Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Lugnastar hace vibrar a Villastar con la música celta para recordar su pasado Lugnastar hace vibrar a Villastar con la música celta para recordar su pasado
Esfuria Tronadas animó el pasacalles matinal por las calles de Villastar, ayer sábado. Javier Escriche

Lugnastar hace vibrar a Villastar con la música celta para recordar su pasado

Los conciertos del festival se complementan con un mercadillo de oficios prerromanos
Villastar disfruta de un intenso fin de semana con la cultura prerromana como protagonista. La tercera edición del Festival de Música Celta Lugnastar conjuga los conciertos con actividades para dar a conocer la vida cotidiana de celtíberos e íberos, al mismo tiempo que se pone en valor la riqueza patrimonial del Santuario de Peñalba.

Tras las dos primeras ediciones del festival que estuvieron marcadas por las restricciones sanitarias a las que obligaba la pandemia de coronavirus en 2020 y 2021, en esta ocasión ya se ha recuperado la normalidad y un ambiente más festivo con la instalación de una barra y sin necesidad de que los asistentes a las actuaciones estén sentados.

El presidente de la Asociación Cultural El Santuario Celtíbero de la Montaña Escrita de Peñalba, Jesús Martín, comentó que en las dos primeras ediciones la situación sanitaria hizo que la participación fuera sobre todo local y que ahora por fin se puede lograr “abrirse hacia fuera” y recibir a público de otros lugares.

El representante de esta entidad recordó que la programación ha sido posible gracias al apoyo del Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial y el propio Ayuntamiento.

El alcalde de Villastar, Luis Antonio Martín, destacó que se ha podido ofrecer un programa más completo, de jueves a domingo y con una gran variedad de actos. El responsable municipal reconoció que este fin de semana hay fiestas en muchos pueblos pero subrayó que el Lugnastar es una oferta diferente y “alternativa” centrada en la música celta. Confió en que el festival pueda tener continuidad, aunque no descartó la posibilidad de modificar las fechas de celebración.

José Antonio Martín recordó, además, que esta propuesta cultural es una acción más de las que se están impulsando en el municipio para poner en valor el santuario de esta localidad que tiene gran relevancia por la presencia de escritura celtíbera. “Hemos tenido dos
talleres de empleo. Hemos arreglado un local y se ha acondicionado el sendero”, destacó el alcalde que recordó que tienen más proyectos como la puesta en marcha del centro de interpretación y la colocación de carteles con códigos QR para que los visitantes puedan obtener toda la información sobre el santuario.

El presidente de la Asociación Cultural de Peñalba explicó que son 180 socios y que trabajan para la conservación y la promoción de este bien patrimonial. Jesús Martín señaló que en julio visitaron el yacimiento investigadores de la Universidad de Zaragoza con los que se confía en poder seguir colaborado para nuevas acciones a largo plazo.

La jornada central del festival fue la del sábado. Durante la mañana se pudieron conocer las actividades tradicionales de los íberos a través de un mercadillo dinamizado por la Asociación Sedetanos de El Cabo de Andorra. “Representamos la vida cotidiana de los íberos a través de los oficios”, explicó el presidente de esta entidad, Emilio Gracia.

Se pudo ver cómo se trabajaba en aquella época con el telar, con la cerámica, el esparto, la molienda del trigo, la forja, la carpintería o la realización de cañizos con caña.

“Estamos encantados de colaborar con este festival porque nos gusta la recreación histórica, somos un grupo de amigos de distintas edades desde niños a personas mayores y nos encanta ir a los sitios”, añadió Gracia.

La propuesta cultural es muy bien acogida por los vecinos de Villastar y por aquellas personas que tienen en el municipio su segunda residencia, como Lucía Pérez que vive en Valencia y pasa el verano en este municipio. “Me encanta todo lo que sea la actividad cultural. Está muy bien la música celta y también subir a Peñalba”, destacó y señaló que ya había participado el año pasado cuando se había realizado una actividad de observación de estrellas.

El grupo Esfuria Tronadas animó este peculiar mercadillo con su pasacalles que sirvió de anticipo a los ritmos que se escucharían posteriormente en la plaza de Villastar.

Por la tarde llegó la hora de los conciertos. A las 19.30 horas actuó el grupo de Cáceres Groovy Celtic Band y a media noche fue el turno de los vallisoletanos Tryquel. La música celta continuó después con la discomóvil de Paco Nogue.

El viernes había sido el turno de los artistas turolenses con las actuaciones de Lugh y Gaitericos que estuvieron muy animadas y el festival se clausurará este domingo con el concierto del grupo Túa de Murcia, a las 18.00 horas.
Con el objetivo de dar a conocer el Santuario de Peñalba, el Lugnastar arrancó con la peregrinación a este yacimiento celtíbero que culminó con un ritual dedicado a los cuatro elementos: tierra, fuego, agua y aire que realizó Carolina Aldana, profesora de yoga y meditación.

Esta sacerdotisa celta también fue la encargada el viernes de una ceremonia de renovación de votos matrimoniales en la que participaron varias parejas.

De esta forma Villastar recordó su pasado celtíbero y puso de relieve la gran importancia de su santuario.

 
  • 413_img-1428.jpg
  • 413_img-1546.jpg
  • 413_img-1473.jpg
  • 413_img-1440.jpg
  • 413_img-1392.jpg
  • 413_img-1504.jpg
  • 413_img-1405.jpg
  • 413_img-1482.jpg
  • 413_img-1400.jpg
  • 413_img-1389.jpg
  • 413_img-1459.jpg
  • 413_img-1493.jpg
  • 413_img-1428.jpg
  • 413_img-1546.jpg
  • 413_img-1473.jpg
  • 413_img-1440.jpg
  • 413_img-1392.jpg
  • 413_img-1504.jpg
  • 413_img-1405.jpg
  • 413_img-1482.jpg
  • 413_img-1400.jpg
  • 413_img-1389.jpg
  • 413_img-1459.jpg
  • 413_img-1493.jpg

El redactor recomienda