimas compras en la Feria del Libro y el Cómic. Bykofoto / Antonio García

La Feria del Libro cierra con unas 2.600 ventas y recupera las cifras previas a la pandemia

Los organizadores hacen un balance muy positivo del evento
Cruz Aguilar

Los asistentes a la VII Feria del Libro y el Cómic de Teruel, celebrada este fin de semana, compraron entre uno y tres libros y situaron el volumen de ventas en los niveles del año 2019, previo a la pandemia. Así lo aseguraron los organizadores de la misma, quienes se mostraron contentos por haber recuperado el pulso de un evento que ya está plenamente consolidado.

El director de la Feria del Libro, Joaquín Guillén, hizo un balance muy positivo tanto de la afluencia como del interés por parte del público. Cifró en alrededor de 2.600 ejemplares los libros vendidos durante los días de la muestra, una cantidad que es similar a la de las ediciones previas a la covid.

El presidente de la Asociación de Libreros de la provincia de Teruel, Tomás Cirujeda, también hizo un balance muy positivo de esta VII edición y aseguró que se ha recuperado “el pulso de 2019”. Señaló que han detectado “muchas ganas de comprar” entre los asistentes y eso que, recordó, el Día del Libro es una fecha muy cercana.

En opinión de Guillén, el evento ha sido un éxito y buena parte del mismo se debe a la presencia de autores con mucho tirón y cercanos al público, como el turolense Javier Sierra o los aragoneses José Luis Corral, David Guirao, Ana Alcolea o Rosario Raro. También destacó la presencia de la escritora valenciana Alice Kellen, que aunque acudió solo para firmar ejemplares, atrajo a lectoras de lugares más alejados como Alcañiz o Daroca. Esta autora fue, junto con Sierra, los que más libros firmaron a tenor de las largas colas que se formaron junto a sus mesas de rúbrica.

Las presentaciones de libros se traducen siempre, según dijo Cirujeda, en un aumento del interés por los títulos de esos autores y “se nota mucho cuando un escritor presenta”. Indicó que hay plumas que tienen un público fiel, y puso a modo de ejemplo al premio Planeta turolense.

Una de las novedades de esta VII edición ha sido el aumento de casetas y la incorporación de una dedicada a la poesía, que ha llegado de la mano de la Editorial Olifante. También la novela gráfica ha tenido un lugar importante a lo largo de todo el fin de semana, en el que se presentaron trabajos de gran relevancia en el sector editorial como La pirámide inmortal, de Norma Editorial y basada en la novela homónima de Javier Sierra, o Chomón, el mago de la luz, con textos de Queco Ágreda e ilustraciones del andorrano Roberto Morote.

El certamen ocupó en esta VII edición toda la Glorieta, con actividades y presentaciones continuas y la participación de medio centenar de autores. Esta fue una de los puntos fuertes de una muestra que dio un salto cualitativo y cuantitativo ya en su tercera edición, donde se notó “la consolidación” de la misma, lo que se tradujo en un incremento en el número de libros adquirido por cada uno de los asistentes.

Alejandro Corral, firmando su último libro a dos lectoras

La Feria del Libro y el Cómic de Teruel tiene como elemento diferenciador “el cariño con el que el público trata al librero, al editor y al autor”, especificó el director del evento. En este sentido también se pronunció la editora Maria Heredia, de El Gato Negro, quien señaló que en la ciudad encuentran a unos lectores fieles de los que ya conocen hasta sus gustos.

Una de las autoras que presentó con el Gato Negro fue Lucía Becada, maestra de Educación Infantil y autora del cuento infantil Mis princesas de las bragas de fresa, quien destacó que el cuentacuentos que hizo ayer es en el que más cómoda se ha sentido: “He estado muy arropada, me he encontrado como la maestra que soy, disfrutando”, dijo.

Entre los autores que ayer presentaron sus obras estaban el escritor de novela histórica José Luis Corral, con Matar al Rey, y su hijo Alejandro Corral, que habló de La Dama del Prado, su última novela, ambientada en la época contemporánea y en la que uno de los elementos clave es la copia anónima que hay en el Museo Del Prado de la Mona Lisa de Leonardo Da Vinci.  Alejandro Corral reconoció que en esta nueva novela, de género negro, utiliza lo aprendido de arte con su obra anterior, Desafío en Florencia. El autor se mostró muy contento con el público de Teruel, entre lo s que tiene “lectores desde el primer libro” y aseguró que “es precioso reencontrarte con ellos con motivo de una nueva obra”, dijo.

Entre los que presentaron libro ayer está el veterinario Gonzalo Giner, quien habló de Entre amigos, realizado a partir de anécdotas “que se viven cada día en las clínicas veterinarias”. Durante el acto leyó algunas de ellas, haciendo reír a los asistentes.

Morote, en la feria. Bykofoto

Morote y Ágreda dan luz y mucho color   a Chomón

Segundo de Chomón no tenía cómic propio hasta ahora, que Roberto Morote ha ilustrado los textos de Queco Ágreda dando forma entre ambos a Chomón, el mago de la luz, de GP Ediciones.  El dibujante andorrano Roberto Morote reconoce que lo hicieron como una forma de reivindicar la figura del cineasta. En su opinión, esta publicación puede contribuir a dar a conocer a Chomón entre los jóvenes porque “el cómic tiene un lenguaje propio y unas características” que ayudan a que los adolescentes se inicen en la lectura.

La elaboración del texto para la novela gráfica entrañó una gran complejidad puesto que en pleno proceso de gestación hubo cambios con respecto a la biografía de Segundo de Chomón, a raíz del trabajo desarrollado por el investigador turolense Iván Núñez. “Salieron muchos datos que ocntradecían los anteriores y Queco Ágreda lo cambió”, especificó Roberto Morote.

Morote señaló que para la realización de las viñetas se documentó sobre los lugares en los que pudo estar Chomón y las vestimentas que había en la época, algo que ahora con internet reconoció que no entraña gran dificultad. Reivindicó a su vez el papel que tiene el cómic y la novela gráfica en imbuir el interés por la lectura al público infantil y juvenil. Recordó que cada vez hay más investigadores y expertos que realizan guías didácticas con el fin de convertir los cómics en herramientas para la docencia.

El redactor recomienda